Cómo manejar el estado de ánimo cambiante durante la menopausia

Los síntomas de la menopausia pueden variar según la paciente; para algunas, el estado de ánimo se ve alterado como consecuencia del descenso de los niveles de estrógenos. Aquí le contamos sobre esta etapa de la vida de las mujeres.

La menopausia es una etapa de la vida de las mujeres que puede implicar alteraciones en el estado de ánimo. (Foto Prensa Libre: Servicios).
La menopausia es una etapa de la vida de las mujeres que puede implicar alteraciones en el estado de ánimo. (Foto Prensa Libre: Servicios).

A lo largo de su vida, las mujeres atraviesan cambios que marcan distintas etapas, los cuales implican el funcionamiento de las hormonas, cambios físicos, psicológicos y emocionales. Una de estas etapas es la menopausia, que se da entre los 40 y 60 años, y consiste en “el cese de las menstruaciones debido al final de la producción de hormonas”, dice Byron Chacón, ginecólogo.

Esto ocurre porque los ovarios dejan de producir estrógeno y disminuye la producción de progesterona y otras hormonas reproductivas, por lo tanto, ya no puede producirse un embarazo. Sin embargo, en algunos casos, “la menopausia es provocada por una cirugía, se da de forma repentina y mucho más fuerte”, explica Chacón.

Cuando no es provocada, esta se da de forma gradual, sin embargo, en cada mujer es distinto: en algunas se da más lentamente y, en otras, de gradualidad más corta y con síntomas más fuertes.

Uno de los síntomas de la menopausia es el dolor de cabeza. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Algunos cambios en la etapa previa son: intervalo entre un periodo menstrual y el otro, la ausencia total de un periodo menstrual, cambios en los patrones de sangrado (más intenso o más leve), sangrado entre periodos menstruales.

Síntomas

A los síntomas que trae consigo la menopausia, se les llama climaterio, añade Chacón.

El descenso del nivel de estrógenos hace que el calcio no se devuelva a los huesos y, a largo plazo, esto produce osteoporosis; hay dolores de espalda y fracturas en la columna. Por ello, Chacón recomienda mejorar la calidad de vida en el presente y a futuro.

El ginecólogo Chacón sugiere el acompañamiento de medicamentos como la pivolona, el cual ayuda a evitar la osteoporosis y los síntomas de la menopausia. Asimismo, recomienda un tratamiento de origen de soya, que ayudan a disminuir todos estos síntomas.

Es importante realizar ejercicio y comenzar un tratamiento para el cuidado de los huesos. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Además del descenso de estrógenos, aumentan los niveles de FSH y LH (hormonas), lo cual provoca en la mujer la dilatación de los vasos sanguíneos, que se traduce en calores del torso a la cabeza. “Estos ataques de calor, hacen que la mujer no pueda dormir adecuadamente; se desespera”, dice Chacón, y añade que los cambios en el metabolismo pueden producir insomnio, irritabilidad, ansiedad, depresión y alteraciones emocionales. “Lo físico también se convierte en algo psicológico”, explica.

La dilatación de los vasos sanguíneos provoca ataques de calor. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Emociones

Para Chacón, la alteración del estado de ánimo se debe a dos causas: la desesperación a raíz de síntomas físicos, y el desequilibrio a nivel de los neurotransmisores del cerebro (serotonina, dopamina, otros).

La psicóloga Marcela Prera considera que es importante el autoconocimiento de las emociones: “Conocer cómo desarrollo mis emociones de manera conductiva, cognitiva y físicamente”, agrega.

Asimismo, Prera recomienda la distracción como método para desenfocarse de síntomas molestos como los ataques de calor; para ello, sugiere hacer un listado de actividades (escuchar música, caminar, llamar a alguien, ver una película). Esto permite calmar la ansiedad y el insomnio.

Es recomendable realizar actividades que distraigan de los síntomas. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Pese a que la menopausia no es patológica, el psicólogo Andrés Asturias explica que existen otras sensaciones físicas como sudoración, palpitaciones, vértigos, mareos y dolores de cabeza. Asimismo, añade que hay síntomas del comportamiento como la inapetencia sexual, la disminución de las interacciones sociales y menor tolerancia a las frustraciones, entre otros.

Para ello, Asturias sugiere informarse bien sobre los cambios de esta etapa, afrontarla como un proceso normal, “procurar mantener una vida social, física, intelectual y emocionalmente activa”, asesorarse con su ginecólogo y tomar en cuenta que podrían activarse trastornos psicológicos.

Una vida social activa puede contribuir a la mejora del estado de ánimo. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Otras recomendaciones

  • Practicar deporte (caminar, nadar, bicicleta) al menos tres veces por semana, al menos 30 minutos.
  • Rodearse de personas optimistas, platicar sobre esta etapa y entablar relaciones de comprensión mutua.
  • Cuidar de la salud física y mental, así como del arreglo personal para la autoestima.
Es importante cuidar del autoestima y entablar relaciones emocionales sanas y estables. (Foto Prensa Libre: Servicios).

 

Contenido relacionado:

>La mujer que se aproxima a los 50 años experimenta cambios en su ciclo menstrual

>Demuestran que la edad de la menopausia está vinculada con el cáncer de mama

>Alimentos de soya puede proteger de la osteoporosis a mujeres en la menopausia

0