Izabal

Estudiantes reciben clases bajo el sol en Puerto Barrios, por falta de edificio

Estudiantes de la Escuela Oficial Mixta Nueva Esperanza, en Puerto Barrios, Izabal, reciben clases bajo el sol, debido a la falta de un edificio e indiferencia de las autoridades educativas.

Por Dony Stewart y Rigoberto Escobar

Unos 150 estudiantes de la comunidad Nueva Esperanza, en Puerto Barrios, Izabal, reciben clases bajo el sol. (Foto Prensa Libre: Dony Stewart)
Unos 150 estudiantes de la comunidad Nueva Esperanza, en Puerto Barrios, Izabal, reciben clases bajo el sol. (Foto Prensa Libre: Dony Stewart)

Según padres de familia y maestros, desde hace ocho años, cuando la escuela comenzó a funcionar, los estudiantes han recibido clases en corredores de viviendas y salones prestados, pero para este ciclo escolar no tienen donde recibir clases. 

“Se cuenta con el terreno propio, pero las autoridades no han puesto interés en construir el edificio. No es justo que nuestros niños reciban clases en estas condiciones. Exigimos una solución”, dijo un padre de familia.

Carlos Bautista, padre de familia, expresó: “Es lamentable que las autoridades educativas no construyan una escuela para que los niños tengan un lugar digno para recibir sus clases”.

La maestra María Miguel Marroquín dijo que en varias oportunidades han solicitado la construcción al Ministerio de Educación (Mineduc) y apoyo a varias instituciones, pero hasta el momento no han recibido respuesta.

“Solo hemos recibido promesas y los niños siguen recibiendo clases en lugares inadecuados y a la intemperie. Nosotros cumplimos con darles la educación, pero es triste la situación en la que estamos”, expresó.





Indicó que ante la falta de lugar para impartir clases, no les quedó más que impartirlas en el terreno que fue donado por una empresa.

“Los padres de familia ayudaron a limpiar el predio, pero el inmueble no cuenta con las condiciones adecuadas y pone en riesgo la salud e integridad de estudiantes y maestros”, dijo otra maestra.

La directora de la escuela, Jacqueline Méndez, explicó que hace seis años una empresa bananera donó el terreno, el cual ya se encuentra a nombre del Mineduc, y que desde ese entonces gestionaron la construcción del edificio; sin embargo, no han dado resultado.

Comentó que durante tres años el Sindicato de Trabajadores Bananeros les prestó una galera, pero la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres lo declaró inhabitable, por riego de colapso.

Los niños de la comunidad Nueva Esperanza cargan con sus escritorios para recibir sus clases en el terreno, donde se construirá el edificio. (Foto Prensa Libre: Dony Stewart)
Los niños de la comunidad Nueva Esperanza cargan con sus escritorios para recibir sus clases en el terreno, donde se construirá el edificio. (Foto Prensa Libre: Dony Stewart)

Añadió que los padres de familia se han tomado a la tarea de limpiar el terreno donado, donde improvisarán aulas con nailon y madera para que reciban clases sus hijos.

El director Departamental de Educación, Julio De León, expresó que conocen del caso y que aún falta que el Mineduc efectúe otros trámites para iniciar la construcción del edificio.

"La próxima semana sostendremos reuniones con la directora, padres de familia y representantes de la comunidad para buscar una solución inmediata", afirmó.

En Petén 

Debido a las malas condiciones en las que se encuentran los salones de clases, los estudiantes de la Escuela Tres de Abril Gregorio Cocón Escalera de San Benito, Petén, reciben clases hacinados y en los corredores.

Según maestros, el establecimiento educativo fue construido hace seis décadas y desde entonces no ha recibido mantenimiento.

“Este problema es de todos los años y las autoridades no hacen nada, no es posible que no exista un proyecto favorable para la escuela”, dijo Pablo Chacón, padre de familia.

Emilacia Acosta Vásquez, maestra, dijo: “Decidimos impartir clases en el corredor, porque los niños están más seguros que en las aulas, pues las vigas están podridas y las paredes con agujeros".

Randy Ponce Corado, director de la escuela de la jornada matutina, indicó que el edificio alberga a 836 estudiantes, de los cuales 160 reciben clases en aulas compartidas, corredores y en el patio.

Un grupo de estudiantes de la Escuela Tres de Abril Gregorio Cocón Escalera en San Benito, Petén, reciben clases en el corredor, debido a que los salones están  deteriorados. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)
Un grupo de estudiantes de la Escuela Tres de Abril Gregorio Cocón Escalera en San Benito, Petén, reciben clases en el corredor, debido a que los salones están deteriorados. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)

"Los niños de segundo grado de tres secciones son los más afectados, pues reciben clases en la intemperie", expresó Ponce.

Amílcar Corzo Méndez, director departamental de Educación, dijo que se planificarán para los próximos días una reunión con directores y padres de familias con el fin de buscar una pronta solución.