Que no lo consuman los pensamientos negativos

En esta época de estrés y exigencias ¿qué tantos pensamientos negativos le rodean? Aprenda a controlar sus pensamientos y mejore su vida.

Existen soluciones prácticas para fortalecer los pensamientos positivos.  (Foto Prensa Libre: Servicios)
Existen soluciones prácticas para fortalecer los pensamientos positivos. (Foto Prensa Libre: Servicios)

Pensar positivo es cuestión de actitud y una decisión personal de cada momento de su día.  Cómo controlar cuando aparecen avalanchas de negatividad, que parecen no tener fin.

¿A qué podría llevar los pensamientos negativos?  Estos sin control podrían llevar a crisis emocionales que llevan a las personas a momentos de tristezas, ansiedad y en casos extremos incluso a hacerse daño físicamente, explica la psicóloga Fabiola  Álvarez.

“Cada quien programa su mente para atraer energía buena o mala, que se concentra en el alma, y es la que siente, llora o ríe”, dice Anne Bonin de la Universidad espiritual Brhama Kumaris.

En general la calidad de los pensamientos tarde o temprano se hacen visibles en las palabras, frases, comportamientos e incluso en las expresiones del rostro.  “La semilla de nuestras palabras y acciones es el pensamiento”, explica Anthony Strano, en el libro El potencial del pensamiento positivo.

Recuerde que todo lo hecho en el mundo nació con un pensamiento o una idea.  Es decir que todo existe primero en la mente y luego se concreta en acciones.

Así que es tiempo de enfocarse en lo importante y dejar los pensamientos innecesarios o inútiles, así como los negativos.

Los pensamientos dan paso a las acciones en la vida. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Estos últimos son dañinos y quitan la paz personal   Por lo regular están basados en la ira, la avaricia, expectativas insatisfecha, desacuerdos y celos.  Al mantenerse en ellos es como ir envenenado la mente.

Strano aclara que “pensar positivo nos da el sentimiento de más tranquilidad interior y se dan relaciones más ligeras sin tantas exigencias, lo cual las hace más duraderas porque se acepta mejor a los demás, sin querer cambiarles.

Aquí compartimos algunos consejos que explican los expertos para convertir la mente en una amiga y llenarla de cuestiones que la enriquezcan.

  1.  Conozca sus emociones y pensamiento
    Conocerse es importante.  Reconocer cuáles son los detonantes de los pensamientos negativos y tener acciones para cuando vengan es vital.Es importante evaluar situaciones que valen la pena cambiar o invertir tiempo en analizar la emoción y desechar o ignorar las que no lo requieran. Así evitará el desgaste de su energía.
  2. Fortalezca la autoestima
    Esto es vital para estimular los pensamientos positivos y eso se logra al tener aficiones y afianzar aquello en lo que se es bueno.Al fortalecer la autoestima se generan más posibilidades de crecimiento, descubrimiento y desarrollo de capacidades.Una autoestima sana hace que nadie se sienta inferior ni más valiosos que otros. El estar conscientes de que existen cosas que hacen bien y otras que son más difíciles, ayuda a tener seguridad en sí mismos.
  3. Medite
    Diferentes estudios han comprobado que la práctica diaria de la meditación mejora la capacidad de concentración, aumenta el equilibrio emocional y la tolerancia, entre otros beneficios.La base de todos los métodos es aprender a llevar una respiración más consciente.El solo tomar un momento para respirar y cerrar los ojos durante un lapso corto podría ayudar a relajarse.La ciencia nos cura físicamente y la meditación no es algo opuesto, sino un complemento. Los médicos ayudan con procesos y tratamientos, pero muchas de las enfermedades son consecuencia de la ansiedad, el temor, los rencores y otras emociones. Controlar estas emociones no es responsabilidad de los médicos, sino de cada ser humano y la meditación es un camino para lograrlo.
  4. Tenga un tiempo personal
    Dedíquese a usted mismo.  Póngase metas, lea libros de autoayuda, encuentre diferentes actividades que le fortalezcan.  También reconozca si necesita de algo y pida apoyo con un especialista de no poder salir de un cúmulo de pensamientos negativos.Otra recomendación es fortalecer su proceso espiritual, según sus creencias.
  5. Mantenga una vida activa
    La práctica de actividad física es una opción esencial en el tratamiento de situaciones emocionales y psiquiátricas.  Ejercitarse mejora la calidad del sueño, reduce los síntomas de la depresión, aumenta los niveles de serotonina, mejora el flujo sanguíneo y aumenta la autoestima.

 

Contenido relacionado

>4 sencillas estrategias para realizar con éxito las tareas que no nos gustan

>¿Hay una fórmula para ser feliz? 4 recomendaciones para alcanzar la felicidad?

>Ponte a prueba: ¿qué significan estas fobias y manías?

0