¿Terror a los perros? Conozca cómo superar la fobia

La cinofobia es el temor irracional a los perros y es una de las fobias más comunes. La tecnología y otros métodos ayudan a superarla.

La fobia a los perros es una condición posible de superar. 
(Foto Prensa Libre: Pexels)
La fobia a los perros es una condición posible de superar. (Foto Prensa Libre: Pexels)

Todos tenemos miedo, pero sentir que no se puede enfrentar y llevarlo a extremos que incluso limitan la forma de vivir es un problema serio. La fobia es ese miedo irracional a diferentes cosas o situaciones con un listado que incluye el terror a las alturas, a los túneles, la oscuridad y a los perros, solo algunas de las más comunes.

Gladys, de 50 años, recibió un cachorro que sus hijos llevaron a la casa sin saber lo que representaría, pues no podía ni salir de su habitación.  El pequeño recién llegado le provocaba esa respuesta corporal que va desde un latir rápido del corazón, sudoración excesiva y la necesidad de huir.

Quienes sufren de fobias específicas evitan enfrentarlas a pesar de que saben que no hay amenaza o peligro, pero se sienten impotentes para detener el miedo irracional.  Las consecuencias podrían ser desde pasar por este  aislamiento social para evitar los lugares y las cosas que producen este temor hasta experiencias en que sufran de depresión y otros trastornos de ansiedad.

¿Cómo se desencadena esta respuesta?  “Una fobia específica puede ser el resultado de un evento traumático o una experiencia desagradable, en este caso con algún perro, o bien que el temor sea genético, ya que se ha comprobado que podría heredarse de padres a hijos”, explica el psicólogo Arturo Archila.

Con respecto a la genética, Archila explica que no tiene que ser el mismo miedo.  Alguno de los padres temen a los perros y quizá los hijos a los gatos u otras cuestiones.  En la literatura también se ha descrito que las fobias están relacionadas con una conducta aprendida en casa.

Las personas con temor a los perros evitarán todo contacto con ellos y sin tratamiento podrían presentar un episodio de pánico.  (Foto Prensa Libre: Carissa Rogers, en Pexels)

En la adolescencia o edad adulta reconocer que se tiene un problema con este tema es un paso fundamental para acercarse a buscar ayuda.  Enfrentar los miedos propios es un proceso que podría llevar cierto tiempo y que es posible a través de distintas técnicas.

Vencer la fobia

Con los días, Gladys empezó a interactuar un poco más con su amigo canino.  Pasaron algunas semanas antes de que empezaran a llevar una relación tranquila y, aunque ya conviven en los mismos espacios, Gladys todavía no juega con él.  “Esto ha sido un gran paso para mí y con los meses tal vez me anime a acercarme más”, dice.

Ella por su cuenta ha intentado superar el miedo en una de las maneras más frecuentes que se recomiendan, hacer cambios paulatinos y exponerse cada vez más a lo que provoca temor y así superarlo.  No todos los logran solos y en ocasiones se requieren de terapias que van de algunas semanas hasta meses.

Dentro de las opciones de tratamiento está la terapia cognitiva conductual que incluye diferentes técnicas para aprender a ver la situación de una manera distinta.  La finalidad es que se fortalezca la autoconfianza.

Incluso la tecnología se  suma a las opciones que los especialistas ofrecen a sus pacientes.  Las gafas de realidad virtual se utilizan para recrear escenarios y apoyar a las personas a experimentar con más seguridad aquello que temen.

Uno de los software utilizados es el PsicoVR desarrollado para esta tecnología y dedicado al tratamiento psicológico de fobias, estrés o pánico. Se tienen experiencias con más de una veintena de escenarios

También está la terapia holokinética que se fundamenta en el aprendizaje de la percepción de todo, dice Archila.  Regularmente es un proceso corto en el que se aprende a resolver los problemas en el momento en que suceden y esto permite que la persona con fobia reconozca qué hacer frente al temor.

Rosario Barrios, entrenadora profesional de animales de Cooldog, comenta que ha apoyado en superar fobias a niños que han tenido una experiencia desagradable con los animales o bien que en casa han aprendido a temerles.

“En casa se les asusta a los niños con que los perros les van a morder si no se comportan bien y hace que nazca un temor y se convierta en una fobia”, dice la experta.

Barrios explica la importancia de la educación en todos los niveles para reconocer más de cómo actúan los perros, sus respuestas y que ellos únicamente atacan porque se sienten amenazados por una situación que le molesta o le da miedo.

La entrenadora lleva un paso a paso en el que el niño tienen más contacto con el perro.  El proceso lleva regularmente cerca de dos o tres meses.  En ocasiones es de la mano con un psicólogo.

Compartimos un video del canal de TitiCLB, en el cual  documenta la manera de superar la fobia a los perros.  ¿Lo logra o no?