Chiquimula

Matan a cafetalero frente a su hijo de 4 años en Esquipulas

El cafetalero Rodolfo Trigueros Cortés, de 40 años, fue ultimado a balazos el miércoles último frente a su hijo de 4 años, en un taller de mecánica automotriz en la colonia San Mateo, Esquipulas, Chiquimula, informó la Policía Nacional Civil (PNC).

Por Mario Morales

Agentes de la PNC resguardan el cadáver del cafetalero en la colonia San Mateo, Esquipulas, Chiquimula. (Foto Prensa Libre: Mario Morales)
Agentes de la PNC resguardan el cadáver del cafetalero en la colonia San Mateo, Esquipulas, Chiquimula. (Foto Prensa Libre: Mario Morales)

Según testigos, Trigueros Cortés llegó junto a su pequeño hijo al taller de mecánica automotriz que se halla en la 8a calle y 9a avenida de la referida colonia, para que le repararan su picop, el cual presentaba un problema eléctrico, cuando dos sujetos a bordo de una motocicleta se acercaron y le dispararon.

“De acuerdo con vecinos, la víctima tenía pocos minutos de estar en el lugar cuando fue atacada frente  a su niño de 4 años, quien salió ileso y fue puesto a salvo por un grupo de vecinos”, dijo un agente.

Trigueros Cortés era un cafetalero muy conocido en Esquipulas, era hijo del líder comunitario y ambientalista Toribio Trigueros, originario de El Limón, Santa Rosalía, del referido municipio. Actualmente administraba su finca de café que se encuentra en el caserío Plan de la Arada.

Un vecino comentó que Fito, como le llamaban, era uno de los cafetaleros más activos de la región puesto que sus producciones son exportadas a países europeos.

La víctima dejó en la orfandad a tres hijos de 4, 10 y 14 años.

Atentado

Unos familiares comentaron que el cafetalero había sufrido un ataque armado hace 4 años en la colonia Los Pinos de Esquipulas, pero salió ileso.

El cafetalero Rodolfo Trigueros Cortés, tenía 40 años. (Foto Prensa Libre: Mario Morales)
El cafetalero Rodolfo Trigueros Cortés, tenía 40 años. (Foto Prensa Libre: Mario Morales)

Ahora las autoridades investigarán este nuevo hecho, aunque hasta el momento no han brindado hipótesis, pues el caso se mantiene bajo estricto hermetismo.

“Fito era una persona muy trabajadora y de noble corazón. Es triste porque deja a sus tres hijos en la orfandad. Esperamos que las autoridades den con los responsables”, expresó Luis Antonio Lemus, vecino.

“La situación está difícil en nuestro municipio, ahora dan muerte a personas inocentes y trabajadoras. Solicitamos más seguridad, ya que por ser una zona fronteriza cada día hay más sicarios”, dijo Juan Carlos Ramos, caficultor de la zona.