Alta Verapaz

Lluvias causan problemas en Izabal, Alta Verapaz y Petén

Calles anegadas en Cobán, Alta Verapaz, y viviendas inundadas en Izabal y Petén, han dejado las lluvias que en las últimas horas se han intensificado, según reportes de entidades de socorro. 

Por Dony Stewart, Eduardo Sam y Rigoberto Escobar

Vivienda de Las Colinas, afectada por las lluvias en Puerto Barrios, Izabal. (Foto Prensa Libre: Dony Stewart)
Vivienda de Las Colinas, afectada por las lluvias en Puerto Barrios, Izabal. (Foto Prensa Libre: Dony Stewart)

Al menos 20 viviendas resultaron afectadas luego de las copiosas lluvias registradas desde el viernes último en el barrio Las Colinas de la ciudad de Puerto Barrios, Izabal.

De acuerdo a la Coordinadora para la Reducción de Desastres (Conred) alrededor de 60 milímetros de lluvia cayeron en un promedio de dos horas, lo que pudo originar inundaciones súbitas en algunas regiones del departamento. 

Mayra Arévalo Gómez, delegada de la Conred en Izabal, indicó que hay al menos 61 personas afectadas, entre adultos y niños, donde sus viviendas resultaron con daños moderados, también la anegación de una de las aulas de la escuela del sector, donde los tragantes fueron rebalsados por una correntada de agua que de manera repentina inundó el lugar.

“A las familias damnificadas se les brindara asistencia y se les dará seguimiento por parte de las instituciones que forman el sistema Conred”, informó Arévalo.

La municipalidad de Puerto Barrios informó que recientemente personal trabajó en la restauración del sistema de drenajes cercanos a la escuela del barrio Las Colinas, sin embargo la lluvia fue tan fuerte que rebalsó otros sectores con lo cual perjudicaron las áreas aledañas a la escuela.

Sorprende cambio súbito de clima

Turistas y pobladores en las riveras de Río Dulce fueron sorprendidos por fuertes vientos y lluvias de una tormenta eléctrica la tarde del viernes, la cual tomó por sorpresa a quienes disfrutaban en sus embarcaciones por el afluente.

“Fue cuestión de minutos, disfrutábamos de un clima soleado característico de este lugar y de un momento a otro el cielo se puso gris oscuro e inició la tormenta”, explicó Jonatán Falliace, quien se encuentra de paseo en la región a bordo de un velero.  

Carlos Martínez, experto en clima que actualmente efectúa estudios sobre las condiciones climáticas de la región, detalló que actualmente el área del caribe se encuentra en temporada de huracanes y que remanentes de tormentas suelen formarse de manera inesperada y que en algunos casos se fortalecen dependiendo de las condiciones climáticas del lugar y que en cuestión de minutos pueden variar.

Impresionante fotografía que muestra el cielo amenazante y varias embarcaciones en Río Dulce. (Foto Prensa Libre: Dony Stewart)
Impresionante fotografía que muestra el cielo amenazante y varias embarcaciones en Río Dulce. (Foto Prensa Libre: Dony Stewart)




También en Cobán

Pocos minutos de fuerte lluvia provocó que varios drenajes colapsaran en Cobán, vecinos culpan a las autoridades municipales por no mantenerlos limpios, mientras que otros afirman que es responsabilidad de los propios vecinos por la basura que a diario lanzan en las calles.

Algunos barrios afectados fueron Bella Vista, Cantón las Casas, San Jorge, Residenciales Imperial y Chajchucub, así como, la avenida de El Calvario, mercado La Terminal, la Terminal de Buses del Norte y la 4ª y 5ª calle de la zona 4. 

“La gente que tira basura en la calle es la culpable de que los drenajes se tapen Las autoridades municipales deben limpiarlos para evitar estas consecuencias”, afirmó Yudy Briones, vecino.

Con respecto a la inundación que hubo frente a la Terminal de Buses del Norte, la vecina Sucely de Ventura lamentó que esa sea la carta de presentación para las personas que viajan a Cobán.  

Varias calles en Cobán, Alta Verapaz, se inundaron a causa de que los drenajes se taparon. (Foto Prensa Libre: Eduardo Sam)
Varias calles en Cobán, Alta Verapaz, se inundaron a causa de que los drenajes se taparon. (Foto Prensa Libre: Eduardo Sam)

Uno de los lugares más afectados por la lluvia fue el Gimnasio Municipal, ya que, colinda con el Mercado La Terminal zona 4, y cuando los vendedores vieron que se estaban inundando las ventas en el lugar, decidieron romper el paredón, provocando que toda el agua ingresara al centro deportivo.

También en Petén

En Las Cruces, Petén, familias tratan de reponerse ante los efectos de la lluvia que desde el jueves pasado ha afectado a familias del área urbana del municipio.

Edwin Martínez Felipez, delegado departamental de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) de Petén, indicó que al menos 20 familias resultaron afectadas producto de que sus viviendas se inundaron. 

Explicó que, según los afectados, el jueves pasado llovió “sin parar” durante dos horas lo que causó que un riachuelo se desbordara e inundara  los inmuebles, por lo cual se habilitaron varios albergues. No obstante, las familias prefirieron quedarse con sus pariente.

La zona 1 de Sayaxché, Petén, fue la más afectada por las lluvias. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)
La zona 1 de Sayaxché, Petén, fue la más afectada por las lluvias. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)

Añadió que se hacen monitoreos de campo en zonas urbanas de San Benito, Dolores, Poptun y Santa Elena, considerados  puntos  vulnerables a inundaciones, con la intención de habilitar áreas seguras para las personas que salgan perjudicadas.

Ante la emergencia, personal de la comuna local, apoyados por militares realizaron un tren de limpieza en zanjas y cunetas ubicadas en las cercanías de las viviendas inundadas, y precisaron que por acercarse la parte más fuerte de la temporada de lluvias, se encuentran en alerta amarilla interinstitucional.

El alcalde René Reynosa Alegría expuso que se atendió a los perjudicados, y que con ayuda de la Conred se les asistió con alimentos, agua purificada, kit de higiene personal entre otros enseres.

Una niña juega frente a lo que aparente ser un río, pero es una calle inundada. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)
Una niña juega frente a lo que aparente ser un río, pero es una calle inundada. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)