Estudiante guatemalteco desarrolla sistema para ayudar a escribir a personas con parálisis en brazos y manos

Desarrollar un sistema que ayude a escribir a quienes sufren parálisis en sus miembros superiores o que carezcan de ellos, es el proyecto en el cual trabaja Óscar Castañeda, un estudiante de 22 años de la carrera de Ingeniería Electrónica en la Universidad del Valle.

Publicado el
Óscar Castañeda  ha dedicado 20 semanas a desarrollar el proyecto del  teclado P300.  Foto Prensa Libre: Ana Lucía Ola.
Óscar Castañeda ha dedicado 20 semanas a desarrollar el proyecto del teclado P300. Foto Prensa Libre: Ana Lucía Ola.

El proyecto se denomina P300, el cual busca identificar las letras que la personas necesitan para formar las palabras que quieren comunicar.

¿Cómo lo logra?

Este futuro ingeniero nos explica que para reconocer los letras se presenta en una pantalla de computadora el abecedario completo, luego cada letra se ilumina por fila y columna de manera rápida durante 15 veces.

La persona debe contar el número de veces que se enciende el símbolo que necesita y el sistema lo identifica por medio de las señales encefalográficas que se emiten al reaccionar ante ese carácter.

Esta actividad eléctrica que ocurre en el cerebro es captadas por un aparato con varios sensores conocido como Emotiv EPOC que se coloca en la cabeza de las personas.

Así sucede con cada letra hasta formar lo que se quiere expresar y al final aparecerá escrita en la pantalla.

Sobresaliente

Oscar es un claro ejemplo de que la edad no es impedimento para hacer cosas que impacten a la sociedad, pues este proyecto ayudará a muchas personas con discapacidad.

Pese a que este sistema y la interfaz cerebro-computadora es muy estudiada en otros países, en Guatemala no ha sido implementada.

“En el mundo hay muchas ideas que serían útiles en Guatemala pero necesitamos gente que comprenda esas ideas y las desarrolle dentro del país”, dijo Oscar, quien trabaja el proyecto junto a Javier Iván Castillo Rivera.

El P300 es el proyecto con el cual espera graduarse este año en la universidad, donde ha destacado como buen estudiante y por cuatro años ha sido reconocido por su desempeño académico.

“Yo no estudio por recibir reconocimiento sino porque me gusta aprender… disfruto lo que hago”, señaló.

Interesante

El P300 se llama así porque la reacción cerebral ocurre 300 milisegundos después de que se presenta un estímulo. La P es porque en la señal que se emite hay un pico positivo que tiende a subir en el monitor de la pantalla donde se observa la reacción.

En pocos días se comenzarán las pruebas de este sistema con personas con parálisis en sus miembros superiores.