¿Puede una iPad sustituir a una computadora portátil? 3 razones por las que sí y 2 por las que no

¿Pensando en comprar una iPad Pro? Aquí unos motivos para hacerlo (o para no).

Publicado el
Craig Federighi, vicepresidente de software en Apple, presentó las novedades de la iPad Pro, en el pasado WWDC (Foto Prensa Libre: AFP).
Craig Federighi, vicepresidente de software en Apple, presentó las novedades de la iPad Pro, en el pasado WWDC (Foto Prensa Libre: AFP).

La crítica hacia las iPad, durante años, ha sido la misma: son un gran dispositivo, con una fluidez en el sistema operativo y bien hechas. Pero nada más.

Esa fue la intención inicial de Apple, con entonces Steve Jobs al frente de la compañía, cuando en 2010 se presentó la iPad.

El propósito era dar un sistema de entretenimiento con una pantalla más grande que un iPhone, pero más pequeña y práctica que una MacBook.

Fue entonces cuando creció la popularidad de las tabletas, un interés que luego decayó cuando las personas se dieron cuenta que las pantallas de los teléfonos se hacían más grandes y cabían en el bolsillo, mientras que para enviar correos y escribir reportes una portátil era lo más conveniente.

Con las iPad, Apple ha dominado el mercado y difícilmente tiene competencia, especialmente por la nitidez de las pantallas, el sistema operativo y la rapidez de trabajo. Pero desde las iPad Pro, específicamente con el modelo de finales de 2018, la compañía quiere dar un salto de calidad.

¿Puede Apple generar más interés (y versatilidad) en las iPad Pro? (Foto Prensa Libre: AFP).

Por eso lanzó, a principios de junio, el sistema operativo iPadOS, una versión que se aparta del iOS para móviles y con el que la compañía quiere atender las críticas a la falta de funciones en una tableta de gran potencia pero pocas posibilidades de trabajo.

En la realidad, y en palabras de diferentes analistas y expertos, hay motivos para pensar que sí; otros, en cambio, creen que hay tareas pendientes. Aquí las enlistamos.

Las mejoras

  • 1 – Más como un escritorio

iOS en una tableta era eso: tener la fluidez y las opciones de un iPhone, en una pantalla más grande. Eso puede beneficiar al usuario pero en términos de eficiencia, es un avance mínimo.

Ahora con iPadOS existe la posibilidad de añadir widgets (pequeñas aplicaciones) en la pantalla principal, como la hora y noticias, lo que da una sensación más de una portátil.

Los widgets y una mejor distribución de aplicaciones son ahora parte de iPadOS (Foto Prensa Libre: AFP).

No es solo un cambio estético. También existe una visualización más práctica de las aplicaciones abiertas y un sistema de pantalla dividida que permite aprovechar el tamaño de la pantalla y el poder el chip A12.

A eso se le suma que Safari cuenta con una versión que recuerda al MacOS, lo que permite una mejor interacción con los sitios.

  • 2 – Gestor de archivos (y externos)

Una de las principales decepciones de las iPad era que el gestor de archivos era casi inutilizable. Cualquier fotografía se guardaba en el carrete, sin posibilidad de crear carpetas, y toda descarga de archivos iba a una misma lista.

Lea también: 4K, HD, HDR… Cómo comprar el televisor ideal

Ahora, la sección de archivos es más como el Finder de MacOS, lo que permite un mayor orden y administración de los elementos.

También se incorpora la función de conectar discos externos, lo que deja usar archivo desde otras plataformas aprovechando la conexión USB-C.

  • 3 – Un ratón

Algo que parece elemental pero que es una novedad en las iPad. Si bien la pantalla táctil ofrece muchas ventajas y es intuitiva, difícilmente se puede superar al uso de un puntero, que es casi ya elemental de cuando se trata de interactuar con una computadora.

Eso hace que, cuando se usa un teclado como accesorio, no se tenga que estirar la mano para elegir, abrir o seleccionar elementos.

De momento funciona con una conexión Bluetooth, aunque no está del todo claro sí también se permitirá usar ratones no producidos por la compañía.

Lo que falta

  • 1 – Un dispositivo personal

Una de las prioridades de Apple siempre ha sido la seguridad del dispositivo y la privacidad del usuario.

Es por eso que se resistió a la descarga de archivos y el uso de discos externos en la computadora. Un paso que debía llegar pronto.

Sin embargo, esa idea de privacidad mantiene que la Apple sea casi un dispositivo exclusivo para una persona.

No hay opción de que varios usuarios ingresen a la iPad y tengan sus propias cuentas y configuraciones, algo que sí se puede hacer en MacOS.

  • 2 – La exclusividad de Apple

También se debe recordar que iPadOS tiene un fundamento en iOS, que funciona con aplicaciones desarrolladas específicamente para esa plataforma.

Apple tiene las propias, como Safari o Mail, por lo que cualquier persona que prefiera otras opciones como Mozilla o Google Chrome, se verá limitado en ello.

Algunos usuarios esperan que el dispositivo permita mayor versatilidad en el uso de aplicaciones (Foto Prensa Libre: AFP).

Además que finalmente son aplicaciones, que suelen ser limitadas, y depende de cómo se visualicen una versión de escritorio de Safari.

En resumen, existe una mejora importante y la iPad Pro, en sus modelos de 11 y 13 pulgadas, que podrían sustituir a una laptop.

El tema es si usted tiene el dinero suficiente, desde US$700, para intentarlo.

Contenido relacionado:

> Sonido, batería, calidad: qué se debe tomar en cuenta para comprar audífonos (y cuáles son las mejores opciones)

> E3 2019: Seis juegos que ya queremos jugar

> Aplicaciones gratuitas que lo ayudarán a ponerse en forma