Padres primerizos: ¡Prepárese para los pequeños accidentes en la escuela!

“Persona precavida vale por dos”, dice el refrán. Así que le presentamos algunos consejos para prepararse para los pequeños accidentes en la escuela, cuando los pequeños manchan su ropa o sufren de algún golpe.

Archivado en:

Ciclo Escolarpadres
Prepárese para los posibles accidentes en la escuela. (Foto Prensa Libre: Servicios).
Prepárese para los posibles accidentes en la escuela. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Recién inicia el ciclo escolar y para muchos padres esta es una nueva experiencia en la que deben estar preparados para distintas situaciones debido a las dinámicas que realizan los niños en el salón de clases o durante el recreo.

Cortar papel, moldear plastilina, pintar con crayones o con acuarelas y otras diversas actividades cuyo objetivo es desarrollar su psicomotricidad, podrían resultar en manchas en la ropa, accidentes con las tijeras o algún golpe al correr durante el momento de recreo.

Para Ivonne Ovando, maestra de educación inicial de Jardín EdiCenter, los padres deben tomar esto en cuenta para preparar a sus hijos y prevenir algunos inconvenientes. También es recomendable seguir las instrucciones del establecimiento educativo y estar en contacto con las autoridades, sobre todo si hay alguna emergencia.

La etapa escolar es parte del crecimiento de sus pequeños. Prepárese y disfrútela con estos consejos:

Cuidados con la ropa

No es un secreto que las manchas en la ropa son frecuentes en los niños. “Muchas veces sucede cuando pintan, refaccionan o juegan. Se pueden sentir incómodos y se cambian de ropa. Por eso es importante que identifique cada prenda del niño”. Dice Ovando. Esta recomendación aplica para el uniforme, prendas de diario y accesorios.

En la primera etapa escolar es frecuente que los niños manchen su ropa durante las actividades del día. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Para las manualidades, el centro educativo suele solicitar como parte de los útiles una gabacha para evitar que la ropa se manche. Recuerde que hay pinturas que no se quitan al lavarse. Si no cuenta con las posibilidades para comprarla, Ovando sugiere que utilice una prenda vieja que cubra al pequeño.

La guía infantil comparte algunos consejos para retirar manchas de la ropa de sus hijos desde su canal de YouTube:

 

“También solicitamos otra mudada que deben cargarla en su mochila, no en el salón de clases. Esto es porque a veces suceden accidentes en el camino”, añade la experta haciendo referencia a la necesidad de ir al baño.

Salud e higiene diaria

Aunque hay padres que consideran que lo correcto es bañar a sus hijos por las noches debido al sudor y manchas que traen del colegio como consecuencia de todas sus actividades, Ovando recomienda que sea por las mañanas. “Eso los despierta, los pone de buen humor y se sienten orgullosos de sí mismos cuando lo hacen, se motivan”, expresa.

Es importante que los niños adquieran medidas de higiene en todo momento. (Foto Prensa Libre: Servicios).

De la misma manera que sucede durante el día, Ovando explica que por las noches los niños sudan, liberan aromas y podrían tener accidentes de baño como orinarse, por ejemplo. “Al bañarse en las mañanas, los niños son más participativos y ha sucedido que vienen emocionados y nos dicen ´hoy sí me bañé´”, agrega.

Para sus actividades, Ovando dice que también piden que los pequeños lleven consigo toallitas húmedas. En cuanto a la salud bucal, es recomendable que lleven un estuche en la mochila con cepillo de dientes y pasta dental, todo identificado. Esto para cepillarse después de cada comida.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), “una buena nutrición es fundamental para una buena salud”. Así que Ovando aconseja que las loncheras sean nutritivas. “Evite las gaseosas y las golosinas. Es preferible que los niños consuman frutas, pan con jamón y queso, agua pura”, añade.

Procure preparar una lonchera que aporte los nutrientes necesarios a sus hijos. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Golpes y primeros auxilios

Los golpes y raspones son comunes en la etapa escolar, sobre todo si es hora de recreo y se encuentran en las afueras del salón. Para estos casos, hay algunos pasos que seguir, según Andrea Arriaga, maestra de educación inicial de Tykes Preschool.

Los golpes y raspones son inevitables en los niños, especialmente en la hora de recreo. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Lo primero que debe hacer la persona responsable es verificar que el estudiante se encuentre bien. “Debemos confirmar si fue un golpe leve o duro, si está consciente, si se lastimó la cabeza. Esto es para poder asistirlo y curarlo”, explica.

El establecimiento educativo cuenta con Alerta Médica, refiere la maestra, así que, si se trata de una situación de gravedad, solicitan este servicio y se comunican con los padres.

Si no se trata de una situación de esa magnitud y considera que está en sus posibilidades asistir al menor, el personal educativo ha sido capacitado en temas de primeros auxilios, así como un botiquín básico dentro del salón de clases.

“Es importante que los docentes cuenten con una capacitación de primeros auxilios, al igual que los padres, para atender situaciones de asfixia o al no contar con un hospital cercano. El botiquín no puede faltar”, expresa Arriaga.

La experta indica que es fundamenta que cuente con acetaminofén, gasas, alcohol y agua oxigenada. “En dirección se encuentra uno más equipado que se mantiene resguardado”. No debe olvidar que es importante conocer las alergias de los niños para evitar darle medicamentos que puedan causarle algún perjuicio en la salud.

 

Contenido relacionado:

>Consejos básicos de seguridad para sus hijos, evite que corran peligro

>Cómo educar a los hijos para que estén informados sobre el acoso escolar y sexual

>¿Cómo hacemos para que los niños no miren contenido inapropiado en YouTube?

0