Infidelidad durante el confinamiento: razones y cómo enfrentarla

El confinamiento ha aumentado los problemas de pareja, ya sea porque están mucho tiempo juntos o porque no se han visto en meses. En algunos casos, las dificultades de la convivencia diaria han puesto al descubierto las infidelidades o las han provocado.

Durante el confinamiento algunas personas, tanto mujeres como hombres, son infieles debido a falta de compromiso en la relación o aburrimiento. (Foto Prensa Libre: Thom Holmes en Unsplash).
Durante el confinamiento algunas personas, tanto mujeres como hombres, son infieles debido a falta de compromiso en la relación o aburrimiento. (Foto Prensa Libre: Thom Holmes en Unsplash).

El confinamiento ha sido un tema que ha generado mucha controversia en las parejas por varios motivos: quienes por pasar mucho tiempo juntos han tenido problemas de comunicación, también lo han sufrido quienes llevan meses sin verse y algunos han descubierto infidelidades por parte de la otra persona.

Hay diferentes formas de engañar a la pareja, afirma Cristina Alvisurez, psicóloga. Existen los “pequeños engaños” que se dan cuando se tiene un chat por WhatsApp o en cualquier red social con alguien más y  hay coqueteo e incluso se ha llegado a tener cibersexo. También cuando se tiene una relación a través de determinadas plataformas de citas. Además, están las infidelidades “más serias”, que se llevan a cabo cuando la persona ya se ve con alguien más.

“En terapia muchas personas me han preguntado si realmente esos pequeños engaños sí son una infidelidad. Pero esa es una respuesta que depende de la pareja, para todos es distinto. Para muchos, si no hay contacto físico real, no es infidelidad. Son ellos quienes definen sus propios límites y determinan si un comportamiento es un engaño.”, dice la profesional.

El coqueteo virtual también es un tema importante de analizar, porque no es lo mismo, por ejemplo, devolver la mirada a alguien que ya lleva tiempo observándote, tener una conversación y ya nunca tener contacto, que enviar mensajes subidos de tono constantemente.

Según la psicóloga, la mayoría de las personas que están en casa trabajando con sus parejas y hacen todas las actividades juntos podrían terminar con la fase de enamoramiento. “Recordemos que el deseo se enciende con lo que no se tiene, con aquello que nos falta. Pero ahorita, quizá no nos falta nada con nuestra pareja porque estamos todo el día juntos y podemos hacer lo que queramos. Sin embargo, esa fase es importante para varias personas, por lo que buscan tenerla con alguien más”, comenta.

En algunas parejas, los chats y mensajes por celular son motivo de discordia, cuando se trata de una persona del sexo opuesto. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).

También existen otros motivos que pueden provocar una infidelidad. Para Emily Castillo, psicóloga y sexóloga, una persona que valora la libertad y no desea sentirse comprometida con su pareja, busca una relación con alguien más para demostrarse que no está atada a nadie. Además, ocurre en el “climaterio”, ese periodo en el que se considera que ya se llegó a la vejez y  se busca demostrar que todavía existe potencia sexual, pero no se tiene el interés de la otra persona.

Según medios internacionales, durante el confinamiento varias plataformas de citas ha aumentado hasta un 160% las visitas.

Cómo enfrentarlo

Cuando se tiene sospechas de una infidelidad y se nota un cambio de actitud en la pareja, lo ideal es comunicarse y hablar abiertamente acerca de sus sentimientos. Es aconsejable no recurrir a acusaciones, ya que la pareja puede sentirse controlada y creer que debe rendir cuentas cada vez que usa su celular o la computadora. Eso normalmente causa aún más distanciamiento

En cambio, se puede preguntar acerca de las actividades diarias y compartir sus propias observaciones y temores. Por ejemplo, “Tengo la sensación de que estás mucho con tu compañera de trabajo. ¿Estás bien conmigo ahora mismo?”. Conversar puede desactivar el conflicto y conducir a un intercambio respetuoso y abierto de pareceres sobre los sentimientos de cada uno.

Si existe infidelidad y no se desea continuar con la pareja, es importante aceptar que la relación terminó y evitar contacto con la persona para superar el duelo más rápido. Tomar en cuenta que hasta que la ruptura y el engaño no haya sanado, no es recomendable comenzar otra relación.

Si se decide continuar, es importante que ambas partes hagan un esfuerzo para reestablecer la confianza y perdonar. Para empezar de cero, el perdón es un factor importante porque, si no se perdona, la relación será hiriente.