Chiquimula

Familias luchan contra los efectos del cambio climático en la región Trifinio

El cambio climático afecta de forma severa a la región del Trifinio, en especial la zona donde se encuentra el corredor seco centroamericano entre Honduras, El Salvador y Guatemala. No obstante, un grupo de 11 familias lucha por vencer el hambre y la desnutrición.

Por Mario Morales

Una mujer muestra los alimentos nutritivos que ha aprendido a preparar con ingredientes de bajo costo y a su alcance. (Foto Prensa Libre: Mario Morales).
Una mujer muestra los alimentos nutritivos que ha aprendido a preparar con ingredientes de bajo costo y a su alcance. (Foto Prensa Libre: Mario Morales).

A través de la Política Pública Local Transfronteriza para la Seguridad Alimentaria y Nutricional Hambre Cero, de la Mancomunidad Trinacional Fronteriza Río Lempa (MTFRL), se ha apoyado a pobladores de esas comunidades por medio de capacitación para la preparación de alimentos nutritivos con ingredientes nativos y de fácil acceso.

También se les otorga alimentos y se impulsa la implementación de granjas de animales de corral y huertos familiares.

Ory Ramírez Aldana es uno de los niños afectados por la desnutrición crónica. Vive  en La Ceiba, Talquezal, Jocotán, Chiquimula. Tiene 2 años y pesa 19.2 libras. Se encuentra en proceso de recuperación gracias al programa que es ejecutado en su comunidad.

Laguna se seca

Hace días fue noticia que la Laguna de Atescatempa se secó.
• Se ubica  en Jutiapa. 
• Pasó de medir  6.1 km cuadrados a 20 metros.
• Tenía 15  metros de profundidad, y ahora solo 30 centímetros.
• Mojarras, tilapias, filines, caracoles, jutes, cangrejos y almejas había en la laguna.
• Lanchas volcadas y restos secos de moluscos  es todo lo que quedó en el área. 
• Unas 500  familias se beneficiaban de la extracción y comercialización de esos productos.

Su madre, Marina Aldana Roque, participa en las actividades que promotores de seguridad alimentaria y nutricional de la comuna local y la MTFRL efectúan con las mujeres beneficiadas.

Con la capacitación, Aldana ha aprendido a preparar un alimento sumamente nutritivo al que le llama “cubetía”, el cual se prepara a  base de arroz, frijol negro, huevos, flor de izote, tomate, cilantro y chipilín.

“Este platillo, junto a otros cuatro que son preparados por las féminas de la comunidad, está sirviendo en la nutrición de los niños que presentan casos de desnutrición”, expresó Luis Melgar, técnico de la MTFRL.

“Ahora contamos con un centro de monitoreo comunitario nutricional, en el cual conocemos el proceso de crecimiento de los niños con casos de desnutrición, cantidad de lluvia registrada y la  cosecha en nuestra comunidad, gracias al apoyo de instituciones que velan por nuestra seguridad alimentaria y nutricional”, expuso Israel Ramírez, líder comunitario de La Ceiba.

A causa del cambio climático, las familias de ese lugar han tenido enormes pérdidas en la producción de granos básicos, como maíz, frijol y maicillo. La caficultura también ha sido afectada por la roya.

Jocotán cuenta con una población de 57 mil 452, según el Instituto Nacional de Estadística. El 71% se dedica a la agricultura, pese a que la mayoría de las tierras son poco productivas. Muchos optan por migrar  a fincas cafetaleras de Esquipulas, Cobán y Huehuetenango, e incluso a Honduras.

En El Salvador

En el cantón San Ramón, Citalá, Chalatenango, El Salvador, una de las comunidades afectadas en la zona del Trifinio de ese país se ha convertido en modelo para implementar el Programa Trinacional de Diversificación Productiva, el cual consiste en apoyar a las familias de la región a través de  diversidad de métodos y tecnologías para incrementar la producción en los cultivos, con suelos más fértiles. 

Un hombre labora en un huerto familiar que organizaciones impulsan en la región. (Foto Prensa Libre: Mario Morales)
Un hombre labora en un huerto familiar que organizaciones impulsan en la región. (Foto Prensa Libre: Mario Morales)
El lugar por donde fluía el Río Grande en la aldea Apantes. El afluente se secó. (Foto Prensa Libre: Mario Morales)
El lugar por donde fluía el Río Grande en la aldea Apantes. El afluente se secó. (Foto Prensa Libre: Mario Morales)

Con la elaboración de abonos y foliares ecológicos hechos con base en material orgánico se mejora la producción de frutos, maíz, café y maíz. Los casos de desnutrición han aumentado debido a la sequía, de acuerdo con datos de la Oficina Regional para América Latina y el Caribe de las Naciones Unidas.

“Con la implementación de esos insumos nos ahorramos un 40% de los gastos que con los insumos químicos. Ahora cosechamos un producto 100% natural y de mejor calidad”, dijo Enrique Castañeda,  beneficiario del proyecto.

Millones de afectados

Cerca de 3.5 millones de pobladores sufren por la aridez  de los suelos en comunidades que se hallan en la zona del Trifinio centroamericano. De ellos, más de dos millones necesitan asistencia alimentaria y  sanitaria,  recuperación de medios de subsistencia y aumento de capacidad de adaptación.

Según la oficina regional de las Naciones Unidas, entre el 75% y el 100% de cultivos de maíz y frijol se han perdido este año en la zona afectada.

Los incendios forestales afectan los bosques de la región. (Foto Prensa Libre: Mario Morales)
Los incendios forestales afectan los bosques de la región. (Foto Prensa Libre: Mario Morales)

Temperatura sube

Los bosques de Concepción Las Minas y Esquipulas han sido afectados por la deforestación e incendios, lo que ha provocado un aumento de la temperatura porque los árboles brindaban frescura en la zona, además de que ayudaban a mantener las reservas de agua. Con menos árboles,  varios ríos han disminuido su cauce.

Por ejemplo, las aguas del río Grande, en Apantes, Concepción Las Minas, desaparecieron por primera vez en muchos años, según Manuel Recinos, poblador de esa comunidad, quien con tristeza reconoce que la mano del hombre ha contribuido a la disminución de ese recurso natural.

“La temperatura en Esquipulas se ha incrementado  este año hasta los 36 grados centígrados en la zona central, mientras en la zona norte llega a  39. Las lluvias han sido pocas, con  intensidad de 29.7 a  46.2 milímetros”, expuso Aquiles Villeda Recinos, climatólogo de Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh) en el municipio.