¿Qué enfermedades podrían curar las células del cordón umbilical?

Las células madre que se obtienen en el momento del nacimiento podrían utilizarse para tratar más de 80 condiciones médicas.

Publicado el

Las células madre dan lugar a otras células, se autorrenuevan, y esto permite integrar y originar nuevos tejidos. El cuerpo en general tiene células madre, vienen de la médula ósea, la sangre periférica y el cordón umbilical.

Mónica Silva, genetista pediatra, comenta que la cultura de resguardar las células madre durante el parto está en crecimiento. “Las madres empiezan a solicitar este servicio y existen empresas en el país que se dedican a la recolección en el cordón umbilical y resulta a futuro positivo para proteger generaciones”, dice Silva.

Estas células podrían ser para trasplantes del propio paciente —autólogos—, así como para algún familiar o incluso hacer pruebas de compatibilidad para compartir con alguien más —alogénico—.

Cargando

Durante el nacimiento se toma las células de la sangre del cordón umbilical porque son las que tienen mayor capacidad de regeneración, explica Heidy Juárez, de Soluciones Genéticas, empresa que representa a  Cryo-Cell, fundada en 1989 en Estados Unidos y en Guatemala desde el 2005. Tiene una red de recolección de células en el mundo y suma cerca de 500 mil clientes.

Las células de esta compañía se han utilizado en pacientes de diferentes países para tratar lesiones cerebrales, leucemia y diabetes tipo I, entre otros padecimientos.

Erwin Humberto Calgua Guerra, director de investigación y desarrollo de Stem Care, un banco de células madre con sede en Guatemala, comenta que en el país se han hecho algunos procedimientos. Se tiene registro, en el 2008, del primer proceso con células madre del cordón umbilical para tratar leucemia y otro de células madre adultas —médula ósea— para una enfermedad cardíaca.

En general, tanto la recolección como el almacenamiento de células madre en distintas empresas oscila entre Q16 mil y Q20 mil, además de un pago anual para el mantenimiento. Las interesadas tienen que hacerse pruebas de tamizaje de enfermedades infecciosas como VIH, hepatitis B y C, entre otras.

A largo plazo

Las investigaciones continúan y se estima que en un futuro las células madre llegarán a ser parte de diversidad de tratamientos.

En octubre del 2019, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, en inglés) advirtió de que algunos prestadores de servicios ofrecen células madre cuya eficacia no está comprobada.

La entidad reconoce que algunas terapias a base de estas células podrían ser todavía peligrosas por efectos adversos, que van desde infecciones, que las células no funcionen como se esperaba e incluso la aparición de tumores, estos últimos relacionados con las de tipo embrionario. En Estados Unidos, los únicos tratamientos que están aprobados por la FDA están dirigidos a enfermedades sanguineas, de células madres derivadas del cordón umbilical. La FDA solo tienen control dentro de Estados Unidos y recomienda ser cauteloso e investigar antes en especial, en los países sin regulación.

Otra institución que informa sobre tratamientos con células madre es la International Society for Stem Cell Research quien ha publicando un Manual guía para pacientes que buscan tratamientos con este recurso.