Los servicios “gratuitos” en la nube también tienen su precio

Con estos servicios usualmente se recopilan datos, así sea solo su dirección electrónica.

Publicado el
Se recomienda encriptar personalmente los datos sensibles que se comparten en las nubes gratuitas. Foto Prensa Libre: DPA
Se recomienda encriptar personalmente los datos sensibles que se comparten en las nubes gratuitas. Foto Prensa Libre: DPA

Los usuarios de los servicios gratuitos de la nube cuentan normalmente con que detrás de esas ofertas hay gato encerrado. Y así es al menos cuando se utiliza la versión gratuita y más básica de uno de esos servicios que se ofrecen, informa la revista especializada alemana “c’t”.

Aun cuando no haya que proporcionar nada más que direcciones de correo electrónico para utilizar un servicio, eso no significa que no se esté recopilando datos. Según los expertos, lo que realmente sucede es que tanto las direcciones de correo electrónico de los remitentes como de los destinatarios acaban en alguna base de datos.

Se pueden crear perfiles de usuario

Y no se puede descartar que los propios archivos de datos que se están intercambio acaben siendo analizados de alguna forma, y a diferencia de lo que se asegura, tal vez ni siquiera sean borrados para siempre después de ejecutada la transferencia, sino que las direcciones de correo implicadas acaban siendo usadas para crear perfiles de usuario.

Sin embargo, a cambio del servicio gratuito, generalmente se acepta por lo menos que el proveedor muestre publicidad, rastree a los usuarios o utilice plug-ins de Facebook o Google.

El cifrado, mejor si se hace por cuenta propia

Sobre todo para el uso profesional, la encriptación de los archivos antes de subirlos a la nuble debería ser indispensable. Y para poder contar con una protección bien encriptada debería realizarla uno mismo. Si el propio servicio ofrece encriptación y desencriptación automática en el navegador, a menudo no está claro qué tecnología hay detrás y si la seguridad realmente está garantizada.