Justicia

Miocardiopatía acetal asimétrica, la enfermedad de Otto Pérez Molina

Aduciendo una probable muerte súbita, Otto Pérez Molina esperaba que el juez Miguel Ángel Gálvez le otorgara arresto domiciliario, pero no tuvo éxito.

Por Andrea Orozco

Otto Pérez Molina, expresidente guatemalteco, durante la audiencia a puerta cerrada donde se definiría si le otorgarían o no el arresto domicialiario. (Foto Prensa Libre: Paulo Raquec).
Otto Pérez Molina, expresidente guatemalteco, durante la audiencia a puerta cerrada donde se definiría si le otorgarían o no el arresto domicialiario. (Foto Prensa Libre: Paulo Raquec).

Según Pérez Molina, padece una miocardiopatía acetal asimétrica, enfermedad del corazón que puede provocar la muerte instantánea, por lo que se le colocó un desfibrilador, un aparato que envía un impulso eléctrico cuando detecta una arritmia.

La enfermedad, sin embargo, se trata de un padecimiento congénito que debió presentar síntomas desde la adolescencia, asegura el cardiólogo Belter de León.

El médico dijo que este padecimiento se diagnostica a través de un ecocardiograma y se trata de una enfermedad que puede alterar el ritmo cardiaco y producir una obstrucción del lado izquierdo, pero que no es algo que se trate como una emergencia.

Sobre la muerte súbita, el especialista refirió que hay personas que pueden sufrirla, pero en la mayoría de casos la enfermedad se diagnostica antes y se puede tratar.

“A la edad que tiene –el exmandatario- es más propenso a un infarto que a una enfermedad rara”, explicó De León.

Lea también: Otto Pérez Molina pide salir de prisión por razones humanitarias

Pérez Molina presentó exámenes médicos que revelan que se le instaló un desfibrilador, debido al riesgo que dice tener. El cardiólogo agrego que este aparato no solo se utiliza para esta enfermedad.

El jefe de la Fiscalía especial contra la Impunidad en Guatemala, Juan Francisco Sandoval, explicó al finalizar la audiencia que aunque el juez negó el arresto domiciliario, hizo un llamado para que Pérez Molina tenga acceso a tratamiento y medicamentos que recomiende el cardiólogo tratante.

Lea también: Roxana Baldetti se interna en un hospital privado

Además, pidió a los abogados defensores que se efectúen las gestiones necesarias para que el exfuncionario acuda a una cita médica para su tratamiento, el cual puede ser cada tres meses.

El exmandatario es sindicado en los casos de corrupción conocidos como La Línea, Cooptación del Estado y la Coperacha y la semana pasada quedó fuera, junto a la ex vicepresidenta Roxana Baldetti, del caso TCQ, pues el juez dijo que ya se les señala de los mismos delitos en otro de los procesos.

Otras notas de interés:

>Dionisio Gutiérrez: Está claro el lado correcto de la historia para que Guatemala avance

>Pobladores conocen poco sobre la consulta popular

>Morales habla sobre la apertura de la embajada de Guatemala en Jerusalén y agradece a Trump