Comunitario

Convocan a psicólogos para asistir a niños de Hogar Seguro

El Programa de violencia de género y trauma del Instituto Latinoamericano de las Naciones Unidas para la Prevención del Delito y Tratamiento del Delincuente (ILANUD),  lanzó una convocatoria para reunir a psicólogos que atiendan a los jóvenes del Hogar Seguro Virgen de la Asunción.

Por Rosa María Bolaños

Familias se abrazan ante tragedia. Niños y niñas del Hogar Seguro Virgen de la Asunción sobrevivientes al incendio fueron trasladados a otros centros. (Foto, Prensa Libre: Carlos Hernández)
Familias se abrazan ante tragedia. Niños y niñas del Hogar Seguro Virgen de la Asunción sobrevivientes al incendio fueron trasladados a otros centros. (Foto, Prensa Libre: Carlos Hernández)

El tipo de ayuda que darán es intervención en crisis para evitar que las condiciones se agraven, según informó este medio dia la psicóloga Sonia Recinos, una de las directivas del programa.

La convocatoria en redes sociales, va dirigida a reunir a piscólogos  que han participado en las dos promociones de cursos impartidos en Guatemala ( 2013 y 2015), agregó Recinos.

En cinco años ese ente ha entrenado a diversos profesionales en Guatemala, y ahora lanzó una iniciativa por redes sociales para reunirlos.

La idea es que el lunes próximo se les brinde un taller para que el martes puedan acudir tanto al centro ubicado en San José Pinula, como a otros centros en diferentes partes del país a donde fueron trasladados las niñas y jóvenes del Hogar Seguro.

Recinos explicó que para ese movimiento necesitan recabar fondos, por lo que  hacen un llamado, a los interesados en brindar donaciones. “Su ayuda puede ser desde US$1. La idea es que se tengan fondos para trasladar a los psicólogos y darles albergue el lunes para que puedan asistir al taller, para luego ser trasladados a los centros donde brindar atención” expuso.





Hasta las 11.30 horas de este jueves, comentó ya llevaban inscritos 25 psicólogos y tenían reunidos unos Q30 mil y necesitan llegar a unos Q60 mil, agregó Recinos, quien refirió que ponen a disposición para recibir donativos la cuenta 144-000100-4 a su nombre, en el Banco Industrial.

Otras personas han ofrecido alimentación para el día del taller, y otros albergue, indicó.

El tiempo es corto para poder atender lo antes posible a las niñas y jóvenes, y en esta ocasión se está convocando a profesionales que ya hayan recibido cursos con mencionada entidad porque ya conocen acerca de enfoque de violencia de género y trauma, el breve entrenamiento lo impartirán tres profesionales que viven en el Costa Rica y Nicaragua, y que incluye tanto a Sonia Recinos, que reside en Costa Rica, su hermano Byron Recinos y Karla Olivares de Nicaragua.





Urge apoyo para evitar daños mayores

“Ésta brigada de emergencia quiere ayudar a que estos niños y niñas sean atendidos en este momento de estrés agudo” dijo al comentar que dichas personas en muchos casos se encuentran traumatizados ya que para ellos ese centro pudo haber significado un hogar alternativo y vienen de casos de abandono, abuso y  trata.

“Hoy se sienten perdidas, entonces entre más rápido podamos hacer la intervención de apoyo psicológico vamos a ayudar a que el trauma sea menos” explicó la psicóloga.

De no efectuarse en forma rápida ese apoyo se puede convertir en un trauma mayor, indicó.

Recinos explicó que los síntomas que pueden tener en este momento los niños y niñas son miedo, dolor, disociación (sienten que no están en este mundo), desesperanza, tristeza, y no sentir explicaciones de lo sucedido.





La intervención ya a ayudar a que se puedan combatir los síntomas que ya se están manifestando y evitar que se hagan de largo plazo pero si no se les atiende podrían caer en otra fase más severa, expuso.

Ahora “se tienen unos 10 a 15 días para que se ese trauma, que puedan estar viviendo, se  pueda revertir y que no se convierta en una enfermedad del cerebro o mental. Ellos ya vienen pasando por cuatro o cinco traumas enormes, si logran atenderlos cuanto antes, van a lograr detener la cadena de los traumas” explicó Recinos.

Luego ya se puede trabajar con otros psicólogos ya que el tratamiento podría necesitar unos dos o tres meses, agregó.