¿Cuáles son las infecciones de transmisión sexual más comunes y cómo tratarlas?

La sexualidad en un encuentro de intimidad y placer, pero sin responsabilidad podría convertirse en infecciones y enfermedades que llevan a la persona a estar en un laberinto, algunas veces sin salida.

Las ITS representan un problema en la salud sexual y reproductiva en todo el mundo.  Se ubican entre las cinco categorías principales por las que los adultos buscan atención médica.  (Foto Prensa Libre: Servicios).
Las ITS representan un problema en la salud sexual y reproductiva en todo el mundo. Se ubican entre las cinco categorías principales por las que los adultos buscan atención médica. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Las infecciones y enfermedades de transmisión sexual se contagian por contacto sexual. Los organismos que provocan estas condiciones se pasan de una persona a otra por el semen, la sangre, el fluido vaginal y otros fluidos corporales.

La Organización Mundial de la Salud, OMS, explica que existen más de 30 virus, bacterias y parásitos que se sabe se transmiten por contacto sexual.  La noticia más dura es que se han vinculado a diferentes enfermedades de transmisión sexual.

Ocho son las de mayor incidencia, cuatro curables: la sífilis, la gonorrea, la clamidiasis y la tricomoniasis.

La hepatitis B, virus del herpes simple (HSV o herpes), VIH y virus del papiloma humano (VPH) están consideradas como infecciones incurables, a pesar de que existen tratamientos que buscan mejorar la calidad de vida de los pacientes diagnosticados con ellas.

Las ITS se propagan predominantemente por contacto sexual, incluidos el sexo vaginal, anal y oral.   Aunque también existen otros medios no sexuales como  las transfusiones de sangre o productos sanguíneos y otras se transmite durante el embarazo o el parto, de madre a hijo.

Algunas enfermedades de transmisión sexual no tienen síntomas. (Foto Prensa Libre: Servicios)

El ginecólogo y obstetra, Ronaldo Retana comenta que cada una de las enfermedades tienen diferentes síntomas, pero es vital ir a médico en el momento que aparece flujo vaginal con un olor desagradable.

En los hombres los motivos de consulta deben ser cuando existe secreción uretral o ardor, así como úlceras genitales.

Margarito Castro, ginecólogo, obstetra y experto en sexualidad humana, explica que en 35 años de estar en el ambiente médico estas enfermedades siguen siendo frecuentes y se suma que los adolescentes presentan enfermedades por tener contacto cada vez más por la vía bocal y anal.

“Tienen la creencia que al tener relaciones de esta forma no pierden la virginidad, pero las enfermedades no se transmiten solo por el coito sino por los fluidos corporales”, agrega el médico.

¿Cuáles son los síntomas de cada enfermedad?

Consulte con su médico sobre cualquier síntoma extraño en su sistema reproductor.  (Foto Prensa Libre: Servicios)

Ponga atención a los signos de estas infecciones y enfermedades de transmisión sexual.  Si presenta algunos de los síntomas busque ayuda de inmediato y al confirmarse que padece una de ellas es importante que la pareja o las parejas con quienes ha estado conozcan también esta condición.

No se automedique porque esto podría tener otras consecuencias.  Un diagnóstico por un profesional es necesario para no poner su salud en riesgo.

  • Sífilis, gonorrea y clamidiasis
    Según la OMS se estima que, anualmente, unos 357 millones de personas contraen alguna de estas cuatro enfermedades.
    La gonorrea y la clamidiasis son causas principales de enfermedad inflamatoria de la pelvis, desenlace adverso del embarazo e infertilidad. Estas dos infecciones tienen características similares, al principio podría no tener síntomas y luego se presenta secreción vaginal, dolor al orinar, sangrado vaginal entre períodos menstruales, así como sangrado y secreción o dolor rectal.
    La sífilis tiene otros síntomas.  Podría aparecer una llaga que no causa dolor, si no se trata aparece sarpullido, generalmente aparece en la planta de los pies y la palma de las manos, también podrían presentarse verrugas en la vulva y síntomas como de gripe.  En su etapa tardía sin tratamiento se relaciona con problemas cardíacos, problemas neurológicos, ceguera, parálisis y puede provocar la muerte.
    El tratamiento es con antibióticos.
  • Tricomoniasis
    Esta es causada por un parásito.  Los síntomas podrían aparecer entre los 5 y 28 días después de la infección.  Hay secreción vaginal verdosa o amarillenta, dolor durante las relaciones, olor vaginal, dolor al orinar, comezón, ardor al orinar o eyacular y secreción en el pene.  También se trata con antibióticos, pero podría aparecer nuevamente después de tres meses.  Por esta razón es esencial que la pareja o las parejas también reciban tratamiento.
  • Hepatitis B
    Esta infección hepática entra por un virus.  Su presencia aumenta el riesgo de desarrollar insuficiencia hepática, cáncer de hígado y cirrosis. La vacuna puede prevenirla, pero al estar infectado ya no tiene cura.  Las personas tiene dolor abdominal, una orina oscura, fiebre, dolor articular, náuseas, debilidad y pigmentación amarilla de la piel y en la parte blanca del ojo.   Se contrae por vía sexual por contacto con sangre, semen y otros líquidos corporales de una persona infectada.  También está relacionada con el uso de agujas y de madre a hijo, en el parto
  • Virus del herpes simple de tipo 2
    El número de personas con infección genital por el VHS (herpes) supera los 500 millones.  Es importante conocer que esta enfermedad y la sífilis aumentan el riesgo de contraer el VIH.
    Esta es una infección que se transmite exclusivamente por vía sexual.  No tiene cura.  Los síntomas podrías ser leves al principio, aparecen úlceras genitales o anales, podría relacionarse con fiebre y dolores.  Se utilizan antivíricos, los cuales reducen los síntomas pero no curan la infección.
  • VIH
    El Virus de Inmunodeficiencia Humana daña el sistema inmunitario por la destrucción de los glóbulos blancos que son los que ayudan a combatir las infecciones. Solo en el 2018 se estima que 1.7 millones de personas se contagiaron. Se transmite por vía sexual, por compartir agujas y las mujeres embarazadas pueden infectar a sus bebés durante el embarazo o el parto.
    Al principio los síntomas se relacionan con una gripe, cansancio y ganglios inflamados. Podrían aparecer infecciones frecuentes o inusuales, enfermedades cardíacas, renales o hepáticas, entre otras.  Con el tiempo el cuerpo va siendo más vulnerable a nuevas enfermedades o infecciones graves. Existen diferentes tratamientos que buscan que las personas tengan una mejor calidad de vida.
  • Virus del papiloma humano, VPH
    La cifra es alarmante, la infección del VPH provoca 528 mil casos de cáncer cervicouterino y 266 mil muertes anuales.  El VPH es un grupo de virus, existen más de 200 tipos y casi 40 de ellos afecta la zona genital.  Podría causar varios tipos de cáncer entre los que se mencionan el de cuello uterino, de ano, de vulva, vagina, pena y algunos de tipo oral y de garganta. En algunas personas podrían presentarse verrugas.  Como prevención se sugiere el uso de la vacuna antes de comenzar la vida sexual y además tener una evaluación anual con un papanicolau.

Podría interesarle:  ONU: Las infecciones por VIH crecieron un 6 % en Guatemala desde 2010

Una prevención que tiene retos

Sin duda, el condón es uno de los elementos más importantes cuando se habla de la prevención porque protege de un embarazo y en más de 98% de contagiarse de algunas de las enfermedades.  No es totalmente seguro.

Utilizarlos bien significa colocarlo antes de la penetración, cuando el pene está erecto y retirarlo después de eyacular.

Pero, en ocasiones se dan jugueteos en las zonas íntimas y se pone hasta el momento de la penetración cuando los fluidos ya han sido parte del encuentro, comenta Castro.

Las otras maneras de asegurarse no contagiarse es la abstinencia y retrasar la edad en la que se empieza a tener relaciones, utilizar condón aún con una pareja estable y reducir la cantidad de compañeros sexuales.

Los condones son un método de barrera que ayuda a prevenir el contagio de enfermedades. Su efectividad es de un 98%. (Foto Prensa Libre: servicios)

Los expertos consultados plantean que la educación es el punto central para evitar más contagios.  “Estamos dejando a los jóvenes sin orientación cuando no hablamos de ello en casa ni les damos herramientas para que sean conscientes y tengan un criterio propio y responsable sobre la sexualidad”, dice Castro.

“El fomentar los valores y crear un espacio para hablar comienza en casa y debe llevarse a otros espacios”, agrega Retana.

Herbert Bran, coordinador de programas comunitarios de Aprofam, explica que ellos tienen un programa que busca formar jóvenes para ellos lleven una información más acertada a sus pares.

Entre los temas que los adolescentes aprenden está el de género, sexualidad,  plan de vida,  derechos sexuales y reproductivos, así como las infecciones de transmisión sexual, entre otras, agrega Bran.

En el 2019 se han formado cerca de 350 adolescentes y se espera multiplicar esta cantidad para finales de año.

Bran agrega que se tiene la creencia que somos unos “superhombres y supermujeres”, porque a nosotros no nos puede pasar esto de las infecciones de transmisión sexual, ” este es el mito más grande, creer que solo le sucede a personas promiscuas o con otras preferencias sexuales, pero las ITS no saben de edad, género y raza…todos estamos expuestos a ellas”, concluye.

Contenido relacionado:

>ETS: las enfermedades de transmisión sexual que se manifiestan en lugares inesperados
>Un millón de nuevos casos al día: la alerta de la OMS sobre el aumento de la transmisión de enfermedades sexuales
>La polémica sobre las personas que eligen la eutanasia para no sufrir por demencia senil