Justicia

MP sospecha de toxicidad en Amatitlán

Los niveles de toxicidad en el Lago de Amatitlán podrían haber aumentado después de que fue vertida una sustancia química para supuestamente descontaminarlo.

Por Hugo Alvarado

El 23 de marzo último, Roxana Baldetti, entonces vicepresidenta de la República, recorrió en lancha el Lago de Amatitlán, para verificar el supuesto proceso de limpieza. “El agua no tiene mal olor”, expresó luego de haber tomado agua con una mano. El procedimiento, que tendría un costo de Q137 millones, fue defendido vehementemente por Baldetti, por la entonces ministra de Ambiente, Mishell Martínez, y por el secretario del Agua de la Vicepresidencia, Pablo González. Se conformó una comisión para evaluar formas de limpiar el Lago de Amatitlán, pero esta no logró consensos.
El 23 de marzo último, Roxana Baldetti, entonces vicepresidenta de la República, recorrió en lancha el Lago de Amatitlán, para verificar el supuesto proceso de limpieza. “El agua no tiene mal olor”, expresó luego de haber tomado agua con una mano. El procedimiento, que tendría un costo de Q137 millones, fue defendido vehementemente por Baldetti, por la entonces ministra de Ambiente, Mishell Martínez, y por el secretario del Agua de la Vicepresidencia, Pablo González. Se conformó una comisión para evaluar formas de limpiar el Lago de Amatitlán, pero esta no logró consensos.

La Fiscalía del Medio Ambiente del Ministerio Público (MP) indaga sobre la situación en el Lago de Amatitlán, con el objetivo de deducir responsabilidades.

El ente investigador solicitó un informe a la Autoridad para el Manejo Sustentable de la Cuenca y del Lago de Amatitlán (Amsa), para verificar la cantidad de PH (acidez) posterior al vertido de la fórmula.

Lo que busca la Fiscalía es determinar el grado de acidez del producto y los niveles de contaminación que pudo haber causado, por lo que ya se analiza una muestra del agua.

Investigadores del MP refirieron que el factor químico PH se puede medir de uno a 14, y a menor número, más dañina es el agua, tanto para los seres humanos como para los animales que puedan habitar en esa cuenca.

En caso de que el nivel de acidez se encuentre entre siete y ocho, no causaría complicaciones serias. Sin embargo, sospechan que este grado de acidez podría estar entre uno y dos, lo que sería irreversible, tanto para la vida acuática del lugar como para las personas que utilizan el agua del Lago.

Empresa cuestionada

  • En enero de 2013, el Ministerio de Salud Israelí sugirió a la población de ese país no utilizar productos fabricados por Hanan Elraz, por considerarlos tóxicos.
  • En defensa de la empresa israelí, el Ejecutivo afirmó que se le atribuyen otros inventos basados en extractos de plantas y defender así el contrato millonario.
  • 93 mil litros de ese descontaminante fueron adquiridos a un costo de Q137.2 millones.

Contaminación

En caso de que los índices de contaminación sean altos, pueden producir enfermedades en la piel para los humanos, y en lo que respecta a los animales, podrían morir al beber el agua.

En las instalaciones de Amsa hay una bodega donde se guardó el producto, por lo que los investigadores revisarán en la etiqueta de la sustancia química que sería utilizada para verter en el agua, para su supuesta limpieza, la cantidad de PH que contiene.

Además, evaluarán si reunía las calidades óptimas para su resguardo.

Al recibir el informe se procederá a determinar quién o quiénes serían los responsabilidades del uso de la fórmula.

Agua con sal

Un informe entregado por el Ministerio de Salud a la Fiscalía reveló que la fórmula para limpiar el Lago de Amatitlán era agua con sal, entre 97 y 98 por ciento.

Los fiscales determinaron que el contrato que firmó Amsa con la empresa M. Tarcic Engineering Ltd., de origen israelí, es una estafa para el Estado.

Según los investigadores, la responsabilidad sería del entonces director de la entidad, Edwin Francisco Ramos Soberanis, quien renunció, y de la empresa israelí.

Se tomaron varias muestras de cuatro elementos separados que podrían componer la fórmula; dos de ellos eran sal y los otros no contenían nada.

PGN acciona

Delegados de la Procuraduría General de la Nación (PGN) interpusieron una denuncia en el MP, para recuperar Q22.8 millones que se le pagaron a la empresa israelí que fue contratada para limpiar el Lago de Amatitlán.

Según la PGN, la denuncia es la primera medida para recuperar el dinero, pero si la firma se resiste a entregarlo, se tomarán otras acciones legales para deducir responsabilidades en la estafa por la supuesta descontaminación del Lago.