Poio Galletas es divertido

El videojuego Poio Galletas es una aplicación móvil de entretenimiento que busca atrapar a los usuarios de dispositivos Android con su adictivo modo de juego.

Cada pantalla tiene diferentes caminos; los más cortos son los más difíciles.
Cada pantalla tiene diferentes caminos; los más cortos son los más difíciles.

El título, que fue desarrollado por Carlos Villagrán, Daniel Herrera y Guillermo Valladares, estudiantes de la Universidad Galileo, sigue la línea de aplicaciones que conectan al jugador con el deseo de superar niveles, con el objetivo de ser mejor que sus amigos.

Así funciona

Sin duda, quienes han jugado Flappy Bird, que esta semana fue retirado de las tiendas de iOS y Android, se identificarán con la modalidad de la aplicación. La diferencia es que “este es un juego más inteligente”, mencionaron los jóvenes desarrolladores que integran la emergente compañía de software móvil Cool Cake Soft.

“En la mayoría de juegos se tiene un joystick integrado, pero el nuestro utiliza una galleta para llamar la atención del personaje, que es un pollito, por lo que el jugador deberá acercar el objeto al campo de visión del protagonista para que lo vea y siga. De esta manera se hace que salte, camine o se detenga”, explica Valladares.

El desarrollador agrega que el gamer debe ser cauteloso y no permitir que el pollito se coma la galleta, pues si este le da tres mordidas, será el fin del juego y deberá volver a empezar.

Por ahora, Poio Galletas tiene tres mundos de aproximadamente 12 pantallas cada uno, con diferentes niveles de dificultad.

El videojuego es gratuito y puede descargarse de la tienda Play Store.