Consejos para tener una casa segura para sus hijos

La casa siempre debe ser un lugar seguro para todos. Es temporada de vacaciones de los niños, así que es importante que verifique que todo esté en orden para la seguridad de sus hijos. Tome en cuenta los siguientes consejos y evite accidentes:

Archivado en:

niñosPeligro
Procure que su hogar sea un lugar seguro para todos. Los más pequeños se quedan la mayor parte del tiempo en él cuando están de vacaciones. (Foto Prensa Libre: Servicios).
Procure que su hogar sea un lugar seguro para todos. Los más pequeños se quedan la mayor parte del tiempo en él cuando están de vacaciones. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Durante las vacaciones escolares, los niños pasan la mayor parte del tiempo en casa, así que esta debe ser siempre un lugar seguro para ellos. En ocasiones, pasamos desapercibidos algunos peligros, así que es importante que demos algunas vueltas por los distintos ambientes para prevenir un accidente y evitar cualquier tipo de lesiones.

Aunque no podemos estar vigilantes todo el tiempo, sí podemos tomar algunas medidas. Siga los siguientes consejos:

1. Evite caídas y lesiones

Inicie por lo ‘obvio’, lo más visible. Cierre las puertas y las ventanas de su casa para evitar caídas y lesiones graves, especialmente si se trata de posibles caídas desde las alturas. Considere que estas también podrían darse por algún obstáculo en el suelo que pueda provocar algún tropiezo. Desde pequeño, enséñele a su hijo a recoger sus juguetes y otros objetos para evitar accidentes.

Acondicione su hogar para evitar lesiones. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Asimismo, evite el acceso a las ventanas y procure no dejar nada en el suelo que pueda dar lugar a que su hijo se suba y las abra, como bancos, butacas o algún tipo de objeto grande que le sirva de escalón.

Otra acción preventiva es verificar que no existan fugas de agua para que no haya charcos en el suelo y que su hijo se resbale y tropiece.

2. Cubra los enchufes

La electricidad podría ser peligrosa para su hijo, especialmente en ciertas edades en las que los niños tienden a ser más curiosos. Recuerde que los orificios de los tomacorrientes son pequeños y, en ellos, los niños podrían introducir sus pequeños dedos, o bien, algún cubierto de la cocina. Estos son conductores de electricidad y podrían ser sumamente peligrosos y causar descargas eléctricas.

Cubra los enchufes para evitar descargas eléctricas. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Para evitar las lesiones que podrían provocarse, así como los daños a la electricidad de la casa, existen unos protectores para enchufes disponibles en el mercado. No dude en colocarlos mientras que su hijo crece y entiende que no debe jugar con los tomacorrientes.

3. Mantenga los productos de limpieza fuera del alcance de los niños

Por la casa podremos encontrar distintos productos que podrían ser tóxicos para cualquier persona, pero los más pequeños no tienen consciencia de ello. Su curiosidad es tal que podrían querer probarlos con la boca, sobre todo en las primeras etapas de la vida donde buscan descubrir el mundo desde lo oral.

Entonces, considere quitar los productos de limpieza, los productos del baño y todos aquellos químicos que podrían hacerle daño a su hijo si se lo tomara o los confundiera con algún tipo de alimento, especialmente si es atractivo para la vista.

Aleje toda sustancia tóxica del alcance de sus hijos. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Si no cuenta con espacios adecuados o muebles de gran altura, podría optar por guardarlos en un cajón bajo llave, de manera que su hijo no tenga acceso a estos productos. En el caso de los medicamentos, estos deben estar acondicionados en lugares con temperaturas no muy húmedas ni calurosas, pero tampoco al acceso de los pequeños. Retire los artículos de uso diario que podrían ser tóxicos para sus hijos.

4. Evite el uso de bolsas plásticas y retírelas de la vista

Aunque pueden ser muy útiles para distintas actividades como recoger la basura, u otras, las bolsas de plástico podrían ser muy peligrosas para sus hijos si ellos juegan con estas, como cuando se las colocan en el rostro o se las tragan, ya que provocan asfixia. Evite tenerlas al alcance de los pequeños y, en caso de alguna emergencia, retírela de inmediato.

Además de no ser ecológica, la bolsa plástica podría causar asfixia si no se le da el uso correcto. (Foto Prensa Libre: Servicios).

5. Si tiene escaleras en casa

Tener escaleras en casa podría representar un peligro para sus hijos, sobre todo si se trata de pequeños que recientemente aprenden a caminar, pues no tienen dominio de sí mismos y tampoco dominan el equilibrio. Además, hay niños que se movilizan con un andador en sus primeros meses, entonces, si no existe algún obstáculo al inicio de las escaleras, podría ocurrir una tragedia con el pequeño. Lo ideal es que la cierre con una baranda para bloquear el paso y que solamente puedan bajar o subir los adultos.

Coloque barandas que bloqueen el paso a las escaleras, sobre todo si hay pequeños que no pueden caminar. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Prepare un botiquín

Cuando sucede alguna emergencia en casa, lo recomendable es conservar la calma, alertar sobre lo sucedido y actuar según las indicaciones de los expertos con los que se comunique en el momento. Siempre se hace necesario contar con un botiquín en casa que cuente con banditas, gasas, alcohol y antisépticos. No olvide que todo medicamento debe estar vigente para poder consumirlo y que surta el efecto requerido.

Siempre debe contar con un botiquín en casa. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Conserve los siguientes datos en caso de alguna emergencia:

Bomberos Voluntarios 122

Bomberos Municipales 123

Policía Nacional Civil 110

Cruz Roja 125 y 2381-6565

 

Contenido relacionado:

>Morder a otros niños es una acción que debe corregirse en la infancia

>7 consejos para aumentar las defensas de los niños en época de lluvia

>Cómo fortalecer la relación de pareja cuando hay niños pequeños

0