Primeros auxilios: paramédicos comparten consejos para actuar ante una emergencia

Las emergencias pueden presentarse en cualquier momento y lugar, por lo que es importante saber cómo reaccionar cuando ocurra un percance. Socorristas expertos comparten algunos principios básicos de primeros auxilios.

Expertos comparten principios básicos de primeros auxilios. (Foto Prensa Libre: Pixabay)
Expertos comparten principios básicos de primeros auxilios. (Foto Prensa Libre: Pixabay)

Hay muchas situaciones en las que la salud de una persona puede verse afectada y tener a alguien cerca con conocimientos en primeros auxilios puede ser de gran beneficio para evitar complicaciones.

Socorristas opinan que es importante saber cómo actuar ante una situación de urgencia ya que esto puede ayudar a salvarle la vida a un ser querido.

Enrique López, paramédico y director operativo de la Academia A.C.P.A. 502, que brinda capacitación en primeros auxilios y rescate, señala que cuando ocurre una emergencia es importante mantener la calma y antes de brindar los primeros auxilios asegurarse que se está en un ambiente seguro.

“Se deben reducir los riesgos en la escena, es decir asegurarse de que no haya algo que le pueda caer encima a alguien o alguna otra situación peligrosa”, afirma López.

El paramédico explica que hay múltiples escenarios en los que se puede dar una emergencia y en esa medida hay un sinfín de situaciones que pueden presentar riesgo, por ejemplo, si en la cocina algo se prende en llamas y una persona sufre una quemadura, es necesario extinguir el fuego antes de bridar atención a la víctima o si se trata de un accidente de tránsito es importante ofrecer los primeros auxilios en lugar donde no haya riesgo de ser arrollados por otro vehículo.

Asimismo es importante conocer los pormenores de la situación para actuar de la manera más adecuada. “Hay que buscar la información de lo que ocurrió, para ello se le puede preguntar a la víctima, pero si esta no puede hablar, se deben buscar testigos o la misma escena puede dar indicativos, por ejemplo, si la persona está en el piso junto a las escaleras, se puede estimar que la persona sufrió una caída. Saber lo que ocurrió define el tipo de atención que la persona necesitara”, explica el paramédico.

Otro punto que resalta el experto en primero auxilios es que se debe evitar administrar fármacos o cualquier otro tipo de remedios a la persona afectada porque no se conoce su historial médico.

“Puede ser que llegue el vecino a ofrecer una pastilla porque en otra ocasión a él le funcionó, pero esto no es recomendable, porque no se sabe qué reacción generará en la víctima. Hay que recordar que los primeros auxilios son la parte básica de la atención, la parte de medicar hay que dejársela a los expertos en salud”, aconseja López.

“Un punto sumamente importante es cómo hacer el contacto con los paramédicos. Es necesario brindar la información completa a los socorristas para que ellos sepan qué indicaciones dar y qué equipo llevar para atender la emergencia”, explica López.

Cuando se llame a los servicios de emergencia se les debe indicar la dirección exacta del lugar y agregar puntos de referencia para que puedan encontrar el sitio con facilidad.

López señala que hay que mencionar el sexo y la edad de la víctima, ya que esto es un indicativo del tipo de tratamiento que la persona necesitará cuando se presenten los socorristas. Por último, agrega que es importante que se comparta lo ocurrido sin dejar fuera ningún detalle.

Óscar Sánchez, técnico en urgencias médicas en nivel avanzado de los Bomberos Voluntarios, comenta que también es importante diferenciar cuáles son las situaciones que ameritan un traslado urgente hacia un centro asistencial y cuáles pueden tratarse en casa.

Agregó que las personas no deben tener reservas acerca de ser llevados a centros asistenciales por temor a contagios del nuevo coronavirus.

“Actualmente la gente tiene temor de ser trasladada a un centro asistencial, pero las personas deben saber que los pacientes que van por cualquier emergencia como un accidente o enfermedad son atendidos en un área distinta del lugar al que son llevados los pacientes positivos de covid-19”, comenta el socorrista.

Casos que requieren atención médica

A continuación los paramédicos listan las emergencias en las que bajo ningunas circunstancias debe procurarse dar atención en el lugar, sino trasladar a la víctima a un hospital o centro de salud inmediatamente.

Problemas respiratorios: de acuerdo con los expertos, es necesario el traslado de una persona con dificultad para respirar, la cual puede ser causada por reacciones alérgicas a un alimento, la picadura de un insecto o un medicamento.

Hemorragia severa: si una persona presenta una herida con una hemorragia que luego de que se le han colocado los vendajes y se le hace presión directa, no se detiene, entonces es necesario el traslado a una sala de emergencia porque hay vasos sanguíneos grandes lastimados y necesitan ser atendidos con rapidez.

Es importante conocer cuáles son las situaciones que requieren el traslado a un hospital. (Foto Prensa Libre: Unsplash)

Problemas cardíacos: según los socorristas, el estrés generado por la crisis sanitaria ha provocado un incremento en los casos de complicaciones cardiovasculares, especialmente en adultos mayores.

Ante estas urgencias, que pueden identificarse con dolor de pecho, dolor de cabeza y adormecimiento o parestesia -sensación de hormigueo- en el brazo izquierdo, el paciente debe ser traslado a un centro asistencial, porque, aunque no parezca severo, se trata de una situación que puede complicarse rápidamente.

Lesiones: ante esta situación la sugerencia es que siempre se traslade a la víctima a un hospital de emergencias ya que se necesita hacer una evaluación del área afectada con un sistema de rayos X para descartar que se trate de una fractura, un esguince o una fisura, especialmente si hay inflamación, cambio de color en la piel o mucho dolor.

Intoxicaciones: de acuerdo con los socorristas, cualquier tipo de intoxicación es un caso que debe llevarse a un centro asistencial porque requiere un lavado estomacal.

Quemaduras: las quemaduras de segundo y tercer grado son las que requieren que el paciente reciba atención médica, estas pueden identificarse con la aparición de ampollas. En el caso de niños y adultos mayores también se recomienda el traslado a una clínica si la quemadura ha afectado a una gran parte de la piel, como el pecho, la espalda o una extremidad. Asimismo, si la quemadura es producto de un químico o de una descarga eléctrica, todos los casos ameritan asistencia médica.

Convulsiones: estas pueden ser provocadas por niveles anormales de sodio o glucosa en la sangre o hasta una infección cerebral, como meningitis y encefalitis, por lo que es necesario que un médico evalúe para hacer el diagnóstico.

Emergencias que usted puede atender

Quemaduras de primer grado: estas son las que aparecen luego de una prolongada exposición al sol, por ejemplo, y usted puede atender esa emergencia en casa colocando agua en la herida, puede hacerlo con agua corriendo, es decir por medio de un chorro, o puede humedecer una toalla y colocarla en el área afectada, esta se deberá volver a mojar casa 15 minutos. También puede aplicar una capa delgada de crema tópica con Sulfadiazina de plata.

Evite usar cremas humectantes, maicena o cualquier otro producto que haya escuchado que funciona.

Heridas superficiales: si el corte no es tan profundo y la hemorragia no es alarmante, lave el área con agua y jabón antibacterial. Evite el uso de agua oxigenada o alcohol porque las últimas actualizaciones en primeros auxilios señalan que es contraproducente y pueden provocar más daño a la herida.

Un ejemplo de quemadura de primer grado es la que ocurre por exposición al so. (Foto Prensa Libre: Pixabay)

Lesiones: como se expuso anteriormente, lo recomendable es que las lesiones sean atendidas por un médico; sin embargo, usted puede inmovilizar el área afectada con paletas, cartón o un cabestrillo, para su posterior traslado.

Obstrucciones: en los menores es común que introduzcan objetos en su nariz, en estos casos puede emplear una pinza para extraerlos y si esto no funciona, puede llamar a los socorristas para que atiendan la emergencia en el lugar con un instrumento especial.

En el caso de que se trate de una persona con una obstrucción en la garganta provocada por algún alimento, puede emplear la manobra Heimlich, que consiste en colocarse detrás de la persona y rodearla con los brazos, un puño se coloca a una altura ligeramente arriba del ombligo y la otra mano abierta se pone encima para que pueda ejercer la fuerza suficiente para expulsar la obstrucción.

Luego se deben apretar los brazos con fuerza en un movimiento seco de manera que las manos hagan presión bajo la caja toráxica. En caso de obesidad o embarazo en la última etapa, aplique la presión en el pecho, de abajo hacia arriba. Continúe de forma ininterrumpida hasta que la obstrucción se alivie o hasta que lleguen los paramédicos.

Botiquín

Expertos en primeros auxilios recomiendan tener en casa un botiquín con los siguientes artículos:

  1. Gasas
  2. Vendas de gasa
  3. Vendas elásticas
  4. Paletas
  5. Jabón o gel antibacterial, que no esté hecho a base de alcohol.
  6. Guantes de látex o nitrilo
  7. Crema o aerosol cicatrizante
  8. Esparadrapo o micropore
  9. Termómetro
  10. Tijeras

También puede tener medicamentos como analgésicos, antidiarreicos, antipiréticos, suero oral y antihistamínicos, pero antes de administrarlos a una persona debe asegurarse que no padezcan de ninguna alergia o condición que genere reacciones contraproducentes.

Números de emergencia

En caso de emergencia comuníquese al:

  • 123 de Bomberos Municipales
  • 122 de Bomberos Voluntarios
  • 125 Cruz Roja
  • 110 o 120 Policía Nacional Civil
  • 1520 Provial
  • 1554 Bomberos Municipales Departamentales

Si desea conocer más sobre el tema de primeros auxilios, la Academia A.C.P.A. 502 ofrecerá un webinar este sábado 30 de mayo. Toda la información se encentra en la imagen que figura a continuación. Encuentre el formulario de inscripción aquí.