Economía

Esposos crean smoothies artesanales sin azúcar 

Con tres combinaciones de sabores de frutas y vegetales los smoothies Good Mood, preparados de forma artesanal, son parte del emprendimiento de los esposos José Javier Viteri y Pamela de Viteri.

Por Rosa María Bolaños

José Javier Viteri y su esposa crearon los smoothies artesanales de frutas y verduras Good Mood, como una opción natural sin azúcar. (Foto Prensa Libre: Paulo Raquec)
José Javier Viteri y su esposa crearon los smoothies artesanales de frutas y verduras Good Mood, como una opción natural sin azúcar. (Foto Prensa Libre: Paulo Raquec)

José Javier es ingeniero industrial y Pamela, diseñadora gráfica, mientras él se encarga del tema operativo y de producción del negocio, ella trabaja el desarrollo de la marca y la presentación.

Ambos vienen de laborar en sectores ajenos a este tipo de negocios de alimentos ya que Javier ha laborado enlos sectores de construcción y energía, Pamela ha laborado en publicidad.

El negocio empezó hace tres años, meses después de que en un viaje al extranjero descubieron este tipo de bebidas que no se ofrecía en Guatemala y vieron un nicho potencial.

En la actualidad ofrecen fresa-banano, naranja-zanahoria-piña además de piña y papaya. Se trata de la línea de smothies “cien por ciento naturales, listos para tomar, sin azúcares añadidos y hechos enforma artesanal” cuenta José Javier.

Su primer cliente, recuerda, fue el supermercado La Torre al cual todavía distribuyen; ahora ya llevan su producto a gimnasios, universidades, pequeños supermercados y más recientemente a varias tiendas de la cadena Walmart instaladas en el país.

Buscar oportunidades

“Mi recomendación es que se debe tener las ganas de lanzar un negocio, emprender no es fácil, uno no tiene la seguridad de un empleo fijo pero si se logra encontrar lo que a uno le gusta y esforzarse en eso puede ser más gratificante y saber que trabaja para uno mismo”, expone José Javier.

Agrega que quien tenga interés en un negocio debe “animarse, esforzarse y buscarlo” pero también preparse y ser creativo, “es un proceso de aprendizaje, mientras más va conociendo uno el medio sabe que qué pasos dar”.

“Lo más seguro es que el primer producto o idea que uno tenga no vaya a funcionar, pero hay que ser flexible, encontrar la vuelta a las cosas y buscar nuevas oportunidades” refirió el ejecutivo.

Aunque la idea original era muy diferente a lo que ahora ofrecen, dice el gerente de Good Mood. También inicialmente pensaban colocar a las bebidas el nombre de Cayuco, nombre de la fábrica que posee como Alimentos y Bebidas Cayuco, S. A. Sin Embargo se decidieron por el actual que significa buen humor.

“Ofrecemos una opción nutritiva y divertida que al mismo tiempo los pondrá de buen humor ya que una buena alimentación influye en el optimismo y en el humor de las personas”, agregó.

Recuerda que para un negocio se debe planificar y fijar estrategias pero también ser flexible si debe darse un cambio en el tipo de producto al que deben dedicarse.

Así, luego empezaron los smothies, de los cuales ya están probando dos sabores más y también están en la fase del diseño de recetas de snacks naturales como parte de la expansión a la cual le apuestan.

Las fórmulas se han hecho a prueba y error, se investigó acerca de frutas que normalmente se combinan, y se hicieron grupos de enforque (focus groups) con diferentes personas conocidas, amigos y familiares, para probar los diferentes sabores y así ir definiendo.

Aunque la familia les apoyó con financimiento para montar la empresa, refiere que se debe preparar bien el proyecto porque de igual forma tuvieron que crearlo, planificarlo, definir una estrategia, para que les brindaran ese apoyo.

Respecto de los trámites y licencias, a ellos les tocó tramitarlos en los ministerios de Ambiente y de Salud, recomiendan a los emprendedores a asesorarse para hacerlos en forma correcta y disminuir así los plazos de aprobación.

La planta de producción de Good Mood,  Alimentos y Bebidas Cayuco, S. A., se ubica en San José Pinula, explica José Javier Viteri. (Foto Prensa Libre: Paulo Raquec)
La planta de producción de Good Mood, Alimentos y Bebidas Cayuco, S. A., se ubica en San José Pinula, explica José Javier Viteri. (Foto Prensa Libre: Paulo Raquec)

Por el momento, hay dos presentaciones, de 350 mililitros y de 1 litro, con precios de Q y Q

Las frutas de los licuados son frescas, y el único que ya adquieren preparado es el jugo de naranja, agregaron.

Y no se trata de un jugo sino un licuado que mantiene la pulpa de la fruta, y solo se le agrega conservante natural. Se pasteuriza, se envasa y etiqueta de forma artesanal, agregaron.

Dicho emprendimiento ya genera cinco puestos de trabajo y prevé expandirse pronto.