Los servicios en la nube ¿cómo aprovecharlos más como un usuario individual?

Muchos de los servicios como las compras en línea, disfrutar de una película en Netflix o pedir un transporte son parte de la cotidianidad de estos servicios que están en la nube. Los usuarios también la utilizan para guardar su valiosa información, pero ¿se aprovecha al máximo?

Archivado en:

informaciónnube
La información en los sistemas de nube se encuentran almacenadas en equipos distribuidos alrededor del mundo.  (Foto Prensa Libre: Shutterstock).
La información en los sistemas de nube se encuentran almacenadas en equipos distribuidos alrededor del mundo. (Foto Prensa Libre: Shutterstock).

¿Vivimos en la nube? Sí, cada vez más los diferentes servicios y aplicaciones nos ofrecen la experiencia de ello.

Eric Arosemena, gerente regional de Hybrid Cloud en GBM, explica que la nube es un medio que nos permite o habilita de una forma ágil y eficiente armar soluciones para los negocios, en la vida diaria la usamos aunque no queramos, “todas nuestras cuentas bancarias ya están en la nube, así como muchos de los servicios que consumimos cuando hacemos transacciones con tarjeta de crédito o si compramos algo en línea, esas también viven y se gestionan en la nube”, asegura.

Existen servicios de nube que habilitan aplicaciones de transporte como Uber, sistemas de entrega a domicilio, entre otros, también están los servicios de chat, videoconferencias, aplicaciones de productividad, así como de entretenimiento, y a nivel empresarial existen sistemas o soluciones para todo el sistema financiero de una empresa, servicios de seguridad para defenderse contra ataques cibernéticos, entre otros.

Los dispositivos móviles hoy nos mantienen conectados a la nube. (Foto Prensa Libre: Shutterstock).

Arosemena dice que para la empresa busca agilidad y eficiencia, la nube es más eficiente si se compara con comprar equipo, instalarlo, configurarlo y mantenerlo.  La idea es que para el usuario la interacción sea tan simple como utilizar el pulgar a través de su teléfono y la nube es la única que hace fácil esta experiencia y sin ella quizá no sería viable este tipo de servicios.

Según información de Kio Networks los servicios en la nube hace tiempo dejaron de ser una moda y se convirtieron en tecnologías indispensables para que las empresas -pequeñas, medianas y grandes- tengan disponibilidad inmediata de su información, sin importar el lugar donde se encuentren sus colaboradores y directivos.

Debido a las múltiples ventajas que ofrece la implementación de estas herramientas, la firma de inteligencia de mercados IDC afirma que el 2021 será el año en el que muchas organizaciones migren a entornos multicloud, pues los diferentes tipos de nube brindan la agilidad y la flexibilidad que requieren las corporaciones para seguir respondiendo a las dinámicas de la “nueva normalidad”.

“El concepto multicloud se refiere a la estrategia tecnológica que permite concentrar diferentes servicios de nube, ya sea pública, privada o híbrida. El objetivo es que las corporaciones optimicen sus recursos y minimicen riesgos, pues la interconexión a los diferentes servicios de los proveedores facilita la innovación en las corporaciones”, dice Luis Enrique Sánchez, Director de Wingu Networks.

El uso en casa

El experto Arosemena agrega que aunque la nube es una excelente herramienta, es preciso entenderla para aprovecharla al máximo.

Para los usuarios en general los servicios en la nube también son alternativas para almacenar fotografías, vídeos, documentos, proyectos y todo tipo de archivos. Estos se quedarán en un espacio virtual.

Entre los servicios más famosos están Google Drive, Amazon Cloud Drive, MEGADropboxiCloud, Box,  cada uno tiene tanto servicios gratuitos como pagados.

Una de las recomendaciones de los expertos es entender los términos y condiciones del sitio que se utiliza.  Es importante leer la información con detenimiento para saber la capacidad de almacenaje, en qué momento podrían cobrar o los límites que existen. Es importante estar atentos porque podrían perderse cuestiones valiosas como fotos familiares o quedar restringidas después de llegar a ciertos límites.

Por ejemplo, en junio de 2021, el servicio gratuito e ilimitado de Google Fotos cambiará y dará 15 GB de almacenamiento gratis.  Es importante revisar la configuración de copia de seguridad en el sitio web o la app de Google Fotos en cada dispositivo que se use. Este cambio no se aplica a dispositivos Pixel 5 ni a modelos anteriores.

Actualmente más de mil millones de personas suben la 28 mil millones de copias de seguridad de fotos a Google Fotos cada semana.

También es importante que al tener un servicio se entienda la disponibilidad de los datos,  qué pasa ante un problema técnico y qué tipo de política de respaldo tienen.

Otra temática que no puede pasar desapercibida es el de privacidad y confidencialidad, desde que sube a la nube alguien tiene esos datos y podría estar dándole al proveedor el derecho de utilizar la información para temas de mercadeo, que es lo más común, así como para otros negocios.

El uso de contraseñas seguras es indispensable para la seguridad personal de la información. (Foto Prensa Libre: Shutterstock).

En un artículo publicado en Dpa explica que aún cuando no haya que proporcionar nada más que direcciones de correo electrónico para utilizar un servicio, eso no significa que no se esté recopilando datos. Según los expertos, lo que realmente sucede es que tanto las direcciones de correo electrónico de los remitentes como de los destinatarios acaban en alguna base de datos.

Y no se puede descartar que los propios archivos de datos que se están intercambiando acaben siendo analizados de alguna forma, y a diferencia de lo que se asegura, tal vez ni siquiera sean borrados para siempre después de ejecutada la transferencia, sino que las direcciones de correo implicadas acaban siendo usadas para crear perfiles de usuario.

Especialistas dicen que la encriptación de los archivos antes de subirlos a la nuble debería ser indispensable. Y para poder contar con una protección bien encriptada debería realizarla uno mismo. Si el propio servicio ofrece encriptación y desencriptación automática en el navegador, a menudo no está claro qué tecnología hay detrás y si la seguridad realmente está garantizada.

Así que aunque muchos  servicios son gratuitos, es indispensable leer la letra pequeña para entender cuidadosamente cómo funciona.

Más ventajas

Ali Lemus, director de investigación y desarrollo de la Universidad Galileo, explica que al final lo que buscan estos servicios es que las personas prueben los servicios, así como las ventajas para adquirir los servicios en forma de pago.

El experto ve positivo la manera en que las personas pueden respaldar su información.  Hoy las computadoras físicas ya no necesitan tanta capacidad de almacenamiento como antes porque es en el línea que se puede mantener la información.  Ningún equipo personal llegaría a tener la capacidad que ofrece la nube.

Los datos están disponibles todo el tiempo al solo utilizar una contraseña y abrir el documento en cualquier parte del mundo donde se encuentra.  Lemus recientemente pasó por el robo de su equipo físico, pero la mayoría de su información estaba respaldada en la nube y esto ha hecho que recupere gran parte de ella.

El hecho de mantener claves y contraseñas también asegura la información.  Con ello, se debe tener cuidado de no compartirlas, así como de cambiarlas con frecuencia y evitar entrar a sitios que no ofrezcan seguridad.

Una de las desventajas que ve el profesional es que en algunos lugares no se cuenta todavía con acceso a Internet y esto dificulta para algunos el acceso a la ventaja de estos servicios.  Esto no sucedía antes que teníamos todo en una computadora personal.