Guatemala

Vendedores informales evaden a la autoridad en la ciudad para trabajar

El 69.9 por ciento de personas económicamente activas laboran en la economía informal, según estudios, y muchos de ellos lo hacen como vendedores ambulantes que en la ciudad hacen todo lo posible para esconderse de las autoridades y vender para ganar dinero.

Por Edwin Pitán

Una mujer ofrece a los automovilistas alcancías plásticas del personaje Mario Bros a Q15, en la zona 9. (Foto Prensa Libre: Erick Ávila)
Una mujer ofrece a los automovilistas alcancías plásticas del personaje Mario Bros a Q15, en la zona 9. (Foto Prensa Libre: Erick Ávila)

En las calles y avenidas concurridas de la ciudad es habitual ver a algún vendedor ambulante. Sus productos los transportan en la espalda y los cargan los brazos donde los exhiben y vociferan sus ofertas. De esa esa forma trabajan en una actividad que está prohibida por la Municipalidad de Guatemala en algunos sectores.

Julio Esteban Ixcot, de 19 años, vende cargadores para celulares y otros accesorios, camina unos ocho kilómetros al día para ofrecer los productos en diversos sectores de la capital.

“Vine hace tres años de Quiché (de Santa María Nebaj) junto a mi primo. Alquilamos un cuarto cerca de la Terminal y todas las mañanas salimos a vender nuestro producto. Para hacerlo caminamos bastante”, explicó Esteban.

Los comerciantes ambulantes suelen deambular en calles y avenidas en las que transitan cientos de vehículos. La zona 9 capitalina es uno de esos sectores. Pero también corren el riesgo de que su producto sea decomisado por agentes puesto que la actividad está restringida por la comuna.

Los automóviles disminuyen la velocidad cuando el semáforo les marca el alto en la 5a. calle y 7a. avenida, zona 9, y de pronto dos niños salen de entre los arbustos y ofrecen alcancías plásticas.

Joven se retira al ver a agentes de la Policía Municipal en la 6a. calle y 7a. avenida, zona 9. (Foto Prensa Libre: Erick Ávila)
Joven se retira al ver a agentes de la Policía Municipal en la 6a. calle y 7a. avenida, zona 9. (Foto Prensa Libre: Erick Ávila)

“No me molesta que vendan y ofrezcan productos, pero sí me da mucha pena que los niños tengan que trabajar. Además, sé que está prohibido que vendan pero molesta ver cuando los agentes de la municipalidad les quitan sus productos, son sentimientos encontrados. Por una parte quieres que ganen dinero, pero por ser niños deberían de estar en la escuela”, expuso Óscar Fernández Matías, automovilista.

Los dos menores continúan vendiendo alcancías, algunos conductores se interesan en el producto porque tienen el diseño de Mario Bros. En una hora los niños pudieron vendieron cinco alcancías a Q15 cada una.

Siguen ofreciendo los productos y de repente corren hacia el arriate central de la 5a. calle, se esconden de un policía municipal que les advirtió que ya les ha advertido de que está prohibido vender en el sector.

Niños evitan a agente de la Policía Municipal para que no les retiren productos que ofrecen en la 5a. calle y 7a. avenida, zona 9. (Foto Prensa Libre: Edwin Pitán)
Niños evitan a agente de la Policía Municipal para que no les retiren productos que ofrecen en la 5a. calle y 7a. avenida, zona 9. (Foto Prensa Libre: Edwin Pitán)

Reglamento

La municipalidad ha divulgado en reiteradas ocasiones que está prohibido colocar ventas en el paso peatonal. La restricción está reglamentada en la Ley de Tránsito, decreto 132-96.

En el artículo 23 y 24 de la legislación se determina que la vía pública es para uso del “tránsito de vehículos y personas”, además se faculta a las autoridades a “retirar cosas o vehículos”.

La comuna se ampara en la Ley para restringir estas ventas, por esa razón surgen los vendedores ambulantes.

Gerardo Oxlaj, uno de ellos, afirma: “Siempre ando vendiendo con mucha precaución porque los policías de la municipalidad me han quitado mis productos. Por eso cargo mi venta en una bolsa y cuando los veo -a los agentes- me voy corriendo, eso toca hacerlo a diario si quiero este trabajo”.

Vendedor carga bolsa con alcancías plásticas. Es el producto que transporta para su venta en la zona 9 capitalina. (Foto Prensa Libre: Erick Ávila)
Vendedor carga bolsa con alcancías plásticas. Es el producto que transporta para su venta en la zona 9 capitalina. (Foto Prensa Libre: Erick Ávila)

Los vendedores que andan de calle en calle continúan ofreciendo productos, mientras los agentes municipales siguen retirándolos, es una forma de convivencia entre la autoridad y la economía informal en la ciudad.

En el país la restricción al comercio informal empezó en la ciudad de Guatemala y se expandió en la última década a otros municipios, por lo que en la actualidad en la mayoría de ciudades los vendedores trabajan con cautela para evadir a las autoridades municipales.