Inteligencia Artificial en Google Meet permitirá asombroso cambio en videollamadas

La plataforma de videollamadas de Google ahora tiene una nueva característica que hará que las llamadas sean más agradables y audibles.

Las plataformas de llamadas por video aumentaron su demanda con el confinamiento por el coronavirus. (Foto Prensa Libre: Google)
Las plataformas de llamadas por video aumentaron su demanda con el confinamiento por el coronavirus. (Foto Prensa Libre: Google)
Google ha comenzado a integrar la última función diferencial de videollamadas de Google Meet: la cancelación de ruido. Esta podría ser una marca de distancia para Zoom, Microsoft Teams y otras aplicaciones que compiten para mantener y ganar nuevos usuarios.

En mayo, Microsoft prometió una actualización que atenuaría los ruidos de ladridos de perros o clics de teclados. Ahora, Google Meet ha propuesto su forma de hacer que las videollamadas sean más agradables: silenciar ruidos diferentes a la voz.

 

La APP se ha actualizado para ofrecer tecnología de cancelación de ruido gracias a la utilización de inteligencia artificial (IA).

 

Es la calidad de audio la que a menudo sufre en las videollamadas y esforzarse por escuchar a los participantes por ruidos errantes puede ser bastante agotador, especialmente para las llamadas que siguen y siguen.

 

Al igual que la solución de Microsoft, los ruidos del teclado se desvanecen en la nueva función de Google Meet; pero también los ventiladores, sonidos de paquetes e incluso el crujido de comida queda oculto.

 

Cloud De-Noiser, como se le denomina, utiliza el aprendizaje automático para eliminar los ruidos, pero permite que lo que se dice con la voz aún sea completamente audible. Serge Lachapelle es el director de gestión de productos de G Suite y creó una demostración en el siguiente video sobre cuán efectivo es el proceso.

Vale la pena escucharlo porque a veces es difícil creer cuán efectivo es. Esos crujidos de papas fritas son impresionantes. Lachapelle habla mientras está moviendo el paquete y aunque su voz tiene una calidad de audio diferente, cada palabra es audible y comprensible, pero ese molesto paquete de papas queta  tan silenciosos como sise estuviera comiendo gelatina. O algo incluso más silencioso.