Día Mundial de la Vida Silvestre: tiempo para reflexionar y cuidar los mares y océanos

Este domingo 3 de marzo se celebra el Día Mundial de la Vida Silvestre y la campaña está dedicada a reflexionar sobre la Vida subacuática: para las personas y el planeta.

La energía de las olas del océano ha estado creciendo a nivel mundial, con una asociación directa entre el calentamiento del mar y el aumento de la energía de las olas.  (Foto Prensa Libre: Dpa)
La energía de las olas del océano ha estado creciendo a nivel mundial, con una asociación directa entre el calentamiento del mar y el aumento de la energía de las olas. (Foto Prensa Libre: Dpa)

En este día se recuerda que actualmente en el océano se han identificado más de 200 mil especies, aunque este número podría ser pequeño porque se cree que son millones de ellas las que viven en el mar.  Según las Naciones Unidas más de tres mil millones de personas dependen de la diversidad biológica marina y costera para su sustento diario.

De la  fauna marina han vivido civilizaciones durante miles de años, pero ¿cuánto la hemos afectado?

Los océanos representan el 75 por ciento de la superficie del planeta. Los especialistas aseguran que con las diferentes problemáticas presentes y sin acciones sería posible la pérdida de biodiversidad, en especial en regiones boscosas y tropicales.

Podría interesarle
Plantas de tratamiento contribuirán a reducir la contaminación en Puerto Barrios

El plástico es uno de los aspectos más preocupantes.  En la superficie marina de todo el planeta se calcula que flotan unas 250 mil toneladas de plástico y se convierten en alimento para peces.  Sumado a ello está el cambio climático, la pesca desmedida, la cacería, contaminación y la  destrucción de hábitats.

También es preocupante que el  calor atrapado por los gases de efecto invernadero está elevando las temperaturas del océano más rápido de lo esperado, según concluye un análisis de cuatro observaciones recientes, publicadas por DPA.

Los resultados proporcionan evidencia adicional de que las afirmaciones anteriores de una desaceleración o “pausa” en el calentamiento global en los últimos 15 años eran infundadas.  “Si quieres ver dónde está ocurriendo el calentamiento global, hay que mirar a nuestros océanos”, afirma el coautor del estudio Zeke Hausfather, estudiante graduado del Grupo de Energía y Recursos de la Universidad de California, Berkeley, Estados Unidos. “El calentamiento del océano es un indicador muy importante del cambio climático, y tenemos pruebas sólidas de que se está calentando más rápidamente de lo que pensábamos”, agrega.

El calentamiento del océano es un marcador crítico del cambio climático porque se estima que el 93 por ciento del exceso de energía solar atrapada por los gases de efecto invernadero se acumula en los océanos del mundo. Y, a diferencia de las temperaturas de la superficie, las temperaturas del océano no se ven afectadas por las variaciones año a año causadas por eventos climáticos como ‘El Niño’ o erupciones volcánicas.

La expansión térmica causada por este incremento de temperatura elevaría el nivel del mar 30 centímetros, o alrededor de 12 pulgadas, por encima del ya significativo aumento del nivel del mar provocado por la fusión de los glaciares y las capas de hielo. Los océanos más cálidos también contribuyen a tormentas más fuertes, huracanes y precipitaciones extremas.

Contenido relacionado
>Prohiben el uso del plástico en La Antigua Guatemala
>Extraen más de cien toneladas de basura de tres ríos en Quetzaltenango
>Vehículos híbridos se utilizarán para distribuir alimentos en Guatemala

 

0