Justicia

MP frena libertad de Blanca Stalling

Cámara de Amparos y Antejuicios de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) amparó de manera provisional al Ministerio Público (MP), para que la magistrada Blanca Stalling no quede en libertad.

Por Jerson Ramos

La magistrada de la Corte Suprema de Justicia, Blanda Stalling, no podrá salir de prisión porque el Ministerio Público fue amparado por la Cámara de Amparos y Antejuicios. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
La magistrada de la Corte Suprema de Justicia, Blanda Stalling, no podrá salir de prisión porque el Ministerio Público fue amparado por la Cámara de Amparos y Antejuicios. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

La orden para que la magistrada de la CSJ, Blanca Stalling, quede en libertad fue suspendida por un amparo que la Cámara de Amparos y Antejuicios de la CSJ otorgó a la Fiscalía.

Por medio de su página de internet, el MP informó que la resolución de la Sala Tercera de Apelaciones del ramo Penal, del 31 de marzo pasado, no podrá surtir efecto por la decisión de cuatro magistrados de la CSJ, quienes decidieron otorgar el amparo de manera provisional.

El fallo de la Sala ordenaba al Juzgado Séptimo Penal hacer oficial la salida de Stalling de la cárcel ubicada en la Brigada Militar Mariscal Zavala, zona 17, quien permanecería en arresto domiciliario por el pago de una fianza de Q300 mil.

El órgano investigador impugnó la resolución por considerar que existe la posibilidad de que la magistrada se aproveche de su función en la CSJ, para perjudicar el proceso que se sigue en su contra por tráfico de influencias en el caso de corrupción IGSS-Pisa.

Ejecuta orden

El pasado 25 de abril, la jueza suplente Teresa Ampérez, asignada temporalmente para dirigir el Juzgado Séptimo, ejecutó la orden de la Sala Tercera y dejó en libertad a Stalling, después de corroborar que había cumplido con la fianza.

En la resolución de Ampérez se ordenaba al Sistema Penitenciario dejar a Stalling en libertad de manera inmediata, a menos que en su contra existiera otro proceso penal.

El 8 de febrero último, cuando la Policía Nacional Civil efectuó la captura de la magistrada, la funcionaria utilizó un arma de fuego para evitar la aprehensión y la apuntó en contra de los agentes que participaban en el operativo.

Por ese hecho, el MP la señala por resistencia al arresto, cargos por los cuales todavía está pendiente de resolver su situación jurídica.

Stalling se negaba a que el juez Adrián Rodríguez la escuchara por ese nuevo hecho, por lo que accionó en su contra para separarlo del caso, con lo cual ella misma entorpeció el desarrollo de ese proceso.

Origen

Stalling fue denunciada por el juez Carlos Ruiz, quien conocía el juicio por el caso IGSS-Pisa, en el cual varias personas, entre empleados del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), son acusadas por interferir en el proceso de contratación de una empresa que atendiera a los enfermos renales de la entidad.

La empresa contratada fue la Droguería Pisa, que habría pagado un soborno trabajadores del IGSS.

Entre los procesados se encuentra Otto Fernando Molina Stalling, hijo de la magistrada, y ella habría buscado que Ruiz interviniera en su favor, ante las otras juezas que conocían el juicio, para que se le otorgara la libertad.