Otro perjuicio para la salud de vivir cerca del tráfico intenso

Los casos de demencia aumentan en personas que viven cerca de calles con mucho tráfico, posiblemente debido al ruido y la contaminación ambiental, según informó ayer la revista médica británica The Lancet.

Estudio encontró que las personas que viven a menos de 50 metros del tráfico son más propensas a padecer demencia.
Estudio encontró que las personas que viven a menos de 50 metros del tráfico son más propensas a padecer demencia.

El análisis, hecho en Canadá en 2 millones de individuos durante un periodo de 11 años, señala que un 7 por ciento de los casos de demencia correspondió a personas que vivían a unos 50 metros de carreteras con intenso tráfico.

La investigación, dirigida por el médico Hong Chen, de la Sanidad Pública de Ontario  (Canadá), sugiere que partículas ultrafinas, el ruido, el óxido de nitrógeno y el desgaste de los neumáticos pueden influir en el desarrollo del mal.

De acuerdo con el análisis, se diagnosticaron 243 mil 611 casos de demencia durante esos años, pero se observó que el riesgo fue mayor entre los que vivían cerca de calles siempre congestionadas.

Los expertos observaron que los casos de demencia fueron un 7 por ciento más altos entre los que vivían a 50 metros de calles con tráfico, un 4 por ciento más altos entre los que residían entre 50 y 100 metros de estas carreteras y un 2 por ciento de los que estaba entre 101 y 200 metros.

No obstante, los investigadores solo observaron dónde vivían las personas con demencia, por lo que  falta hacer más estudios sobre esta enfermedad.

Según los expertos, se calcula que unos 50 millones de personas en todo el mundo padecen esta afección que disminuye las funciones del cerebro y cuyas causas aún se desconocen.