Economía

Inestabilidad política en el país amenaza la inversión 

Freno a las inversiones es producto del clima tenso que se vive en el país, opinan expertos. 

Por Natiana Gándara / Guatemala

El clima de inestabilidad podría alejar las inversiones en el país. (Foto: Hemeroteca PL)
El clima de inestabilidad podría alejar las inversiones en el país. (Foto: Hemeroteca PL)

Alerta y freno a nuevas inversiones en el país serían las consecuencias de las últimas decisiones políticas que desencadenaron rechazo y manifestaciones, tanto del sector privado como de la sociedad civil, trascendiendo incluso las fronteras del país.

El pasado miércoles, los diputados al Congreso de la República aprobaron de urgencia nacional el decreto 14-2017, que reforma artículos importantes del Código Penal.

La reacción fue inmediata y varios sectores y cámaras empresariales  se pronunciaron al respecto y coinciden en que ese tipo de decisiones evidencia inestabilidad y debilidad política.

A pesar de que ayer los legisladores volvieron a reunirse en el pleno del Congreso y derogaron lo aprobado, dejaron un mal mensaje, según las cámaras empresariales consultadas.

Calificadoras y bonos

Para Fernando Suriano, director ejecutivo del Programa Nacional de Competitividad (Pronacom), es necesario balancear los poderes del Estado.

Carlos González, analista de Asíes.

"Existe  riesgo  en aprobación de préstamos internacionales y reducción  en calificaciones de riesgo país, porque estas entidades observan no solo indicadores macroeconómicos, sino sociales y políticos". 

Según Suriano, los acontecimientos del 2015 no afectaron las calificaciones de riesgo país que otorgan calificadoras  en varios indicadores. Por lo tanto, consideró que es prematuro pensar si tomarán en cuenta los últimos hechos.

El director del Pronacom dijo que el ministro de Finanzas afirmó que los bonos que se han colocado como país a través  de Finanzas  y del Banco de Guatemala no han tenido aumento de riesgo.

“Son indicadores que evidencian que los agentes económicos no han sentido ningún efecto o bien que el país a mediano plazo pueda entrar en problemas económicos principalmente”.

Freno a la inversión

Para Juan Carlos Tefel, presidente de la Cámara de Industria de Guatemala (CIG) las decisiones de los congresistas tiraron por la borda el avance en la lucha contra la impunidad y corrupción en el país.

Aunque después se conoció  que los diputados, de forma unánime con 130 votos, engavetaron los decretos 14-2017 y 15-2017, lo que sucedió resta “credibilidad” al Congreso de la República, y lo que deben hacer es empezar a recuperar “confianza”, dijo Tefel.

"Cuando no existe un estado de Derecho y tampoco garantía de certeza jurídica, no es atractivo para ningún inversionista". Jaime Matus, presidente de Cecoms.

Juan Pablo Carrasco, presidente de la Cámara de Comercio Guatemalteco Americana (AmCham), comentó que en las últimas dos semanas han recibido varias llamadas de empresarios estadounidenses consultando  sobre la crisis política del país, para tomar la decisión de continuar con proyectos que están en camino o bien por confirmar, pero les preocupa, aparte del tema político, la certeza jurídica por las últimas decisiones de las cortes en suspender proyectos de gran envergadura.

“Las inversiones usualmente cuando vienen de Estados Unidos son fuertes y abarcan varios sectores productivos donde buscan establecerse”, manifestó el directivo de AmCham.

Carrasco opinó que hay conflictividad entre los  organismos del Estado, pero a su vez resaltó que se le da tratamiento de manera institucional; es decir, “que no se resuelve el tema por protestas violentas o por incursión del Ejército”.

Según el ejecutivo, Guatemala ha estado estancada en el tema de inversión extranjera directa (IED), y también evidencia  retroceso. Lo atribuye a temas de conflictividad política y  de legislación en materia económica que han estado estancados en el Congreso por más de cinco años.

“Por eso sorprende que pasen este tipo de leyes de urgencia nacional, que parecieran beneficiar a particulares, en lugar de pasar leyes relacionadas con infraestructura, desarrollo económico, seguridad, alimentación y salud”, puntualizó el presidente de AmCham.