Coronavirus: cómo ser un líder en tiempos de pandemia

El cambio generado en los ambientes laborales representa una serie de retos para aquellos que tienen un equipo a su cargo.

El trabajo a distancia conlleva nuevos retos para quienes lideran equipos de trabajo. (Foto Prensa Libre: Unsplash)
El trabajo a distancia conlleva nuevos retos para quienes lideran equipos de trabajo. (Foto Prensa Libre: Unsplash)

La aparición del nuevo coronavirus exigió que los trabajadores se vieran obligados a confinarse en sus hogares; sin embargo, gracias a la tecnología, muchos pudieron conservar su empleo.

Ahora los colaboradores son entes autónomos que han cambiado la oficina y la sala de juntas por algún espacio en su vivienda, desde donde se conectan para continuar con su labor.

Con nuevas reglas, llegan nuevos retos para los líderes encargados de dirigir a los equipos de trabajadores dentro de las organizaciones, principalmente en un momento en que se ve interrumpida la sociabilidad en los mismos espacios físicos e impera la incertidumbre.

La psicóloga Aracely Tellez opina que los estilos de liderazgo siempre cambian para satisfacer las demandas de la situación, pero lo principal es estar orientado a los detalles y ser práctico.

“Lo que varía son las características que existen para desempeñar los trabajos, es importante que los líderes estén abiertos al cambio. Deberán aprender a ser más dinámicos por los medios virtuales para dar los lineamientos a sus equipos”, agrega Tellez.

La experta en salud mental agrega que el verdadero líder dirige con su ejemplo, con un modelo y vive su visión, mientras que compromete a su equipo y sabe inspirar.

“Antes lo hacía de manera física, quizás con un desayuno o durante el café de la mañana. Ahora los medios para hacerlo serán otros. Algo positivo es saber reconocer las cualidades de las personas de su equipo, esto las motivará para que se comprometan a ser excelentes y efectivas en su campo”, comenta Tellez.

Las salas de juntas se han quedado vacías y ahora las reuniones ocurren en los hogares de los trabajadores. (Foto Presa Libre: Unsplash)

Tiempos de estrés

Diferentes factores como la crisis económica, el peligro de contagio y la incertidumbre en general hacen de esta situación una fuente de estrés, lo cual puede afectar el desempeño laboral de los colaboradores, por ello los líderes en el ambiente laboral deben aprender a manejar la situación.

“El líder convoca a su gente a construir en el presente un mejor futuro, su reto es contagiarlos de entusiasmo y lograr que la confianza sea un antídoto contra el miedo y la ansiedad provocados por la crisis. Hay que recordar que cuando los cambios generan incertidumbre, la confianza aleja las dudas y abre las puertas del compromiso”, opina Tellez.

La psicóloga afirma que por medio de una comunicación abierta, los líderes podrán recordar a sus colaboradores que la incertidumbre pasará y esto les ayudará a sentirse más confiados y seguros, lo que ayudará a mitigar el estrés.

“La mente es poderosa y si un líder es capaz de generar confianza, sus colaboradores estarán en un estado mental que les permitirá mejorar y afrontar los cambios”, comenta la experta en salud emocional.

Las claves del liderazgo

Carlos Castillo, experto en liderazgo organizacional, opina que no se requiere de un nuevo tipo de liderazgo, sino que simplemente se trata de un mayor esfuerzo para llevar a cabo aquellas tareas que un jefe con personal a su cargo siempre ha tenido que hacer, pero con mayor énfasis en la tolerancia, la motivación y la comunicación.

Castillo define a un líder como una persona que con su ejemplo y su actuar, influye en otras para que estas tomen acciones que contribuyan a la creación de un mundo mejor.

Con este concepto en mente, Castillo afirma que la integridad, el trato respetuoso y cordial, la inteligencia emocional y la comunicación son los pilares de un líder.

Además, en momentos de incertidumbre, Castillo refiere que la motivación es un punto a reforzar, para lo cual ha definido cuatro puntos importantes:

  1. Tener una visión bien definida y transmitirla claramente: es importante que todos conozcan y comprendan la estrategia. Según Castillo, hay estudios en el mundo que señalan que un 95 por ciento de los colaboradores afirma no estar familiarizado con el plan de la organización.
  2. Contribución y ejecución: un buen líder asegura que la estrategia se cumpla a cabalidad y al mismo tiempo hace que los colaboradores puedan visualizar cómo es que cada uno contribuye para alcanzar esos objetivos. Además, se le debe expresar a los colaboradores el reconocimiento por un buen trabajo.
  3. Desarrollo del personal: de acuerdo con el experto en liderazgo, los colaboradores se sienten más motivados cuando perciben que la empresa se ocupa de ellos para hacerlos crecer y superarse dentro de la empresa. No se trata solo de un ascenso o un aumento salarial, sino de proporcionar a los trabajadores capacitaciones, coaching o retroalimentación constructiva.
  4. Hacer que la gente se sienta parte del equipo: el sentido de pertenencia hace que los colaboradores se sientan apreciados, por lo que es importante que, aunque se trabaje a distancia, los líderes promuevan la unión del equipo, esto se puede conseguir con los puntos anteriormente expuestos. También pueden organizarse eventos a distancia como una comida o juegos.

Videollamadas

Un punto importante a tomar en cuenta es el de las videoconferencias, ya que en muchos casos este es el principal medio de comunicación entre los integrantes de los equipos.

Para mejorar la interacción en las videollamadas, Castillo recomienda tener una política de cámaras encendidas.

Una política de cámaras encendidas durante las videollamadas podría mejorar la sensación de pertenencia. (Foto Prensa Libre: Unsplash)

“Muchas personas hacen videollamadas con la cámara apagada, pero entonces si no se ven es más difícil conectar, ya que el 50 por ciento de la conexión entre personas es visual. Además, el hecho de que a una persona no la vean en la interacción genera un ambiente donde con facilidad uno se desconecta y se distrae. Esto daña el sentido de pertenencia”, argumenta el experto en liderazgo.

Castillo también aconseja comenzar las sesiones recordando cual es el plan estratégico y los objetivos, porque eso fomenta el sentimiento de equipo.

Con la política de las cámaras encendidas, también llega un reto para los líderes de los equipos, según el experto, y es el de tener más flexibilidad, ya que se debe recordar que las personas están en casa y no en una oficina.

“Quienes tienen personal a su cargo, deben ser mucho más flexibles con la gente, mucho más hechos a la medida de cada persona y no enojarse porque los niños o las mascotas pasan frente a la cámara. Los retos para los colaboradores son muy grandes y se deben comprender”, explica Castillo.

El especialista recuerda que hay una situación que se debe aprender a manejar también y es cuando el líder del equipo puede resguardarse en casa, mientras sus colaboradores deber trabajar en la calle.

“Ahí hay un reto importante. Lo que se debe hacer es explicarles a los trabajadores el funcionamiento de la organización y ser trasparente, al mismo tiempo que se vela porque los colaboradores puedan cumplir con todos los protocolos de higiene para que se mantengan seguros”, comenta Castillo.

Un fenómeno que el especialista ha identificado es que desde casa las personas trabajan más, por lo que invita a los líderes a que se disciplinen a respetar los horarios e insten a sus colaboradores a hacer lo mismo para que no haya llamadas o correos electrónicos en momentos ajenos a la jornada laboral.

 Se busca un líder

Andrés Soto, gerente de país de ManpowerGroup, empresa dedicada al reclutamiento, manifiesta que la crisis genera una oportunidad de replantear la forma en que las organizaciones operaban.

Los líderes deben desarrollar sus habilidades tecnológicas. (Foto Prensa Libre: HemerotecaPL)

“Ahora se necesitan líderes que sepan apoyarse en la tecnología, confíen en los integrantes de sus equipos y se aseguren de que las personas tengan los insumos necesarios para llevar a cabo sus labores, tomando en cuenta que las condiciones de las personas varían, es decir, la situación no es igual para una madre soltera en un área rural que para una persona sin hijos que vive en la ciudad”, comenta Soto.

El experto en reclutamiento afirma que un líder es una persona que debe servir a su equipo de trabajo y facilitarles sus labores. Además, busca tener diversidad de personas entre sus colaboradores y fomenta que haya espacio para proponer y cuestionar, ya que de ese modo se promueven las soluciones creativas y se hace sentir bienvenidas a las personas.

Con eso en mente, Soto menciona cinco características que deben tener los líderes:

  1. Curiosidad para buscar nuevas maneras de llevar a cabo sus tareas.
  2. Inteligencia emocional  para lidiar con las situaciones que se generen.
  3. Empatía para saber cómo se siente su equipo y promover el sentido de pertenencia en ellos.
  4. Resiliencia para adaptarse y mantener el negocio a flote, y
  5. Capacidad de aprender, ya que adquirir nuevas competencias hace a las personas más atractivas en el mercado laboral.