Política

“La ingobernabilidad es favorable a Otto Pérez”

La permanencia de Otto Pérez en la Presidencia solo se podría explicar como una oportunidad de borrar evidencia que lo pueda incriminar en otros ilícitos, no necesariamente La Línea, según la opinión de dos expertos politólogos en el Diálogo Libre.

Por José Patzán y Manuel Hernández

Si las protestas se tornan violentas, el único beneficiado será Otto Pérez Molina, pues, según lo establecen entes internacionales, se le aplicarían medidas de protección y podría salir del país, aseguran los analistas Karla Flores y Fernando Mack, quien considera que el mandatario está borrando evidencia.

¿Qué se prevé tomando en cuenta que es una semana de cierre de campaña?

Mack: Se prevé que el tema del antejuicio sea el que domine la semana entrante. El de las elecciones ha pasado a un segundo plano; nunca obtuvieron la atención de la ciudadanía como en otros años.

¿Cómo ven las manifestaciones y el antejuicio?

Flores: Nosotros seguimos llamando a manifestar, estamos conscientes de que tiene que seguir. En el Congreso ya se conformó la Comisión Pesquisidora y esperamos que lo resuelvan rápido.

Algunos piensan que las manifestaciones se pueden salir de control. ¿Qué creen ustedes?

Flores: Eso es lo que muchos grupos quieren hacerle creer a la población; los que fuimos a manifestar creo que hemos tenido un ambiente de querer cambios.

Mack: Si esto se sale de control no va a ser por los manifestantes, sino por otros actores que en este momento están tratando de generar ese clima de ingobernabilidad que es muy favorable a Otto Pérez Molina.

¿Por qué sería de beneficio para el presidente?

Mack: En ese sentido la carta democrática de la OEA —Organización de Estados Americanos— prevé que cuando hay amenazas a la institucionalidad, y en este caso lo habría, se le aplican las medidas de protección y el presidente puede salir a cualquier país de América, y en ese sentido la violencia a quien beneficia es a Otto Pérez Molina.

Flores: Las manifestaciones tienen que ser pacíficas, no tenemos que dejarnos influenciar por movimientos externos, están tratando que él —presidente— tenga una salida más fácil.

¿Si renuncia el presidente bajaría el clamor social?

Mack: No, porque lo del presidente es solo uno de los temas, también se están pidiendo reformas a la Ley Electoral, lo que pasa es que ahorita se les olvidó un poco.

¿Por qué el presidente se aferra al cargo?

Mack: Lo que lo mantiene en el cargo son sus intereses para borrar las huellas de su paso por la Presidencia, pensando que el involucramiento en —red— La Línea no es el único, se piensa que la Presidencia también quiere seguir protegiendo a la ex vicepresidenta.

¿Cómo se estaría protegiendo a la ex vicepresidenta?

Mack: A ella la siguen tratando como que fuera la vicepresidenta, porque la Policía no está para cuidar a exfuncionarios, está para cuidar ciudadanos. Esa excesiva protección es seguro una directriz del Ejecutivo.

Flores: Sí, lo vimos en el momento en que llega a tribunales en la madrugada y sin grilletes, no como otros detenidos; eso inquieta porque se le sigue tratando igual.

¿Hay indicios de voluntad en el Congreso para retirarle la inmunidad?

Mack: Este Congreso ha demostrado que tiene estrategia para entrampar la agenda, pero hay una esperanza porque Manuel Baldizón ya salió diciendo que está interesado en quitarle el antejuicio.

Flores: Ellos deben entender que la población quiere que esto se conozca, los diputados son los responsables de que esto camine.

¿Con la dimisión de funcionarios se estarán desatendiendo las instituciones públicas?

Mack: Sí hay posibilidad de que eso pase, por ejemplo, en el Hospital San Juan de Dios no hay alimentos y eso es una falla tremenda y demuestra los niveles de ingobernabilidad.