Economía

Surge polémica por ingreso de camarón ecuatoriano

Descontento generó ayer entre exportadores de pesca y acuicultura la restricción de importar camarón de 22 plantas ecuatorianas autorizadas para hacerlo.

Por Natiana Gándara

Plantas exportadoras de camarón instaladas en el país no pueden importar materia prima de Ecuador, pese a que hay una relación comercial. (Foto Prensa Libre: Cortesía)
Plantas exportadoras de camarón instaladas en el país no pueden importar materia prima de Ecuador, pese a que hay una relación comercial. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

La restricción fue emitida por el Viceministerio de Sanidad Agropecuaria y Regulaciones del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (Visar-Maga).

Los empresarios, agremiados a la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport), manifestaron que la medida se tomó de manera arbitraria por parte de Álex Salazar, director del Departamento de Inocuidad del Visar-Maga.

Afirmaron que la decisión ha generado pérdida por más de US$22 millones durante los tres meses que no han podido comprar materia prima del país sudamericano.

Los hallazgos

Salazar informó que, en efecto, las empresas en Ecuador cuentan con certificaciones internacionales, pero en la actualidad no podrán enviar producto al país por haber incumplido normas de inocuidad, a raíz de la visita que realizaron autoridades del Visar-Maga a las plantas.

22 Plantas

  • de Ecuador están autorizadas por el Visar-Maga.

El director del Visar indicó que entre los hallazgos más importantes están trabajadores sin tarjetas de salud, temperatura de aparatos no adecuada, casillas con lodo y falta de higiene en las cocinas.

Sergio García, director de Pesca y Acuicultura de Agexport, aseguró que las faltas documentadas no son sustento técnico para otorgar un dictamen desfavorable. “La inocuidad del camarón no se mide por observaciones visuales”, resaltó.

Salazar agregó que en 8 de las 22 plantas venció el permiso y dos de ellas vencerán en octubre próximo; para las otras 10 el contrato vence en el 2018 y para el 2019 se vencen las otras dos.

“No estamos cerrando el comercio con Ecuador y las empresas deberán hacer las correcciones pertinentes”, dijo.

“La revisión se realiza cada tres años, precisamente para evitar que los alimentos sean contaminados con productos que puedan ser dañinos para la salud”, puntualizó el viceministro Salazar.