Formas en que tu mascota te dice que te ama

Los vínculos afectivos entre humanos y animales tienen maneras curiosas de manifestarse.

Archivado en:

Mi Mascota

Prácticamente cualquier animal responde a los signos de afecto y estos se fortalecen con las relaciones. Claro, sin poner la vida en peligro al intentarlo con animales salvajes. En las redes sociales circulan varios ejemplos adorables. Desde ardillas, abejorros, hasta colibríes que han recibido el apoyo de un ser humano y regresan siempre agradecidos a compartir un momento con sus salvadores.

Si esto es así con los animales silvestres, ¿te imaginas el vínculo tan grande que se forma cuando le demuestras cariño a una mascota? Con ella compartes tu hogar, la alimentas y le das cuidados básicos y afecto. Si todavía dudas de su cariño, José Daniel López, licenciado en zootecnia, parte del equipo de Arca de Noé, explica cuáles son las formas en que tu mascota demuestra que te ama:

 

Perros

“Jadean, mueven la cola, lamen a su dueño y lo observan con ojos de nobleza. Demuestran sumisión cuando se agachan o se tiran de espaldas poniendo sus patitas hacia arriba, siempre jadeando. Si no está jadeando, entonces demuestra miedo. El jadeo es como la sonrisa del perro. Al poner ambas patas sobre su dueño, es porque quieren llamar su atención. También se frotan contra su dueño, se sientan sobre él o sobre sus pies. Un ladrido con movimiento de cola también es una expresión de felicidad”.

 

Peces

“Al igual que los reptiles, los peces se adecuan a la situación. Saben que el dueño es la fuente de alimento y por eso lo buscan. Esto se debe a que los reptiles y los peces carecen de sentimientos. Ellos se acostumbran a algo repetitivo y al conocer la fuente de alimento, la buscan. Sin embargo un reptil o un pez no puede querer, es tarea del humano ofrecerle los cuidados necesarios para su sobrevivencia debido al vínculo que se crea al ser el dueño”.

 

Gatos

“Llevan juguetes o presas que capturan. También se frotan contra su dueño, le maúllan y juegan con su ropa o con sus manos, con golpeteos suaves de sus manitas delanteras. Reaccionan a las caricias y al tono de voz, al decir su nombre de una manera cariñosa, reaccionan a las expresiones faciales y a las caricias. A veces marcan territorio al orinar algo que al dueño le gusta o donde habita”.

 

Las muestras de afecto de un roedor son varias según la especie.

 

Hurón

“Demuestran afecto al jugar con los objetos del dueño y al esconderlos. También demuestra su confianza al dormir en su regazo o sobre objetos que tengan su olor. También dan  pequeños y delicados mordiscos”.

 

Conejos

“Los conejos no son roedores, sino lagomorfos, así como las liebres. Ellos demuestran su cariño al acicalar al dueño o simplemente acercándosele. El hecho de que se acicalen a la par de una persona demuestra confianza”.

 

Chinchillas

“No es una mascota común por lo que deberás consultar con el veterinario sobre sus cuidados básicos. Ellas demuestran su cariño acicalando a su dueño y durmiendo en su regazo. También tienden a seguir a su dueño como muestra de afecto”

 

Cuyos

“Son mascotas que han tomado auge en los hogares y demuestran afecto emitiendo sonidos para llamar al dueño”.

 

¿Me quiere mi mascota?

López explica que el tiempo en el que la mascota puede sentir cariño por su dueño, varía según la especie. Sin embargo, esto empieza desde que el animal identifica quién es la persona que lo cuida y le provee alimentos y cuidados básicos. Los seres humanos se ganan el cariño de sus mascotas al ganarse a la vez su confianza.

Al alimentarlos, se les debe tratar con cariño, ofrecerles caricias y hablarles con un tono de voz suave, agradable para ellos. El profesional recalca la importancia de no usar el nombre de la mascota al momento de regañarla. “Sino relacionarán su nombre con algo negativo. Es mejor usar la palabra “No”, puesto que si se usa el nombre, en el futuro no responderán al mismo cuando las indicaciones sean positivas. El dueño puede perder el lazo de confianza con la mascota cuando se le corrige con golpes. Por eso nunca se le debe pegar a una mascota, en ninguna circunstancia”, finaliza López.

0