Alta Verapaz

Ruta y puente hacia Semuc Champey se hallan deteriorados

El mal estado del puente que se encuentra a un kilómetro del Monumento Natural Semuc Champey, Lanquín, pone en peligro a los turistas que llegan al lugar turístico más representativo de Alta Verapaz.

Por Eduardo Sam

Un vehículo queda trabado entre tablones del puente que se halla a un kilómetro del sitio turístico Semuc Champey, Lanquín, Alta Verapaz. (Foto Prensa Libre: Eduardo Sam Chun)
Un vehículo queda trabado entre tablones del puente que se halla a un kilómetro del sitio turístico Semuc Champey, Lanquín, Alta Verapaz. (Foto Prensa Libre: Eduardo Sam Chun)

Por si esa situación no fuera ya grave, los nueve kilómetros de carretera de la cabecera municipal hacia el sitio turístico se encuentran en estado lamentable.

El domingo, un pick up quedó trabado cuando una de las llantas cayó entre las tablas del puente. El turista que conducía en el automotor lamentó esa situación, pero no quiso identificarse por temor de que sus declaraciones fueran mal interpretadas por los pobladores del lugar y solo indicó que ese tipo de sucesos desmotiva al visitante y hace pensar dos veces antes de emprender el viaje para ir al lugar, porque es mucho el riesgo, y más aún si se hace acompañar de la familia.

Los hoteleros del lugar advierten a los visitantes de que no se arriesguen al intentar cruzar el puente. “Nos han indicado que podemos dejar los vehículos antes del puente y cruzar a pie, ya que, están organizados debido a la indiferencia de las autoridades”, indicó el visitante Luis López.

Pobladores ayudan al dueño de vehículo a destrabarlo de entre los tablones del puente que se halla a un kilómetro de Semuc Champey, Lanquín. (Foto Prensa Libre: Eduardo Sam Chun)
Pobladores ayudan al dueño de vehículo a destrabarlo de entre los tablones del puente que se halla a un kilómetro de Semuc Champey, Lanquín. (Foto Prensa Libre: Eduardo Sam Chun)

Pedro Archila, integrante de la sociedad civil, dijo que el puente fue reparado en en el 2015, con el apoyo de la Asociación ALA, de Lanquín, la familia Torrebiarte y hoteleros de la región, debido a la ausencia de apoyo de las autoridades.

Sin embargo, el lugar fue invadido después por los pobla del lugar, quienes volvieron a hacer destrozos y tiraron la mayoría de tablones al río.

La situación actual es deplorable dijo Archila, no hay colaboración de las instituciones como Conap, Caminos ni Covial. “Este año, Caminos rurales cambió algunos tablones, pero, no aceptaron nuestra colaboración, el resultado ahora es tablones viejos, podridos y que no están sujetados”, resaltó.

“La Municipalidad no apoya por ser una ruta nacional, pero ha afectado que la maquinaria pesada que utilizan pasa por el puente y lo han quebrado”, señaló Archila.

Vecinos reparan tramo

Ante la indiferencia de las autoridades, la sociedad civil y hoteleros tomaron la decisión de organizarse y empezar a arreglar la ruta. Unos 10 pobladores trabajan en el arreglo de los tramos más dañados y limpian cunetas.

Un tour operador que frecuenta el lugar y que solo se identificó con el nombre de Mario, dijo que es lamentable que el cuarto lugar de mayor importancia turística del país no sea de interés para las autoridades municipales y gubernamentales.

Pobladores reparan tramo de camino en mal estado entre Lanquín y el sitio turístico Semuc Champey. (Foto Prensa Libre: Eduardo Sam Chun)
Pobladores reparan tramo de camino en mal estado entre Lanquín y el sitio turístico Semuc Champey. (Foto Prensa Libre: Eduardo Sam Chun)

“He visto que son seis tablones los que están en malas condiciones y dejan en ocasiones un metro de abertura entre uno y otro, lo que pone en peligro a los que viajan en vehículos y no digamos los que llegan en moto, que por necesidad deben pasar por el lugar”, indicó.

El domingo, la llanta delantera de un pick up cayó entre los tablones, lastimosamente ninguna autoridad del Conap, PNC y Politur llegaron a ayudarlo. El tour operador coincidió con el integrante de la sociedad civil al indicar que cuando pasa maquinaria pesada arruina los tablones, ya que los tornillos que los sostenía se zafaron.

“Hace seis meses que empezó el daño severo. Hay un rótulo que indica que está prohibido el paso para vehículos de más de cinco toneladas, pero no lo respetan, por lo que, la fuerte vibración hace que las cabezas de los tornillos estén sueltas y los tablones se mueven y levantan con facilidad”, comentó Mario.

Otro problema latente es la presencia de troncos en el camino, luego de que azotan las lluvias y vientos. Además, las cunetas se encuentran tapadas por material, luego que rasparon la carretera y causaron que esté más resbalosa.

La sociedad civil recaudará firmas en las comunidades afectadas y entre los hoteleros para que alguna institución del Gobierno se interese en arreglar el camino.