Guatemala

Jóvenes invitan a no ver la violencia como algo normal 

Proyecto hace conciencia  para no ver los homicidios como algo normal y que no sean aceptados como parte de lo cotidiano.

Por Óscar García

El festival tuvo lugar en Cuatro Grados Norte, zona 4
El festival tuvo lugar en Cuatro Grados Norte, zona 4
"Jóvenes contra la violencia" "Festival Instinto de Vida"
"Jóvenes contra la violencia" "Festival Instinto de Vida"
Pequeños artesanos promocionan sus productos durante el festival
Pequeños artesanos promocionan sus productos durante el festival
El festival fue un espacio para que pequeños artesanos promocionaran sus servicios
El festival fue un espacio para que pequeños artesanos promocionaran sus servicios
Varias pinturas con mensajes contra la violencia fueron expuestas en la zona 4
Varias pinturas con mensajes contra la violencia fueron expuestas en la zona 4
Niños participan en distintos talleres durante el festival
Niños participan en distintos talleres durante el festival
Un grupo de niños comparte jugando lotería
Un grupo de niños comparte jugando lotería
En esta esquina algunos participantes tuvieron la oportunidad de jugar al futbol
En esta esquina algunos participantes tuvieron la oportunidad de jugar al futbol
Artesanos venden sus obras de arte durante la actividad promovida por Jóvenes contra la Violencia
Artesanos venden sus obras de arte durante la actividad promovida por Jóvenes contra la Violencia
Este artista plasma su obra contra la violencia
Este artista plasma su obra contra la violencia

Los constantes homicidios que se registran en el país y que de alguna manera se ha vuelto algo cotidiano el ambiente de violencia motivó a la organización Jóvenes contra la Violencia (JCV) a organizar el festival Instinto de Vida, y junto a otras instituciones promovió la sensibilización entre los guatemaltecos para no ver normal las muertes violentas y  planificar la disminución de homicidios. 

Los números no son alentadores, pues según datos oficiales que comparte la organización, en el 2016 hubo cuatro mil 520 homicidios, mientras que de enero a septiembre de este año se registran tres mil 338; de estos, dos mil 882 hombres y 456 mujeres.

Wálter Corzo, coordinador de incidencia política de Jóvenes contra la Violencia, indicó que el festival, que se desarrolló en la zona 4 de la capital, tiene el objetivo de sensibilizar el valor que tiene la vida. “Lo importante es no ver con normalidad la violencia y tampoco aceptar que podemos morir por causa de eso”, señaló. 

El arte fue fundamental para sensibilizar a la población, pues en el ingreso al festival hubo artistas que pintaron murales con mensaje para dignificar la vida. También, en otro espacio, jóvenes colocaron mensajes como “para mí una herramienta para la sensibilización es a través del arte”.

Trabajo conjunto

El evento contó con el apoyo de varias instituciones, como el Ministerio de Gobernación (Mingob), pues en conjunto con JCV busca un plan para disminuir los homicidios en el país. 

“Nos motivó hacer el festival a indiferencia que hay ante las vidas que se pierden a diario por la violencia”, comentó Corzo.

Poca denuncia

Un dato relevante, según JCV, es que en Guatemala de cada 10 hechos de violencia, siete no se denuncian, lo que demuestra que hasta cierto punto esto influye a aceptar la violencia. El camino es largo, pues el reto es en 10 años reducir la cantidad de homicidios, que, según datos, la tasa actual es de 26 por cada cien mil habitantes.

“Es bueno tener estos espacios en los que la juventud participe para alejarse de la delincuencia”, manifestó Raúl Castellón, voluntario de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH).

Heber Tobar, voluntario de JCV, recordó que un primo murió víctima de la violencia que afecta a muchas comunidades, por lo que hay que superar juntos con actividades positivas.

El plan de reducción de homicidios contemplará el control de armas y municiones, el tema de consumo de alcohol y drogas. También promover la participación ciudadana.  

Áxel Romero, viceministro de la prevención de la violencia y el delito del Mingob, manifestó que el objetivo de estas actividades es darle valor a la vida y que la violencia no es el camino correcto.

Añadió que la campaña Instinto de Vida quiere incidir en la meta de país, pues hay posibilidad de reducir el número de homicidios en un 50 por ciento en 10 años.

El funcionario detalló que falta cultura de denuncia y que la Policía termine de ganarse la confianza de la población y que se logren más sentencias en los casos de homicidios.

Resaltó que 30 por ciento de homicidios se da por diferencias con otras personas. 

Anunció que en el 2018 crearán una serie de programas para generar arte, cultura, recreación y emprendimiento.

Sin homicidios

Édgar Chavajay, síndico suplente de Santa María Visitación, Sololá, donde desde hace ocho años no se registran homicidios, indicó que esto se ha logrado a través de la educación y la organización comunitaria de seguridad preventiva y concienciar a los niños y jóvenes.

Ábner Paredes, defensor de la juventud de la PDH, dijo que es necesario hacer un llamado al Estado a que genere acciones para prevenir la violencia contra la niñez y la adolescencia.

Según estadísticas, el departamento de Guatemala es el más violento, pues de enero a septiembre de este año, en la capital se registraron 587 homicidios, seguido de Villa Nueva con 230.