Justicia

Diputado ordenó ayudar a Chico Dólar

El Juzgado de Mayor Riesgo B escuchó la declaración de Maximino Milagro de Jesús Gómez Serrano, que confesó haber recibido órdenes del diputado Manuel Barquín.

Por Byron Vásquez

Francisco Morales Guerra se abstuvo ayer de declarar, pero dice saber la verdad.
Francisco Morales Guerra se abstuvo ayer de declarar, pero dice saber la verdad.

Maximino Milagro de Jesús Gómez Serrano, asistente del diputado Manuel Barquín, del partido Libertad Democrática Renovada (Líder), declaró en el Juzgado de Mayor Riesgo B que el legislador le ordenó que apoyara a Francisco Édgar Morales Guerra, alias Chico Dólar, en gestiones en la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT).

Gómez Serrano dijo: “—El diputado Barquín— me ordenó acompañar al señor Francisco Morales en un problema que tenía, para que lo llevara a algunas instituciones, y en segundo lugar, que tenía que juntar algunos documentos para poder presentarlos donde se los estaban requiriendo... Él —Barquín— tenía conocimiento de que yo estaba acompañando a esta persona para que recabara los documentos para presentarlos en la SAT de Escuintla”.

No era la primera

También reconoció que no era la primera vez que el diputado de Líder se prestaba para hacer gestiones administrativas.

“En este caso, el diputado —Barquín— no solo legisla, sino también se presta para hacer algunas gestiones administrativas, como, por ejemplo, a personas de Petén que tienen que sacar un finiquito en la Contraloría”, dijo Gómez Serrano.

Aseveró que a Barquín se le conoce en el “ambiente” —político— como el Jefe, Comandante y Machirú.

Mynor Leonel Morales Monterroso, auditor de la SAT, dijo que Morales Guerra no registró compras de Disagro por Q15 millones, o sea que no pagó impuestos.

Se presume que son compras de fertilizantes del Gobierno, porque tenía un contrato por Q20.6 millones, los cuales aparecen en Guatecompras, y que Chico Dólar lo vendía en la Agropecuaria El Campesino, que es de su propiedad, entre Q190 y Q289 el quintal.