Cómo iniciar a los niños en el arte del canto y qué beneficio tiene

La música siempre nos acompaña a lo largo de nuestra vida y la formación en alguna de sus ramas nos trae beneficios. Conozca cuáles son y cómo iniciar a sus hijos en el canto.

El canto tiene beneficios en el desarrollo de los niños. (Foto Prensa Libre: Servicios).
El canto tiene beneficios en el desarrollo de los niños. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Cuando nos sentimos muy felices, nos da por bailar al compás de nuestra música favorita con ritmos muy alegres; pero, cuando estamos tristes, también la escuchamos para sentirnos acompañados e, incluso, identificados con las letras.

Es un hecho que la música es un arte y qué mejor que aprenderla a partir de nuestro instrumento natural: el cuerpo. Este, cuando nos relajamos, respiramos con el diafragma y calentamos nuestras cuerdas vocales, se nos facilita cantar con las técnicas correctas.

Cuando vemos que los niños tienen interés por la música, es importante prestar atención e introducirlos a su formación. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Claro que es mucho más complejo de lo que se escucha, así que, para entender cómo funciona nuestro cuerpo y lograr el uso óptimo de nuestro instrumento natural, es necesario llevar una formación con expertos en el canto.

Cómo iniciar a los niños en el canto

Para muchos padres, es importante que sus hijos se formen en distintas áreas durante su tiempo libre, aunque hay que tener claro que es importante que tengan un tiempo de descanso y recreación, sin ningún tipo de esquematización, dice la psicóloga, Brenda Cifuentes.

Así que, si va a considerar el canto como una actividad extracurricular para su hijo, es importante que le guste, para que sea un tiempo invertido en algo que disfrute hacer y, cuando sea grande, lo vea como algo positivo y no como una tarea impuesta.

El canto, al ser emitido por un instrumento natural, necesita de una preparación para conocer su cuerpo. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Entonces, ¿cómo saber si les gusta el canto? Hemos visto que, desde edades muy tempranas, los niños se suelen contagiar y, sin haber aprendido a hablar, intentan balbucear las melodías que escuchamos. Estas son las señales que nos comunican su deseo por introducirse a un área musical, dice Pedro Luis Peña, músico guatemalteco y profesor de canto en La Casa del Músico.

Los niños manifiestan su gusto por la música con mímicas. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Los niños también suelen manifestar, por medio de mímicas, que algún instrumento les llama la atención. Es en ese momento que debe aprovechar a introducirlo en su formación musical. ‘Lo ideal es que sea a partir de los 5 años’, agrega Peña.

Así que, si usted ve esto en sus hijos, podría dialogar con ellos para conocer sus inquietudes y, de esta manera, iniciarlo en sus clases.

(Foto Prensa Libre: Servicios).

Método Suzuki

Luego de conocer si su hijo está interesado en aprender canto, puede optar por clases cuya metodología dependerá de la academia musical. Una muy conocida para la formación temprana en la música es el Método Suzuki, llamado así por su creador, Shinichi Suzuki, un violinista japonés que creía que la música debía aprenderse de la misma forma en que aprendemos a hablar nuestro idioma materno, es decir, de una manera natural.

Es importante el acompañamiento de los padres en la formación musical de sus hijos. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Para lograr este objetivo y que el niño desarrolle su talento en canto, debe respetar su tiempo de aprendizaje. Mientras son muy pequeños, es importante que al menos uno de los padres esté presente en sus clases, que son sesiones cortas de 15 minutos, para que también aprenda el instrumento y le ayude en casa a su hijo.

(Foto Prensa Libre: Servicios).

De igual forma que sucede con la lengua materna, primero se aprende a hablar y después a leer. En la música, primero se aprende a tocar el instrumento por la escucha, imitación y repetición, y luego se aprende a descifrar el lenguaje escrito de la música.

Para Suzuki, también era importante que los niños aprendieran a manejar su carácter y a crecer emocionalmente con la música.

¿Qué beneficios tiene el canto en los niños?

En general, la música tiene beneficios en las personas como la estimulación de la imaginación y la creatividad. Asimismo, debido a que es importante tener el cuerpo relajado para cantar bien, reduce el estrés y la irritabilidad, por lo que el niño se mantiene de mejor humor.

EL canto mejora el estado de ánimo de las personas, pues implica la relajación y una actividad placentera. (Foto Prensa Libre: Servicios).

De igual forma, en cuanto a las emociones, debemos recordar que interpretar canciones implica expresarse también por medio del cuerpo, moverse y enviar el mensaje que busca transmitir la canción. Así que el canto los ayuda también a expresarse mejor. ‘El canto refuerza el área del lenguaje, enriquece el intelecto y mejora la fluidez en la comunicación’, añade Peña.

La interpretación de las canciones implica la expresión corporal. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Recordemos que aprender canto implica desarrollar el oído, imitar sonidos y hacer repeticiones hasta lograr la afinación, así que esto permite mejorar la memoria y la concentración y, en consecuencia, también las habilidades en matemática.

El canto también requiere que los niños aprendan las letras de canciones, así que Peña sugiere preste atención a las canciones que sus hijos escuchan y los mensajes que estas envían, pues llegan a conocer el significado de cada palabra y ‘funcionan como esponjas que absorben información’, dice.

(Foto Prensa Libre: Servicios).

Entonces, si sus hijos manifiestan interés por la música, no dude en apoyarlos a iniciarse en su formación musical, ya que esta trae beneficios en las distintas áreas para su desarrollo mental y emocional.

 

Contenido relacionado:

>Niños utilizando Internet: ¿cómo evitar el ciberbullying?

>Bullying: señales para identificarlo y qué hacer si su hijo es víctima de acoso

>Cómo saber si su hijo está estresado y cómo ayudarlo

0