Justicia

Arístides Crespo: Por darle trabajo a la gente estoy aquí

Durante su audiencia de primera declaración, el diputado Arístides Crespo, quien fue capturado el pasado 23 de enero señalado de estar involucrado en el caso Plazas Fantasma en el Congreso de la República,  se dirigió al juez de Mayor Riesgo B, Miguel Ángel Gálvez, y le aseguró que solamente “hacía su trabajo”, además de alegar supuestos intereses políticos detrás de su caso.

Por Javier Lainfiesta y Natiana Gándara / Guatemala

Arístides Crespo asistió a la primera audiencia de declaración por estar señalado en el caso de Plazas Fantasma en el Congreso de la República. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)
Arístides Crespo asistió a la primera audiencia de declaración por estar señalado en el caso de Plazas Fantasma en el Congreso de la República. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)

De acuerdo a la imputación del Ministerio Público (MP), Crespo, entre el 2014 y 2015, cuando fungió  como presidente y primer vicepresidente del Legislativo,  respectivamente, autorizó 93 plazas de manera irregular.

El MP señaló que en total concedió ocho puestos laborales bajo el reglón 022 de personal temporal, y los asignó a la presidencia del Congreso que  él dirigía. Estas personas,  de acuerdo a las averiguaciones, laboraban en otras dependencias del Estado o  en empresas privadas, con horarios que eran incompatibles con las exigencias de su contrato en  el Legislativo.

El MP señala que cobraron salarios mensuales de entre Q15 mil y Q20 mil, pese a que nunca se presentaron a trabajar.

Señala persecución

Crespo  le aseguró  al juez Gálvez que es víctima de una persecución política y que su captura había sido motivada para “eliminar a las personas que siempre hemos ganados las elecciones democráticamente”. No obstante, no dio explicaciones sobre su criterio al  momento   de aprobar las contrataciones que señala el MP.

El congresista que se investigara su captura. Aseguró haber sido detenido por personas extranjeras, que se bajaron de una camioneta blanca y llamaron a elementos de la Policía Nacional Civil (PNC) para evitar que se fugara.

Continuó con su declaración y preguntó al juez Gálvez: “¿Imagínese que estuviera aquí el presidente Jimmy Morales explicando lo que hacen los conserjes del Ejecutivo?, pues eso es lo que me está pasando a mí”.

También enfatizó que su trabajo es otorgar empleo a las personas. “Era mi obligación, pero es la de todos los diputados”, aseveró.

Afirmó que él ha impulsado el desarrollo de   Escuintla, distrito por el que ha sido electo en seis legislaturas seguidas.  “Hemos creado muchas fuentes de empleo para la gente de Escuintla y por darle trabajo a la gente es que me tienen aquí —en Tribunales—”, refirió el congresista, que ha pertenecido a los partidos PAN, FRG, PP y ahora al Movimiento Reformador.

Además, Crespo dijo que en su administración la Contraloría General de Cuentas no reportó anomalías.





Aseveró  que “Guatemala vive bajo una dictadura” y señaló que “órganos nacionales e internacionales” no le permiten a los organismos Judicial y  Legislativo trabajar con independencia, y que presionan para que se resuelvan los casos de manera sesgada.

“Estos temas son de índole administrativo, pero mañosamente se trasladan al ámbito penal”, dijo el político (...) por tanto, mi petición es la siguiente, señor juez: que se me declare falta de mérito, porque soy dignatario de la nación, no funcionario ni empleado público y no he cometido ningún delito”, dijo Crespo.

“Que Dios nos dé sabiduría, y que la nación nos juzgue”, concluyó.





Repartición

De acuerdo a los señalamientos de la Fiscalía, Crespo autorizó plazas fantasma o irregulares, pues no cumplían con los requisitos que establece el reglamento interno del Legislativo, para los miembros de la Junta Directiva que presidía en el 2015.

A esto se suman, por lo menos, otras 19 plazas que Crespo autorizó para los miembros de su Junta Directiva, puestos que también fueron otorgados a personas que no podían laborar en el Legislativo, porque se sospecha cumplían con un  horario al mismo tiempo   en otra oficina.

Según la Fiscalía, habría contratado  y asignado al exdiputado del Partido Patriota, Juan David Alfredo Alcázar Solís, 11 plazas; para Jorge Mario Barrios Falla,  exdiputado de la banca Libertad Democrática Renovada (Líder), 11; para el exlíder, Manuel de Jesús Barquín,  11 puestos; asignó a  Aleksander Castillo Roca, exdiputado del PP,  16; para Christian Boussinot, exdiputado de Todos, seis; para Ana Regina Guzmán Sánchez, exdiputada de PP, ocho puestos; para Alfredo Rabbé Tejada, exdiputado de Líder, 10;  Pedro Gálvez Hernández, excongresista del PRI,  ocho; y para el  exdiputado de la UNE, Julio López Villatoro, seis.

Además,   Crespo es señalado de contratar a otras 66 personas que fueron asignadas como asistentes de legisladores, y a otros departamentos del Congreso de la República. Los  trabajadores  no cumplían con los requisitos del puesto, los cuales están  regulados por el Reglamento Interno del Legislativo, y  no contaban con respaldo o justificación para ser empleadas en el Congreso.

Por esta razón, el MP señala al diputado los delitos de peculado por sustracción, nombramientos ilegales y abuso de autoridad. La audiencia continúa hoy.