Un túnel seguro en la red: cómo funcionan las VPN

Las VPN se utilizan para acceder cuando se trabaja en casa o en itinerancia a datos que están en un servidor del empleador. O simplemente para estar conectado de manera segura.

Publicado el
Muchos optan por una conexión VPN también para el uso con fines privados. Foto: Prensa Libre DPA
Muchos optan por una conexión VPN también para el uso con fines privados. Foto: Prensa Libre DPA

Para hacerse una idea de cómo funciona una conexión VPN (Virtual Private Network, o sea, red virtual privada) cabe pensar en un túnel. En la entrada está el equipo terminal del usuario. En la salida hacia el Internet “libre”, el servidor del proveedor del servicio de VPN.

La conexión VPN se crea con ayuda de software. Y es posible no sólo con la computadora y la notebook, sino también con teléfonos celulares y tablets.
Lo que distingue a un túnel VPN es que los terceros sólo pueden ver la pared exterior, pero no la entrada y la salida o los datos que fluyen a través de él.
Por eso muchas veces una VPN se utiliza para acceder desde casa o en itinerancia a datos que están en un servidor del empleador. Aunque muchas veces también simplemente para estar conectado tanto en lo profesional como en lo privado de manera segura.

VPN disuelve bloqueos geográficos

Otro caso para aplicar esta tecnología: Un proveedor bloquea páginas de Internet o contenidos para determinados países, lo que se llama bloqueo geográfico. Este se establece en base a la dirección IP del usuario. Pero quien pueda ocultar su dirección IP real o su ubicación con una VPN, puede eludir el bloqueo.
“El primer caso es común en muchas empresas que ofrecen home office a sus empleados”, dice Ronald Eikenberg de la revista especializada “c’t”. “Desde casa o desde cualquier otra ubicación con conexión a Internet, es posible acceder al entorno de red de la compañía”.
Así, las aplicaciones y los archivos no sólo están a disposición en la oficina, sino también en cualquier otro lugar y están protegidos de las miradas exteriores.

Protegido en el túnel de miradas ajenas

Los otros dos casos de aplicación de la VPN se dan en el ámbito privado. “El túnel excluye miradas ajenas y oculta la dirección IP propia de cada computadora al navegar en Internet”, explica Eikenberg. “Eso es práctico también para eludir bloqueos geográficos”.
Un ejemplo: Quien quiera acceder desde el exterior a las mediotecas de las cadenas alemanas ARD o ZDF, no podrá hacerlo. Porque muchos programas sólo tienen licencia para Alemania. Pero quien se conecte desde el exterior a través de una VPN con un servidor en Alemania, puede ver estos contenidos sin problemas.

Muchos proveedores de VPN compiten

En el mercado hay una gran variedad de proveedores de servicios de VPN. Las prestaciones básicas en general son idénticas: A través de un software de VPN (Client) se puede elegir un servidor en otro país a través del cual se dirigirá el tráfico de datos propios.
Las diferencias entre los proveedores se dan sobre todo en la selección de países, la cantidad de servidores disponibles y la velocidad.
Las conexiones VPN pueden ralentizar bastante el navegar en la red o ver algo en streaming, de acuerdo al tipo y la carga del servidor y la distancia entre servidor y cliente. Eso deberían tenerlo en cuenta sobre todo los usuarios que quieran utilizar VPN para ver o emitir contenidos en streaming.
Ver películas en calidad HD no es posible con todos los servicios ni a través de todas las conexiones.
En la elección de un proveedor de VPN hay que tener en cuenta cuatro factores: cantidad de servidores, oferta de países, precio y confianza. Después de todo, la idea es que la VPN haga más segura la conexión a Internet y evite cualquier mirada ajena. Pero igual de importante es que sea segura la mirada desde el interior.

En última instancia, hay que confiar

“Los mismos proveedores de VPN pueden supervisar el tráfico de datos y establecer logfiles (archivos de registro) a través de las conexiones”, reflexiona Kevin Wittek del Instituto para la Seguridad en Internet (Ifis) en Gelsenkirchen, Alemania. “Por eso es prácticamente imposible controlar de cerca a los proveedores”.
Kevin Wittek trabaja en el Instituto para la Seguridad en Internet de Gelsenkirchen, Alemania. Foto Prensa Libre: DPA
En todo caso, recomienda, es mejor no utilizar aquellos proveedores de VPN que ofrecen dudosas conexiones gratuitas. Casi todos los proveedores ofrecen además contratos de permanencia, que en comparación siempre son más baratos que contratarlos por meses sueltos.
Para los que quieran ahorrar vale la pena comparar las ofertas con paciencia. Casi todos los proveedores tienen promociones especiales en algún momento. Por lo demás, para tomar la decisión, sirve ver las pruebas que realizan regularmente publicaciones y portales especializados.