Petén

Peteneros veneran a las Santas Calaveras

La celebración de las Santas Calaveras es una tradición única y de origen prehispánico, que se practica el 1 y 2 de noviembre en la zona urbana de San José.

Por Rigoberto Escobar

Archivado en:

Ciudades Petén Tradiciones
Un hombre ora frente a las tres calaveras en iglesia de San José, Petén. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)
Un hombre ora frente a las tres calaveras en iglesia de San José, Petén. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)

“Con esta ocasión son cuatro veces que visito Petén, vale la pena estar cerca y admirar un evento maya itzá, me han atendido de lo mejor y colaboro con el arreglo de la iglesia y otros oficios”, dijo Rocío Zuleta, una turista mexicana.

Ruperto Chayax Tesucún, integrante del comité organizador, explicó que la tradición es única a nivel nacional. Comienza con una misa el día 1, después se saca una de las tres calaveras donde en cada hogar las familias que solicitaron su visita preparan platillos típicos.

Los visitantes participan en el servicio religioso, después degustan de la gastronomía petenera, como el Ixpazaa llamado también “atol shuco”, bollos de ixpelon (frijol nuevo), gallina criolla, pescado, y conservas de nance, jocote y ayote, entre otros alimentos.

La tradición dicta que cada año las almas de los antepasados mayas visitan la tierra y luego retornan, de ahí es donde nace el que los pobladores preparan alimentos para invitarlos a los pobladores a que compartan con “visitantes”.

Cada año cientos de fieles católicos llegan a la iglesia de San José a exponer sus necesidades a las Santas Calaveras. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)
Cada año cientos de fieles católicos llegan a la iglesia de San José a exponer sus necesidades a las Santas Calaveras. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)

Domingo Chan Cinturion, devoto católico, dijo que actualmente existen tres calaveras humanas las que pertenecían a los primeros presbíteros que llegaron al poblado, que se cree son mexicanos originarios de Mérida, Yucatán. Cada año sacan una en procesión que visita las casas de las familias que lo solicitaron.

Explicó que con la visita de la calavera se agradece por las metas que se alcanzaron durante el año. En esta ocasión seis familias se encuentran a la espera de la visita con rezos y plegarias. Muchos aseguran que por fe, han sido sanados.