Ocho imprudencias que también causan accidentes de tránsito

La Organización Mundial de la Salud registra que cada año alrededor de 1.35 millones de personas mueren como consecuencia de accidentes de tránsito. Aunque el exceso de velocidad y el consumo de bebidas alcohólicas están entre las causas principales existen otras condiciones que podrían controlarse para evitar estos percances.

En el caso de un impacto lateral entre automóviles que circulan a 65 km/h, el riesgo mortal para los pasajeros es del 85%. (Foto Prensa Libre: Victor Hanacek/picjumbo.com)
En el caso de un impacto lateral entre automóviles que circulan a 65 km/h, el riesgo mortal para los pasajeros es del 85%. (Foto Prensa Libre: Victor Hanacek/picjumbo.com)

Amilcar Montejo, vocero de la Policía Municipal de Tránsito, PMT explica que conducir y manejar es diferente.  Uno podría manejar cualquier máquina mientras conducir está bajo normas, lineamientos y respeto para hacer de ello una experiencia segura tanto para el conductor, sus acompañantes como para quienes están alrededor.

No solo la velocidad y el consumo excesivo de alcohol y de otras sustancias provocan accidentes, parte de los choques son ocasionados por factores humanos que podrían evitarse.

Estar consciente de estos aspectos evitará percances.  La Organización Mundial de la Salud, OMS tiene una meta respecto de esta temática, la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible quiere reducir a la mitad el número de defunciones y lesiones por accidentes de tránsito en todo el mundo.

Más de la mitad de las defunciones por accidentes de tránsito afectan a usuarios vulnerables de la vía pública, es decir, peatones, ciclistas y motociclistas, y afectan en especial a niños y jóvenes entre 5 y 29 años.

Otro aspecto importante es que los países de ingresos bajos y medianos tienen aproximadamente el 60% de los vehículos del mundo, pero es en ellos que se producen más del 93% de las defunciones por este asunto.  Las lesiones causadas por el tránsito ocasionan pérdidas económicas considerables para las personas, sus familias y los países en su conjunto.

Lo anterior influyen también en los costos del tratamiento y de la pérdida de productividad de las personas que mueren o quedan discapacitadas por sus lesiones, y del tiempo de trabajo o estudio que los familiares de los lesionados deben distraer para atenderlos.

Entre enero y abril del 2020 en Guatemala se reportaban 2 mil 227 hechos de tránsito, cerca de 500 personas fallecidas y más de 2 mil 400 personas lesionadas, según el Observatorio Nacional de Seguridad del Tránsito, OSNET.  De los pilotos involucrados en estos eventos, el 85%  eran de sexo masculino.

Los varones tienen más probabilidades que las mujeres de verse involucrados en accidentes de tránsito. 73% de todas las defunciones por accidentes de tránsito afectan a hombres menores de 25 años. (Foto Prensa Libre: ictor Hanacek/picjumbo.com)

Es importante establecer que cuando no se aplican normas de tránsito como evitar la conducción bajo los efectos del alcohol, el uso del cinturón de seguridad, los límites de velocidad, el uso de cascos y los sistemas de sujeción para niños es que aumentan las probabilidades de accidentes.

Montejo agrega otras causas que podrían evitarse para disminuir la probabilidad de accidentes.

  1.  Cuidado con el café
    Se han reportado algunos casos en los que las personas van bebiendo una taza de café caliente y al frenar por alguna causa se han provocado quemaduras y otros tipos de percances.  Así que no se arriesgue a esta situación.
  2. Mejorar la visibilidad
    El uso de vidrios polarizados y lentes oscuros podría limitar la visión del conductor, en especial cuando el ambiente presenta niebla, lluvia o es de noche. También disminuye la comunicación visual con otros conductores o transeúnte.
  3. Calefacción
    Aunque el vehículo se encuentre en óptimas condiciones el no tener calefacción podría ser un problema en momentos de lluvia y complicar el desplazamiento y la visión del camino.  Es importante tener cuidado de este aspecto.
  4. Evite las peleas
    Esto es parte de problemas que se han reportado en el tráfico.  Las peleas en pareja podrían provocar la distracción del conductor y ocasionar accidentes.
  5. Dedíquese a conducir
    La atención debe estar en el camino y en conducir el automóvil.  Evite distraerse con quienes le acompañan en el recorrido.  En ocasiones el hecho de que los niños estén jugando, le pasen un teléfono u otras acciones podrían provocar que su atención se desvíe. De igual manera tenga cuidado con los distractores externos.
  6. El uso del celular
    Aunque se sabe que esto podría provocar dificultades al conducir sigue utilizándose.  Las distracciones con llamadas o mensajes de texto son peligrosas.  Los conductores que usan el teléfono móvil mientras conducen tienen cuatro veces más probabilidades de verse involucrados en un accidente, que los conductores que no lo hacen. El uso del teléfono  reduce la velocidad de reacción en especial para frenar, pero también la reacción ante las señales de tránsito y hace más difícil mantenerse en el carril correcto y guardar las distancias correctas.
  7.  Retroalimentación del reglamento de tránsito
    El tránsito ha cambiado, pero es importante conocer las normas básicas que establece el reglamento.  Montejo comenta que el miso necesita renovarse para tomar en consideraciones nuevas disposiciones como el uso de la tecnología.
  8. Conozca el vehículo y las vías exclusivas
    Si maneja un vehículo que no es el suyo tómese el tiempo de conocerlo.  También asegúrese de las rutas que tomará en su recorrido.  En algunos sectores se crean reversibles o vías exclusivas.