Consejos para dormir mejor en las noches de calor

La falta de sueño o un sueño poco reparador tienen consecuencias negativas en el rendimiento diurno.

Consejos para dormir mejor en las noches de calor
Temperaturas altas en el dormitorio impiden frecuentemente un reposo reparador en los días de calor. Foto: Christin Klose/dpa

No hay que subestimar la influencia que las temperaturas altas tienen en el sueño. “Cuando hace mucho calor por la noche, a la mañana es muy frecuente ver a todo el mundo bostezando en el colegio o en el trabajo”, afirma el investigador alemán del sueño Hans-Günter Weess.

El especialista advierte que la falta de sueño o un sueño poco reparador tienen consecuencias negativas en el rendimiento diurno.

“La frecuencia de errores y el riesgo de accidentes en el lugar de trabajo y en el tránsito aumentan”, observa el director del Centro Interdisciplinario del Sueño en Klingenmünster, en el estado federado de Renania-Palatinado, en Alemania.

Weess menciona que seguir algunos consejos simples puede reducir las molestias de noche y mejorar el sueño. “Todo depende de una ventilación correcta. Conviene cerrar persianas y ventanas durante el día y abrirlas recién antes de irse a la cama”, recomienda.

El experto indica que hay otro consejo que, si bien suena contradictorio, es efectivo. “El calor ayuda a estar más fresco. Si se toma algo caliente antes de ir a dormir, se transpira menos”, explica este autor de libros sobre la importancia del sueño.

Añade que tomar una ducha caliente antes de acostarse abre los poros de la piel y también hace que uno se sienta más fresco.

El problema con el alcohol y las pastillas para dormir

Weess recomienda evitar la copita de vino antes de dormir. “Tomar un poco de alcohol por la noche puede dar la sensación de que uno se relaja psíquicamente, pero dilata los vasos y hace que se transpire más”, afirma.

El investigador también ve de forma crítica las pastillas para dormir. “No se debería acudir a la pastilla para no fomentar la dependencia, aún en las noches muy calurosas”, aconseja. “Nuestro cuerpo resiste bien un par de noches con menos horas de sueño”, añade.

Este estudioso del sueño también tiene algunos “tips especiales”. Afirma que, si se tiene mucho calor, es válido echarle un poco de agua al suelo de baldosas en el dormitorio para que se sienta más fresco. Sin embargo, advierte que hay que tener cuidado de no resbalarse si uno se despierta por la noche para ir al baño.