Justicia

Roxana Baldetti: "Todo esto vale la pena"

Roxana Baldetti de nuevo insistió en su inocencia y señaló a Rina Sanchinelli de haber dirigido directamente el contrato de Q137.8 millones para el saneamiento del Lago de Amatitlán, al tiempo de asegurar que hicieron mal uso de su nombre.

Por Glenda Sánchez

Roxana Baldetti en el Juzgado de Villa Nueva. (Foto Prensa Libre: Álvaro Interiano)
Roxana Baldetti en el Juzgado de Villa Nueva. (Foto Prensa Libre: Álvaro Interiano)

Baldetti llegó al Juzgado de Villa Nueva este jueves y antes de ingresar a la judicatura de nuevo aseguró que es inocente de los cargos que le señala el Ministerio Público, además de insistir que desde la Vicepresidencia solo ayudó a la gente.

"Yo tengo seis meses de estar en Santa Teresa y todo esto vale la pena porque ayude a miles de gentes que pudieron morir de hambre, porque trabajé con mucha fuerza y corazón para miles de guatemaltecos, y si este es el pago que me corresponde no me arrepiento", dijo la exfuncionaria.

La exfuncionaria aseguró que su nombre fue mal utilizado, sin su consentimiento, algo que paso muchas veces en el Gobierno.





Baldetti también dijo que nunca estuvo directamente involucrada en el proyecto de saneamiento del Lago de Amatitlán porque tenía a su cargo 23 gabinetes, en cambio fue Rina Sanchinelli quien dirigió todo el proyecto. 

"Tengo una carta donde él -el Presidente- da el visto bueno, yo lo que hago es cumplir una orden... delegue a Rina Sanchinelli para que se hiciera cargo, para que ella estuviera en contacto con las personas para cumplir una orden", aseguró la exfuncionaria.





Sanchinelli fue representante de Baldetti en la Vicepresidencia. Una mujer muy cercana a la ex vicemandataria que también coordinó el Viceministerio de Finanzas en 2014.

¿Quién es Rina Sanchinelli?

El Ministerio Público ya ha mencionado a Sanchinelli durante la investigación del caso Lago de Amatitlán; ella habría tenido algún tipo de control sobre Sandra García España, sindicada en el caso, exdirectora financiera de la Autoridad para el Manejo Sustentable del Lago de Amatitlán (Amsa), y quien tenía comunicación con Mario Baldetti.

Las pruebas del MP sugieren que Sanchinelli tomaba decisiones financieras en Amsa, supuestamente con el consentimiento de Baldetti.

Su carrera política la comenzó en el 2003 en las filas del Partido de Avanzada Nacional (PAN); era a fin a Óscar Berger y luego lo traicionó para apoyar a Leonel López Rodas. Fue candidata a diputada por dicho partido pero no obtuvo la curul.

En el 2004 una investigación de Prensa Libre determinó que la Contraloría General de Cuentas, a cargo de Óscar Dubón Palma, financió la campaña presidencial de la Unidad Nacional de la Esperanza y el PAN a través de la Asociación Civil Amigos en Acción, financiando así las fallidas aspiraciones políticas de Sanchinelli.

Fue asesora de la primera vicepresidencia del Congreso e integrante del Comité Ejecutivo del PAN, devengando un sueldo de Q25 mil. También fue asesora de Mario Taracena en el 2008. Al asumir el gobierno Patriota, Sanchinelli se fue a trabajar con Roxana Baldetti en la Vicepresidencia