Cómo ‘Friends’ ayuda a que gente de todo el mundo aprenda inglés

Falso o verdadero: En el programa de televisión “Friends”, Mónica Geller fue invitada a la boda de Rachel Green.

Cómo ‘Friends’ ayuda a que gente de todo el mundo aprenda inglés
Kim Sook-han, una YouTuber muy conocida por sus videos de enseñanza de inglés, en Bucheon-si, Corea del Sur, el 29 de mayo de 2021. Foto Prensa Libre: Chang W. Lee/The New York Times

La pregunta es parte de un examen de inglés para estudiantes de todo el mundo en San José, California, el cual está basado totalmente en el episodio piloto de la serie. Lo diseñó Elif Konus, una maestra de Turquía que en una ocasión se dio un atracón de episodios de “Friends” para mejorar su inglés.

La clase y los hábitos televisivos de la maestra son ejemplo de un fenómeno internacional que surgió en los noventa y ha perdurado por varias generaciones: a los jóvenes que no son hablantes nativos de inglés les gusta aprender el idioma con ayuda de la exitosa serie.

Diecisiete años después del episodio final de “Friends”, los estudiantes y los profesores dicen que el programa, que sigue viéndose mucho en reposiciones o emisión en continuo en todo el mundo, funciona bien como un recurso de aprendizaje. Quizá los pantalones de mezclilla de papá y los teléfonos inalámbricos se vean pasados de moda, pero las tramas —enamorarse, comenzar una profesión y otros momentos decisivos en la vida de una persona joven— siguen siendo sumamente relacionables.

“Es muy entretenido en comparación con otras comedias de situación, y trata temas universales”, comentó Konus, de 29 años, desde su casa en Monterey, California. “Si me preguntas, yo creo que los temas les llegan a todos”.

A lo largo de los años, varias celebridades de renombre han dicho que aprendieron inglés viendo “Friends”. La lista incluye a Jürgen Klopp, el entrenador de fútbol alemán que dirige al Liverpool en la Premier League inglesa; varios jugadores de las Grandes Ligas de Béisbol cuya primera lengua es el español, y Kim Nam-joon, líder del grupo de pop surcoreano BTS.

“En ese momento yo me sentía una víctima, pero ahora soy el afortunado, gracias a mi madre”, le dijo Kim, que usa el nombre artístico RM, a la presentadora de televisión Ellen DeGeneres en 2017. “Compró todas las temporadas”.

El episodio del reencuentro de “Friends” que se estrenó el jueves en HBO Max incluyó una aparición de los integrantes de BTS y escenas del programa que se habían traducido al francés, el japonés y el español. Admiradores de todo el mundo, desde Ghana hasta México, también recordaron cómo el programa les ayudó a lidiar con dilemas o tragedias personales.

Medir la popularidad de “Friends” como un recurso de enseñanza de lengua es una ciencia inexacta porque muchísimas personas lo ven fuera de las aulas. Sin embargo, los profesores, los estudios académicos y los datos sobre las páginas vistas sugieren que el programa todavía tiene muchos seguidores entre los estudiantes de inglés.

“Llevo 13 años en YouTube y no todo ese tiempo he publicado contenido sobre ‘Friends’”, dijo Rachel Smith, fundadora del sitio de aprendizaje Rachel’s English, con sede en Filadelfia. “Pero sin duda nunca he sentido que el momento para hacerlo ya haya pasado”.

Un reflejo de lo anterior es que, en promedio, los videos de aprendizaje basados en “Friends” que Smith publicó en 2019 han recibido muchas más vistas por día, 839 para ser exactos, que los videos sobre otros programas o películas. Después de Estados Unidos, los mercados más populares para sus videos en general son Vietnam, India, Brasil, Japón, Filipinas y Corea del Sur.

Smith dijo que otros programas de televisión famosos también pueden servir para el aprendizaje, pero con frecuencia son demasiado específicos para los hablantes no nativos del inglés. El humor de “Seinfeld” a veces es muy crudo y particular de Nueva York, por ejemplo, mientras que “The Big Bang Theory” podría parecer “algo muy ñoño y científico”.

“Algunos otros programas sí funcionan”, mencionó. “Pero ‘Friends’ parece tener el toque mágico que es aún más atractivo”.

Fanáticos y profesores de tres continentes hacen eco de ese sentimiento; dicen que “Friends” es la amalgama casi perfecta de un inglés fácil de entender y situaciones de la vida real que son familiares incluso para personas que viven a mundos de distancia del West Village de Manhattan.

Algunos admiradores dijeron que podían decir con exactitud cuándo vieron “Friends” por primera vez y dónde estaban.

Konus enseñaba inglés hace seis años en una academia militar en Ankara, Turquía, cuando vio que su compañera de apartamento no dejaba de reírse mientras veía “Friends” en una computadora portátil. Konus dijo que empezó a verlo “sin parar” y aprendió mucho más inglés de lo que había aprendido en años de clases basadas en gramática.

Cómo ‘Friends’ ayuda a que gente de todo el mundo aprenda inglés
Elif Konus, una maestra de Turquía que se dio un atracón de “Friends” para mejorar su propio inglés y ahora incorpora el programa en sus lecciones de enseñanza de inglés, en su casa en Pacific Grove, California, el 28 de mayo de 2021. Foto Prensa Libre: Nic Coury/The New York Times

Jamie Ouyang, de 30 años, descubrió el programa durante su último año de preparatoria en el centro-sur de China cuando compró un paquete de varias temporadas en su ciudad natal de Changsha por unos 15 dólares. Se enganchó desde el primer episodio, en el que Rachel, interpretada por Jennifer Aniston, conoce a los otros personajes; entra en escena con su vestido de novia luego de haber dejado a su novio en el altar.

Ouyang, que fue a la universidad en Ohio y ahora trabaja como productora de cine en Pekín, dijo que “Friends” le dio la confianza necesaria para entablar charlas casuales con los estadounidenses. Añadió que fue reconfortante ver a Rachel cometer errores gramaticales en su currículum.

“Pero Rachel también maduró mucho: le iba bien en su trabajo y encontró su propio camino”, señaló Ouyang. “Con el tiempo, me di cuenta de que ya no se burlaban de su gramática. Me fijé en eso”.

“Friends” tal vez haya perdurado como una herramienta de enseñanza en parte porque el internet lo ha vuelto accesible para nuevas generaciones de admiradores. YouTube, especialmente, les permite a los hablantes no nativos ver cortos sin tener que comprar DVD piratas bajo un puente, por ejemplo, como lo hizo Ouyang en China hace 12 años.

Otra razón, conjeturó Ángela Larrea Espinar, profesora del departamento de estudios anglosajones de la Universidad de Córdoba, en España, es que la gente que da clases de lenguas extranjeras poco a poco ha cambiado durante las últimas dos décadas de un enfoque “comunicativo”, con énfasis en la gramática, a uno que fomenta la reflexión y el entendimiento transcultural.

“La cultura es algo difícil de enseñar y, si te basas en los libros de texto, lo que obtienes son estereotipos”, afirmó.

A fin de no caer en la trampa de los libros de texto, Konus, la maestra de inglés que vive en California, diseñó temarios sobre el episodio piloto de 1994. Además de la pregunta sobre si Mónica, interpretada por Courteney Cox, fue invitada a la boda de Rachel (respuesta: falso), hay ejercicios que les piden a los estudiantes que analicen escenas, frases idiomáticas y las motivaciones de los personajes.

¿Por qué Rachel respira con ayuda de una bolsa de papel, por ejemplo? ¿Y qué quiere decir Mónica cuando le dice a Joey Tribbiani, interpretado por Matt LeBlanc, “stop hitting on my friend”? (Respuestas: “Está asustada por su decisión de vivir por su cuenta” y “Tratar de iniciar una conversación con alguien que te atrae”).

Después de una clase, una estudiante turca comentó que el inglés de su maestra no sonaba como el de un nativo exactamente, pero tampoco tenía acento turco. Konus dijo que se sintió muy halagada con el comentario.

La estudiante le preguntó cómo podía lograr el mismo nivel de fluidez en el idioma.

“Solo ve ‘Friends’ e intenta imitar a los personajes”, Konus le dijo. “Así lo lograrás”.

Amy Chang Chien colaboró con el reportaje desde Taipéi y Youmi Kim, desde Seúl.