Niños y adolescentes: Uso de pantallas, miopía y otras alteraciones visuales en la pandemia

¿Qué daño causa la exposición por largo tiempo a las pantallas de teléfonos y computadoras? Conozca qué daña la visión de los niños y medidas importantes para prevenir enfermedades.

El tiempo en espacios interiores, así como el uso de pantallas pueden provocar molestias a nivel visual en los niños y adolescentes.  (Foto Prensa LIbre: Erick Ávila)
El tiempo en espacios interiores, así como el uso de pantallas pueden provocar molestias a nivel visual en los niños y adolescentes. (Foto Prensa LIbre: Erick Ávila)

Los padres deben estar atentos a la visión de sus hijos y tomar acciones cuando algo es anormal, en especial actualmente que los niños están cada vez más tiempo frente a pantallas de dispositivos como computadoras y teléfonos.

 

La oftalmóloga María del Pilar Alonzo, explica que el estar en línea creció con la pandemia, la exposición que se tiene a pantallas cambió para siempre.  “Antes pensábamos que solo los adultos estaban expuestos a las pantallas y que la educación en línea sería en un futuro cercano, pero esta pandemia hizo que súbitamente entráramos a otra realidad”, agrega.

Alonzo aclara que existe desde hace algún tiempo el síndrome de visión de computadora, Cvs, por sus siglas en inglés.  Este síndrome apareció desde que hay aparatos electrónicos para trabajar, estudiar y entretenernos.  Hay unos síntomas asociados al uso de pantallas como el ardor en los ojos y dolores de cabeza.

Pero, el listado de molestias no se detiene ahí y pueden existir visión doble, ojo seco, visión borrosa cercana y lejana después de muchas horas frente a la pantalla, es decir, que se dificulte enfocar por un rato cuando se pasa a una distancia fija trabajando o leyendo con tabletas, teléfonos o computadoras.  También podría parecer escozor, sensación quemante, lagrimeo y ojo rojo.  Esto también causa alteración de la frecuencia en el parpadeo.

Por comodidad, los dispositivos que se toman con la mano necesitan una distancia menor  frente al rostro, comparados con la que se requiere con una computadora de escritorio.  Así que es un factor que influye.

Podría interesarle: Las causas de la conjuntivitis y lo que no sabía de esta inflamación

“Estudios prepandemia enfocados en especial en los jóvenes sobre los síntomas y problemas en la pantalla destacaban que el uso de estos dispositivos por largas horas alteran la capacidad de parpadeo, mientras más tiempo se esté en ellas el parpadeo no se hace completo y por lo tanto el uso de la pantalla hacia la córnea evapora la lágrima y se forma la resequedad”, agrega.

“Hace un año como padres podíamos decir a los niños que no se pasará tanto frente a la pantalla, limitar los horarios de juegos electrónicos, pero ahora están de seis a ocho horas de pantalla, más tareas y además al no poder salir, se divierten con ellas, así que tenemos niños con síntomas de adulto con trabajos de larga exposición y al parecer no es algo que vaya a cambiar pronto”, dice la experta Alonzo.

Miopía y otras condiciones en los niños

La médico agrega que las personas con mayores problemas refractivos podrían presentar más síntomas del Cvs. Es decir, aquellas personas o niños con problemas de visión que requieren de anteojos de graduación cuando la forma del ojo no le permite enfocar bien estos problemas pueden ser la miopía (dificultad a ver de lejos y mira bien de cerca), hipermetropia (visión borrosa de cerca y mira bien de lejos) y astigmatismo (mira desenfocado).

La consulta externa de la Unidad de Oftalmología Pediátrica y Estrabismo del Hospital Rodolfo Robles, a diario recibe casos de menores con diversidad de problemas visuales. (Foto Prensa Libre: Ingrid Reyes).

Si todos los días tenemos el estímulo de adaptar el ojo a los aparatos existe cierta evidencia que puede contribuir a desarrollar miopía en niños cuando el hábito es constante y no es corregido, lo cual no pasa en los adultos, dice Alonzo.

Alonzo agrega que es importante comprender que la miopía también podría ser genética. Además, la Organización Mundial de la Salud ha publicado que el aumento del tiempo que se pasa en espacios interiores y de las actividades que implican una “visión de cerca” con pantallas están provocando que un mayor número de personas padezcan miopía.

Martín Zimmermann, jefe de la Unidad de Oftalmología Pediátrica y Estrabismo del Hospital Rodolfo Robles, del Comité Prociegos y Sordos de Guatemala, expresa que la incidencia en miopía es más frecuente en ciertas poblaciones como la asiática, pero actualmente en el mundo ha crecido esta población infantil afectada.

A principio de 2021 se publicó en JAMA Ophthalmology el estudio: 2020 como el año de la miopía en cuarentena.  En él investigadores de la Universidad de Emory de Atlanta, la Universidad de Michigan de Ann Arbor y el Hospital Oftalmológico de la Universidad Médica de Tianjín, China analizaron  a 123,535 niños y adolescentes entre 6 y 13 años.

Se hace énfasis que en 2020 en este país se llevó a cabo un cierre completo con confinamiento domiciliario de enero a mayo, y las escuelas reabrieron en junio. En comparación con los resultados de las revisiones anuales previas del estudio, se determinó que aumentaron los casos de niños de  6 y  8 años a quienes se les dificultaba ver de lejos.

En general, es importante señalar la alta proporción de miopía en estos niños asiáticos que todavía están en la escuela primaria. A los 13 años, más del 80% ya tenía miopía, mientras que la prevalencia a esta edad en los niños europeos es del 25%.

Varios estudios informaron sobre el estilo de vida durante este tiempo. Un estudio canadiense evaluó la actividad física, el tiempo al aire libre, el tiempo frente a la pantalla y el uso de las redes sociales en los niños mediante un cuestionario durante el bloqueo.

Los niños de ocho años gastaron una media de 5.14 horas al día en pantallas por temas de ocio, y el 83.5 por ciento consumió más del límite de tiempo recomendado de dos horas al día.  Los padres informaron una disminución en el comportamiento saludable, más dramáticamente para la actividad al aire libre y el deporte.

Este estudio también mostró una diferencia de sexo: las niñas pasaban más tiempo en las pantallas y las redes sociales y menos tiempo en la actividad física. Otros estudios  publicaron informes similares sobre el aumento del tiempo de pantalla y la disminución del juego al aire libre de los niños durante las estrictas regulaciones de covid-19.

Mayo Clinic explica que la miopía no corregida puede hacer que los ojos se sometan a esfuerzos para poder mantener el enfoque. Esto genera fatiga ocular y dolores de cabeza, entre otras complicaciones a futuro. (Foto Prensa Libre: Erick Ávila)

Al respecto de algunos cuidados a tener en casa con los niños, Zimmermann agrega que el ideal es que los niños tomen espacios para descansar la vista tanto de pantallas como de la lectura, cuando sea posible jugar al aire libre, que hagan actividades donde tengan otras dinámicas diferentes.

“El uso de lentes con filtro para luz azul todavía están en estudio, no está comprobado si tienen un beneficio real o si  tienen algún efecto nocivo para  estas edades, así que no lo recomendamos”, expresa Zimmermann.

Los expertos también agregan la importancia de la hidratación, el ejercicio y de una alimentación equilibrada para mantenerse sanos e influye positivamente en la salud visual.  Un chequeo una vez al año con el oftalmólogo es importante, en especial en estas condiciones que se están viendo, concluye Alonzo.

Medidas para disminuir el síndrome de visión por computadora

Los expertos aconsejan algunas recomendaciones para que en casa se tomen cuidados que ayuden a los niños a tener menos complicaciones por la exposición  prolongada a las pantallas.

  • Oriente a los niños para que no utilicen los dispositivos tan cerca del rostro.
  • Ajusten el brillo de los mismos según la iluminación donde se encuentren los niños.
  • Colocar la computadora a un ángulo correcto al rostro, que no esté ni baja ni alta.
  • Tomar tiempos de descanso y estar en otras actividades.
  • Beber suficiente agua para mantenerse hidratado.

 

La salud visual de los niños

Zimmermann expresa que todos los niños deberían tener un chequeo en el primer año de vida como parte de su crecimiento y desarrollo, de igual manera a como se le ponen las vacunas, se mide su peso y talla.  Otra visita importante al oftalmólogo es antes de entrar a la preprimaria, aproximadamente a los cinco años porque podrían detectarse algunos problemas en esta edad en que el niño no se queja.

Además, un bebé que sea prematuro y tenga bajo peso al nacer o que haya utilizado oxígeno al nacer, al mes de nacido debería hacer una consulta con un oftalmólogo pediatra.  Si el niño presenta algún problema es importante ir de inmediato con un especialista y no automedicarse.

Además de las alergias, entre las condiciones que Zimmermamm ve  más en su unidad, se encuentran las siguientes:

-Errores refractivos

Los errores refractivos frecuentes causan visión borrosa. Los menores podrían presentar  problemas para ver a distancias cercanas, distancias lejanas o ambas. Es posible corregir el error refractivo con la prescripción adecuada de anteojos.

-Estrabismo

El estrabismo es una condición en que un ojo puede mirar al frente, mientras que el otra gira hacia otro lado.

En los primeros tres meses es frecuente ver un grado de desalineación, después de este tiempo es importante buscar apoyo. El estrabismo debe tratarse lo antes posible.

Es importante detectarlo ya que va de la mano de la ambliopía, llamado también ojo perezoso.

-Conducto lagrimal bloqueado

La Academia Americana de Oftalmología estima que el 20 por ciento de los bebés (2 de cada 10) nacen con el conducto lagrimal bloqueado. Las lágrimas no drenan normalmente, lo que puede causar ojos llorosos, irritados o infectados.  El médico ayudará a abrir el conducto lagrimal por medio de diferentes técnicas.

Chalazión y orzuelo

Conocido comúnmente como escúpelo es una protuberancia hinchada en el párpado causada por una glándula sebácea obstruida. No es causado por una infección.

También está el orzuelo, que es similar pero este es causado por una infección bacteriana.