Qué son los cólicos menstruales, por qué ocurren y cómo aliviarlos

Los cólicos menstruales (dolor en abdomen y espalda) son algunos de los síntomas que sufren las mujeres al atravesar la fase de sangrado en el ciclo menstrual.

El dolor abdominal es un síntoma común en las mujeres cuando atraviesan el ciclo menstrual. Sin embargo, es importante descartar que se trate de una enfermedad. (Foto Prensa Libre: Servicios).
El dolor abdominal es un síntoma común en las mujeres cuando atraviesan el ciclo menstrual. Sin embargo, es importante descartar que se trate de una enfermedad. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Las mujeres, a partir de que inicia la etapa fértil de su vida con el primer sangrado de origen menstrual (menarquía), comienzan a atravesar cambios fisiológicos como el crecimiento de las mamas, el vello púbico y axilar, entre otros.

Asimismo, todos los meses vive el ciclo menstrual que inicia con un sangrado y pasa por la etapa de la ovulación, en la que tiene mayor posibilidad de quedar embarazada, si tiene relaciones sexuales.

Pese a que el ciclo menstrual es algo por lo que todas pasan, no ocurre siempre de la misma forma. Es decir, algunas veces pueden presentar síntomas distintos (en cantidad, duración, etc.) e incluso el dolor en el abdomen y espalda baja.

Dismenorrea

Uno de los órganos que entra en juego en este proceso es el útero, el cual tiene contracciones con el fin de cumplir algunas funciones: expulsar al bebé (cuando hay un embarazo) y expulsar la sangre (cuando se está en el ciclo menstrual).

Dichas contracciones son las que provocan dolor y, según explica Byron Chacón, ginecólogo, “estas son normales y, hasta cierto punto, el dolor puede ser normal”, sin embargo, cuando este es intenso, es necesario hacerse un chequeo médico, pues podría ser señal de algo patológico.

La dieta y el ejercicio son hábitos para una buena salud. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Cuando se trata de una menstruación dolorosa, médicamente se le identifica como “dismenorrea”. Según explica Jesen Hernández, ginecólogo, se trata de la liberación de sustancias (prostaglandinas) que hacen que los músculos del útero se contraigan y relajen, provocando un calambre. Esto puede ser por causas hormonales o anatómicas del útero.

Cómo aliviarlo

Cuando el dolor está dentro de los parámetros normales, es posible aliviarlo a través de analgésicos, medicamentos que actúen contra las prostaglandinas (Ibuprofeno) o cualquiera que sirva para inhibirlo, dice Hernández. Asimismo, Chacón recomienda tomar acetaminofén y, alguna vez será necesario repetir la dosis para aliviar el dolor.

También el cambio del estilo de vida puede ayudar a disminuir los dolores y el Síndrome Premenstrual (SPM), dice Chacón, y agrega que “al hacer ejercicio cardiovascular, dieta adecuada y bajar de peso”, es posible contrarrestar el dolor.

Por otro lado, también es recomendable colocarse calor local en la parte baja donde está el útero. En el caso de remedios caseros, estos se utilizan cuando el problema es leve, pero esto depende de cada mujer y los síntomas que perciba.

Es recomendable colocar paños calientes en el dolor local. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Como sabemos, no todos los cuerpos son iguales ni todas las mujeres tienen los mismos síntomas. De igual forma, no todas reaccionarán de la misma manera ante dichas recomendaciones, por lo que, al no percibir ningún alivio y también presenciar otros síntomas (diarrea, dolores intensos, náuseas), esto podría relacionarse con alguna enfermedad, explica Chacón.

Del mismo modo, Hernández recomienda que, cuando los dolores inician repentinamente, sin haber tenido este síntoma con anterioridad, es importante realizarse un chequeo y descartar que se trate de algo patológico.

Enfermedades

Cuando existen irregularidades en el ciclo menstrual por el desequilibrio hormonal, pueden existir distintas enfermedades que necesitan un chequeo, diagnóstico y tratamiento. A continuación, le mencionamos algunas que, de acuerdo con Chacón, son las más comunes en las pacientes:

  • Quistes ováricos

Estos consisten en sacos llenos de líquido que se forman durante la ovulación, cuando el ovario libera un óvulo. Pero no es el quiste lo que causa dolor, sino “las alteraciones hormonales pueden hacer que los cólicos sean más duros por contracciones más fuertes”, dice Chacón.

  • Endometriosis

Estas ocurren cuando un tejido del útero crece en otras zonas del cuerpo, fuera de los ovarios, lo cual produce hemorragias internas y sangrado entre periodos. Además, según Chacón, puede ser muy peligrosa, pues también produce infertilidad y adherencias intestinales, entre otras.

  • Adenomiosis

Consiste en el engrosamiento de las paredes del útero; esto provoca que las contracciones de los músculos san mucho más fuertes y, por lo tanto, más dolorosas.

  • Fibromas uterinos

Estos consisten en tumores no cancerosos que se forman por células musculares y otros tejidos que crecen en la pared del útero. Aunque no es el caso de todas, pueden causar fuertes dolores.

“En referencia a la dismenorrea”, dice Hernández, “siempre hay que buscar causas hasta descartar que sea patológico, ya que podría ser grave”. Chacón coincide en que es importante investigar los síntomas.

 

Contenido relacionado:

>Cómo manejar el estado de ánimo cambiante durante la menopausia

>La inteligencia de las mujeres no se ve afectada con la menstruación

>Las niñas deben limitar el consumo de carne roja, porque acelera la pubertad

0