Política

Álvaro Arzú y la relación que lo une a Byron Lima Oliva y Obdulio Villanueva

El alcalde capitalino Álvaro Arzú podría perder su derecho de antejuicio, entre otras cosas, por presuntamente haber entregado plazas fantasma a la pareja sentimental de Byron Lima Oliva y a la viuda de Obdulio Villanueva. La conexión entre los tres se remonta  a 1996.

Por Javier Lainfiesta

De izquierda a derecha: Byron Lima Oliva, Álvaro Arzú y Obdulio Villanueva. (Foto Prensa Libre: Archivo)
De izquierda a derecha: Byron Lima Oliva, Álvaro Arzú y Obdulio Villanueva. (Foto Prensa Libre: Archivo)

Lima Oliva y Villanueva pertenecieron al Estado Mayor Presidencial y fueron escoltas personales de Alvaro Arzú cuando este era presidente. Quizá el primer hecho que ayudó a forjar la relación fue la muerte de Pedro Haroldo Sas Rompich el 4 febrero de 1996.

Villanueva fue capturado y acusado de haber asesinado a Sas Rompich luego de haber enfrentado un proceso penal calificado de  controversial. El  2 de febrero de 1998 se dictó sentencia y se le declaró culpable  de la muerte del lechero que  según la versión oficial de la época, no obedeció una señal de alejarse de la vía por  dónde se conducía Arzú y su esposa Patricia de Arzú en San Juan del Obispo, Sacatepéquez.

El camino que conduce de Antigua a San Juan del Obispo y donde ocurrieron los hechos el 4 de febrero de 1996. (Foto: Hemeroteca PL)
El camino que conduce de Antigua a San Juan del Obispo y donde ocurrieron los hechos el 4 de febrero de 1996. (Foto: Hemeroteca PL)

El escolta presidencial fue condenado a cinco años de prisión conmutables, además del pago de Q1 millón por responsabilidades civiles. El 8 de abril del mismo año obtuvo su libertad.

Durante el proceso, el exmandatario defendió la inocencia de Villanueva. Mientras se desarrollaba el juicio oral y público, el entonces presidente, envió una carta en la que narró los hechos y justificó el actuar del escolta presidencial. Su actitud le valió muchas críticas.

Esta no sería la única ocasión en la que Arzú defendería a Villanueva y a Lima Oliva.

Obdulio Villanueva, ya fallecido; Byron Lima Oliva y su padre Byron Disrael Lima Oliva durante el juicio en su contra por el asesinato de Gerardi. Los tres fueron declarados culpables. (Foto: Hemeroteca PL)
Obdulio Villanueva, ya fallecido; Byron Lima Oliva y su padre Byron Disrael Lima Oliva durante el juicio en su contra por el asesinato de Gerardi. Los tres fueron declarados culpables. (Foto: Hemeroteca PL)

El 20 de enero del 2000, ambos militares fueron capturados acusados del asesinato de monseñor Juan José Gerardi, hecho que sucedido el 26 de abril de 1998 durante la administración de Arzú.

El 8 de junio de 2001 el Tribunal Tercero de Sentencia condenó a Byron Lima Oliva y a José Obdulio Villanueva a 30 años de prisión por el delito de ejecución extrajudicial y al sacerdote Mario Orantes Nájera a 20, por complicidad.

Aunque en agosto de 2002 la corte admitió una apelación presentada por la defensa de Villanueva y anuló la sentencia, el exmilitar nunca salió libre. Murió decapitado en un motín en la cárcel del Preventivo de la zona 18, en febrero del 2003. 

Byron Lima Oliva tuvo un destino similar que el de Villanueva, murió baleado, en julio de 2016, en el interior de la Granja de Rehabilitación Penal Pavón.

La semana pasada, la  Comisión contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y el Ministerio Público anunciaron la solicitud del retiro de inmunidad a Arzú por peculado y financiamiento electoral ilícito.

Hasta ahora, Arzú ha admitido haber dado trabajo  a la viuda Villanueva y a la pareja de Lima Oliva. Su justificación es que que ambos “habían sido injustamente encarcelados” y dijo: “había querido ayudar”.