Archivos disponibles en la palma de la mano

El móvil Robin no tendrá problemas para  almacenar la información.

Robin es un potente celular Android que guarda automáticamente en la nube lo que no se usa. (Foto Prensa Libre: Cortesía de Nexbit).
Robin es un potente celular Android que guarda automáticamente en la nube lo que no se usa. (Foto Prensa Libre: Cortesía de Nexbit).

Cada vez son más las personas que se frustran porque el espacio en la memoria de sus celulares no les alcanza. Con Robin, un dispositivo que se hace llamar un “teléfono más inteligente que los teléfonos inteligentes”, este problema es cosa del pasado.

Este celular Android fue diseñado por la empresa Nexbit, con sede en San Francisco, California, con el propósito de olvidarnos de los problemas por falta de espacio para guardar datos.

Robin es, en apariencia, un smartphone de alta gama con un diseño original y atractivo; sin embargo, por dentro es un potente dispositivo que se encarga de “estudiar” los hábitos del usuario y deshacerse del contenido que no se usa.

El aparato realiza todo esto a través una “integración total” del sistema operativo Android en la nube —espacio virtual en internet—, según sus creadores.

Otro atractivo del móvil es su diseño y  pantalla. (Foto Prensa Libre: Cortesía de Nexbit).

Cómo funciona

“Robin puede hacer lo que otros no: expandir sin problemas su almacenamiento online para que siempre tengas el espacio que necesitas para lo que más quieras. Al usar el potencial ilimitado de la nube, Robin cumple más allá de sus especificaciones técnicas”, explica Nexbit en su página de Kickstarter, donde este proyecto ya superó la meta de US$500 mil de financiación masiva.

Este teléfono inteligente, además de contar con 32 GB de memoria física, le brinda al usuario 100 GB gratis de espacio virtual. El aparato optimiza el espacio físico, encargándose de eliminar del celular y subir a la nube aquellas apps y fotos que no se han usado en determinado tiempo, vía wifi. Si luego se desea contar con este contenido de nuevo, el móvil lo descarga de la nube. Todo se administra desde Android, donde se muestra con íconos transparentes todo el contenido que está guardado online.

Las primeras unidades de Robin empezarán a producirse en enero del 2016, y se venderán a aquellos usuarios que ya lo adquirieron en preventa por Kickstarter.