En época navideña también hay que ser amigable con el medioambiente

Los regalos, los adornos y las comidas son infaltables en esta época de fin de año, pero todas estas tradiciones generan gran cantidad de desechos que podemos evitar con algunas recomendaciones.

Evitar un impacto negativo al medioambiente en la época de fin de año está en nuestras manos.
Evitar un impacto negativo al medioambiente en la época de fin de año está en nuestras manos.

Evitar comprar decoraciones navideñas. Es mejor elaborarlas en casa de materiales reciclables; por ejemplo, ropa que ya no se use, palos de helados, botellas PET, papel y cartón.

Utilizar luces LED para decorar. Los focos LED utilizan 80 por ciento menos energía que los normales. También se puede recurrir a velas a base de cera vegetal o de soya, hechas con materiales biodegradables y renovables. Sin embargo, hay que tomar las medidas de precaución en el uso de estas últimas para evitar incidentes. No usar velas de parafina, pues están hechas de petróleo.

Hacer una lista con todas las cosas que se va a comprar para evitar hacer varios recorridos. Se puede coordinar con amigos o familiares para transportarse a un centro comercial en un solo automóvil.

Es mejor hacer tarjetas de felicitación con materiales reciclados y no comprarlas. Ahorrar papel salva árboles.

Evitar las bolsas de plástico. Es mejor llevar  bolsas reutilizables para las compras. Si no se puede evitarlo, pedir la menor cantidad de bolsas de plástico posible, grandes y de material grueso.

Usar papel reciclado para envolver regalos, como periódico, revista o bolsas plásticas. También se puede usar una bufanda, tela vieja o decorar materiales reciclados.

Buscar regalos ecoamigables como focos fluorescentes, bolsas reutilizables, accesorios hechos con materiales reciclables o exfoliantes caseros. Elegir regalos que no usen baterías o que estas sean recargables.

No comprar un árbol de plástico, no son biodegradables y contaminan mucho. Optar por un arbusto perenne en una maceta, como magnolia o un bonsái. Si no deseas invertir en un árbol, se puede construir uno con ramas secas o dibujar uno en la pared. Los árboles reales también ayudan a eliminar el carbono de la atmósfera durante su crecimiento.

Utilizar platos de porcelana, en vez de comprar los de plástico o de papel. 

Apagar las luces navideñas antes de dormir: no es necesario que las tengas encendidas todo el día y toda la noche.

Descongelar el congelador antes de Navidad, para que trabaje más eficientemente y habrá más espacio para almacenar los restos de comida, y así no desperdiciarla. Guardar los desechos de los alimentos para hacer compost.

Fuentes: ecoosfera y ecologiahoy