Rehidratación oral: Cuándo tomar una bebida isotónica y cuándo un suero, y cómo prepararlos en casa

La hidratación es esencial en la vida de los seres humanos, conozca cuál es la bebida recomendada para cada situación y edad.

Publicado el
La hidratación también influye en el rendimiento deportivo.  (Foto Prensa Libre: The Lazy Artist Gallery en Pexels)
La hidratación también influye en el rendimiento deportivo. (Foto Prensa Libre: The Lazy Artist Gallery en Pexels)

En ocasiones las personas utilizan las bebidas deportivas o isotónicas cuando existe diarrea o un cuadro de deshidratación por problemas gástricos.  Esta solución no es recomendable porque el cuadro podría complicarse a causa de ello.

El médico Neville Forbes, especialista en medicina deportiva, explica que las bebidas isotónicas ayudan a reponer los electrolitos perdidos a través de la transpiración o el sudor, pero uno de sus componentes es el azúcar, el cual se necesita como energía cuando el ejercicio es prolongado.

Sin embargo, en cuadros de enfermedad gastrointestinal el azúcar o glucosa provocan más diarrea. En este caso solo debería tomarse suero o sales de rehidratación, además de las recomendaciones médicas, según cada caso.

La nutricionista Gabriela Beltetón agrega que cuando la diarrea se presenta en los niños no se les debe dar bebidas isotónicas y de estar en etapa de lactancia, la leche materna es el hidratante conveniente.

Beltetón explica que las bebidas deportivas tampoco sustituyen un refresco normal, en especial en los niños, por la cantidad de azúcar que tienen, únicamente deben tomarlas si hacen ejercicio.

La hidratación sí importa

Con regularidad se estima que se necesita un mínimo de ocho vasos al día.  Es una meta razonable, aunque los parámetros dependen de cada persona.

Las National Academies of Sciences, Engineering, and Medicine (Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina) determinaron que el consumo diario adecuado de líquido es de 15 1/2 tazas (3,7 litros) de líquido para los hombres y aproximadamente 11 1/2 tazas (2,7 litros) de líquido por día para las mujeres.

Esta cantidad proviene de los distintos líquidos: agua, bebidas y alimentos. Es importante recordar que el agua representa el 60 por ciento del peso corporal.

Las frutas, vegetales, así como leche, jugos y tés también ayudarán a llegar a estos requerimientos de líquidos.

Su consumo frecuente es ideal para eliminar los desechos por la orina, la transpiración y las evacuaciones intestinales, además de mantener la temperatura normal y otras funciones.

También es importante aclarar que las bebidas energizantes no cumplen ninguna función como las isotónicas ni reponen electrolitos.   Estas por el contrario, tienen una cantidad abundante de cafeína, estimulantes y otras sustancias.

Usted está hidratado si no tiene sed y el color de su orina es amarilla claro.

La deshidratación no permite que el cuerpo realice las funciones normales, disminuye la energía y provoca que la persona se sienta más cansada.

Los beneficios de las bebidas isotónicas

Estas bebidas deportivas son específicas para aquellos que tienen un trabajo duro corporal.  Regularmente se recomiendan cuando las personas han hecho ejercicio desde una hora a más tiempo y necesitan recuperar líquidos, dice Nobel.

El ideal es que si práctica una disciplina que le haga sudar, beba más agua para cubrir la pérdida de líquido.

La dinámica debe consistir en hidratar al cuerpo antes del ejercicio, durante el mismo y después.  Una bebida deportiva reemplaza los minerales de la sangre (electrolitos) perdidos a través del sudor.

Cómo preparar bebidas rehidratantes en casa

Existen distintas marcas de bebidas isotónicas y también de sales hidratantes, pero con unos cuantos componentes usted mismo puede prepararlas.

Bebida isotónica

El agua de coco es un isotónico natural.  Así que esta opción por sí misma tiene diversos componentes.

Si quiere preparar otro tipo de solución, para hacer un litro utilice tres tazas de agua, una cucharadita de sal, 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio, dos limones, una naranja y una cucharada de miel de abeja.

Mezcle los ingredientes líquidos, agregue la sal, el bicarbonato y la miel.  Revuelva bien y estará listo para beber después del entrenamiento.  También es posible refrigerarlo.

La miel y el bicarbonato de sodio son esenciales en una bebida isotónica. (Foto Prensa Libre: Gustavo Fring en Pexels)

Rehidratación oral
El cuerpo pierde líquidos cuando tiene fiebre, vómitos o diarrea. La Clinica Mayo recomienda en estos casos beber más agua y seguir las indicaciones de un profesional.

Aunque existen opciones comerciales, en casa también podría prepararla ante una emergencia, comenta la nutricionista Rosa María Mendoza.

Para ello necesitará naranjas dulces maduras, agua y sal.  Exprima las naranjas hasta obtener dos vasos (500 ml), cuele la pulpa y mezcle el jugo con la misma cantidad de agua y 1/8 de cucharadita de sal.  Almacénelo en una botella hermética en el refrigerador y tómelo esporádicamente.

Para preparar el suero si no tiene naranja en casa puede utilizar limón. (Foto Prensa Libre: Pexels)