Justicia

Tribunal excluye de juicio a cuñado de Barreda por desaparición de Siekavizza

El Tribunal de Mayor Riesgo B, excluyó a Joaquín Flores, cuñado del principal sospechoso por la desaparición de Cristina Siekavizza, del juicio por el referido hecho debido a que aún está pendiente de ser resuelto por la Corte de Constitucionalidad un recurso de ampliación y aclaración.

Por Byron Vásquez y Jerson Ramos

Joaquin Flores, fue excluido por el Tribunal de Mayor Riesgo B, del juicio por la desaparición de Cristina Siekavizza.  (Foto Prensa Libre: Erick Avila).
Joaquin Flores, fue excluido por el Tribunal de Mayor Riesgo B, del juicio por la desaparición de Cristina Siekavizza. (Foto Prensa Libre: Erick Avila).

El Ministerio Público señala a Flores de encubrimiento propio, al haber participado supuestamente en ayudar a escapar a Barreda de León junto a sus hijos.

Llamada lo involucra

El ente investigador cuenta con cinco llamadas telefónicas entre Roberto Eduardo Barreda de León, su madre, su primo y su cuñado en donde se evidencian que el principal sospechoso por la desaparición de Siekavizza buscó contactar a autoridades de Gobernación y de la Procuraduría General de la Nación (PGN) 10 días antes de su fuga, después de la desaparición de su esposa. Aunque fueron presentadas como medio de investigación en la audiencia para imputarle nuevos delitos a Beatriz Ofelia de León, en marzo de 2014, esas conversaciones no fueron aceptadas por la jueza Carol Patricia Flores.

En la primera comunicación, del 25 de julio del 2011, Barreda conversó con su madre acerca de la intervención de “Eliú” en su caso.

De León reconoció en aquella audiencia que hacían alusión a Eliú Higueros, el exmagistrado de la Corte Suprema de Justicia, y se refirió a él como su “asesor” y “amigo”.

En la segunda plática entre madre e hijo, tres días después, ella le dijo: “Hablé con el de Gobernación” y fijaron una cita.

El 30 de julio, tres días antes de desaparecer, Barreda le pidió a su madre que llevara a los niños a la casa porque harían una sesión de fotos, que posteriormente fueron publicadas en un reportaje.

Al día siguiente, Barreda habló con Joaquín Flores, su cuñado, quien trabaja en la Superintendencia de Bancos, y le habló de la emisión de la alerta Alba Keneth. “En esa conversación él le pide que le eche una mano”, refirió el fiscal del caso, Héctor Canastuj.

En el momento de esa comunicación, Barreda viajaba en el carro con sus padres y sus hijos, y se dirigía a la zona 13, a la PGN, cuando hizo otra llamada, esta vez a Alejandro Barreda García, su primo.

Le anticipó la entrevista de sus hijos en la PGN y que habló con Flores.

“Lo que quiero es sacarlos de aquí, vos”, le confió a Barreda García. “¿Tus papás conocen a alguien en la PGN?”, le inquirió su interlocutor. “Ahorita están empezando a moverse”, respondió Barreda.

“Dejame averiguar algún contacto”, le indicó su primo.

Los despliegues telefónicos de Barreda García revelan el número de otro abogado, que se presume pudo haber sido uno de los enlaces para levantar la alerta Alba Keneth y que Barreda saliera del país dos días después.

Sin embargo, la llamada no fue interceptada, por eso Barreda García no fue ligado al proceso.

El próximo lunes empieza el juicio contra Rolando Zelada y Javier Mendizabal por la desaparición de Siekavizza.